3 comidas saludables que en realidad no lo son

comidas saludables que en realidad no lo son

Gran parte del desarrollo de un estilo de vida saludable es aprender a distinguir las comidas legítimamente saludables de los impostores ricos en azúcares y sodio. Las compañías intentan etiquetar sus productos como saludables, pero al mirar detenidamente la información nutricional verás que no siempre es así.

Comidas “saludables” que en realidad no lo son

Licuados comprados en tiendas

Aunque las compañías quieran convencerte de otra cosa, beber la mayoría de los licuados de venta comercial no es equivalente a comer una fruta fresca. Los ingredientes adicionales, como la leche, la mantequilla de maní y el helado aportan azúcares y calorías innecesarias. Si tienes antojo de licuado, elige uno de tamaño pequeño solamente de frutas o, incluso mejor, prepara tu propio licuado en casa.

Barras protéicas

Estas barras pueden ser ricas en proteínas y otros nutrientes, pero también están llenas de azúcares y calorías. Si comparas la información nutricional entre algunas barras proteicas y una barra de caramelo con nueces encontrarás que las cantidades de proteínas, azúcares y calorías son similares. Evita las barras con nombres similares a postres, especialmente si son bajos en proteínas.

Sopa enlatada

Las sopas enlatadas pueden parecer una buena idea, dado que existen tantas opciones bajas en calorías y en grasas; pero muchas de ellas, incluso aquellas con sodio reducido, contienen al menos 1000mg de sodio por lata, casi la mitad del valor diario recomendado. Consúmelas con moderación, pero evítalas si sufres de alta presión sanguínea.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta