10 razones por las cuales no bajas de peso

razones por las cuales no bajas de peso

Quieres saber cuales son las razones por las cuales no bajas de peso ?

No vas a creer cuales son las cosas que te mantienen alejado de tu objetivo.

Así que pon atención.

En la vida existen momentos que nos dan una señal. No hablamos de nada espiritual, sino que comienzan a suceder situaciones que nos indican que debemos dar un cambio o al menos seguir otro camino. Podemos dejar solo dos ejemplos, cuando el pantalón favorito ya no nos cierra o las franelas no nos quedan de la misma manera.

¿Cuál es la señal?.

Fácil.

Estamos subiendo de peso de forma acelerada, eso es lo que observamos en el espejo, por lo que debemos hacer una dieta, alimentarnos de una forma balanceada o realizar actividad física, en caso que sea nuestra vida sedentaria la que nos este llevando a subir tallas.

Aquí es cuando decides buscar varias formas para bajar esos kilos, una de ellas es acudir regularmente a un gimnasio, para quemar esas calorías. Puede ser que hagas ejercicio todos los días, además de seguir una dieta “al pie” de la letra”, pero a pesar de eso, no logres conseguir resultados positivos.

¿Por qué?

Algún error estamos cometiendo y debemos buscar la raíz del problema, ya que de lo contrario estaríamos perdiendo el tiempo.

Incluso es posible que también estés acudiendo a un nutricionista, dejes los refrescos, cambiar nuestra rutina y aún no bajar de peso. Es claro que podemos frustrarnos y abandonar todo nuestro esfuerzo, pero es momento de conocer las razones por las que no logras bajar esos kilos que te molestan.

Existen errores muy comunes, otros no tanto, pero hay que conocerlos para revertir esta situación.

La causa del problema puede estar en algunos hábitos poco saludables, a lo que no le damos importancia, aunque también puede ser la genética o las hormonas las culpables. Antes de resignarnos o deprimirnos, llegó la hora de saber que podemos hacer para lograr resultados

Cansado de escuchar frases como “En vez de perder peso, lo que haces es perder tiempo en el gimnasio” o “Tanta dieta que haces y siempre estas igual”.

Pues esto es para ti.

 

Las razones por las cuales no estás perdiendo peso

 

1. Dormir poco tiempo

Varios estudios han confirmado que dormir menos de seis horas al día, puede incrementar los niveles de la hormona Ghrelin, que estimula el apetito.

Así que el aumento de peso, está relacionado directamente con las horas de sueño, por lo que cometemos un error si pensamos que solo con el gimnasio o la alimentación balanceada, podremos conseguir resultados, incluso a veces quitamos horas de sueño, para ejercitarnos, pero debemos entender la importancia del descanso después de un largo día, porque luego no podremos controlar nuestro organismo.

 

2. Mala elección en las comidas

No hay dudas que las comidas altas en grasas – debemos tener cuidado con las grasas trans – y poco saludables nos hacen aumentar de peso, pero incluso, podemos cometer el error de ingerir demasiada comida saludable. Antes de que pienses que se trata de un error en el post, pues algunos alimentos saludables tienen muchas calorías, como el chocolate amargo, aguacate o nueces, así que debemos estar muy pendientes de lo que agregamos a nuestra dieta diaria.

 

3. Porciones grandes

Uno de los errores más comunes es pensar que por ser comida ligera, podemos comer cualquier cantidad y no es así, porque eso implica un exceso de calorías, lo importante es ingerir porciones pequeñas siempre.

 

4. Sobrestimar las calorías

Muchos creen que solo con el ejercicio podemos reducir nuestros kilos, pero si no cambiamos nuestros hábitos alimenticios, estaremos comiendo más calorías de las que podemos gastar, así que debemos buscar el equilibrio.

 

5. Bebidas azucaradas

Si consumimos bebidas azucaradas, incrementamos las calorías en el organismo. Un refresco de cola contiene 240 calorías y un café machiato tiene 230, por lo que es mejor reemplazar las bebidas azucaradas o refrescos por té o infusiones, agua natural, o café sin azúcar.

 

6. Saltarte comidas

Si cometes el error de excluir alguna comida, saltándote el desayuno o el almuerzo por falta de tiempo, lo que haces es ralentizar tu metabolismo, por lo que se vuelve más complicado quemar calorías. 

Para conseguir resultados, se deben hacer las tres comidas, e incluso agregar dos meriendas, dando un total de cinco.

 

7. Comer parado

Estas apurado para salir al trabajo o para realizar alguna diligencia. Tienes poco tiempo para comer.

¿Qué haces?.

Te detienes y agarras algo rápido de la nevera y lo comes sin sentarte.

Error.

Con esa mala costumbre, podemos estar ingiriendo alimentos poco saludables y no llevando el control de las porciones, así que lo idea es que le demos el tiempo a cada comida.

 

8. Agua

No estas tomando agua, o al menos no lo suficiente.

Aunque parezca increíble, esa es una de las razones, por las que no quemamos la grasa que nos molesta. El agua permite que tu organismo elimine toxinas y todo aquellos que no necesita. Si te bebes un vaso de agua 20 minutos antes de una de tus comidas principales, verás como la comida te saciará más rápido y con menos porciones.

 

9. Solo cardio

Muchos acuden al gimnasio y solo realizan unos pocos minutos de cardio, sudar algo e irse otra vez, algo muy normal en las mujeres.

Si todavía no te has enterado, la mejor parte del entrenamiento son las pesas, e incluso, puedes llegar a quemar más grasas con un entrenamiento de pesas que con 20 minutos de cardio.  Otro punto a favor es que levantar pesas te ayuda a fortalecer y tonificar los músculos, porque con solo ejercicio cardiovascular, quedarán flácidos.

 

10. Tu pareja

Es mucho más fácil emprender un estilo de vida saludable si es algo que hacen los dos, porque si uno sigue con los malos hábitos, es muy fácil volver a caer. Eso es lógico, no es posible reducir kilos, si tu pareja vive pidiendo pizzas o comiendo dulces al frente tuyo.

Demasiada tentación.

Anima a tu pareja a que cambie su estilo de vida y mejoren la salud de ambos. Será mucho más fácil mantener las tentaciones fuera de tu casa y de tu vida.

 

También tenemos otras razones como la problemática tiroides, porque muchas personas se dan cuentas de los problemas con esta glándula cuando no pueden bajar de peso o disminuyen kilos sin razón aparente. Si tienes sospechas, lo mejor es acudir a un chequeo.

Igualmente tenemos el síndrome metabólico, que incide en la capacidad del cuerpo de manejar los niveles de azúcar en la sangre.

Finalmente el consumo de pastillas anticonceptivas o alguna terapia hormonal sustitutiva también puede ser una razón, por la que no logramos bajar de peso, por lo que es importante no descuidarnos.

Ya contamos con varias razones que podrían estar acabando con tus planes de bajar de peso.

Debes evaluar y determinar cuál puede ser el problema.

No es el momento de desanimarnos, analizando las causas, podemos evitar errores y conseguir resultados.

¡Vamos!


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta