Aleja el cansancio y sus efectos

combate el cansancio y sus efectos

Aleja el cansancio y sus efectos

Seguramente has tenido días en los que tu cuerpo no produce las energías necesarias para tener una rutina productiva. Y es que a veces el cansancio afecta tanto que hasta pararse de la cama pareciera imposible.

El cansancio o agotamiento no es sólo físico, es también mental y puede convertirse en un mal diario si no lo combates porque con el vienen la rabia, el estrés y la irritación emotiva.

El físico impide que las energías se activen y que las actividades diarias parezcan imposibles de hacer, además puede generar dolores de espalda, debilidad corporal y falta de fuerza en los músculos. Mientras que el cansancio mental agota la concentración provocando depresión, somnolencia y falta de visión.

Aumenta tus energías

La mala alimentación es una causa del agotamiento, cuando no comemos bien no le estamos dando al cuerpo los nutrientes, fibras, vitaminas y demás compuestos que necesita para funcionar, por ende, la mente se agotará también.

Dormir bien es el primer tip que debes tener en cuenta, al menos 8 horas de sueño se necesitan para que el cuerpo se recupere, y si al levantarte pareciera que no has dormido nada, no creas que debes dormir más, lo que debes es alimentarte bien.

Al despertar prepárate un batido con cucharadas de avena y leche de avena, también puedes agregarle un poco miel, sirve para darle sabor y subir un poco el azúcar que ayudará al cuerpo a espabilarse.

Durante el día, cuando el cansancio aparece luego de horas de trabajo, toma un break siempre que lo necesites, este debe durar al menos 10 minutos, siéntate y recuesta bien la espalda, cierra bien los ojos unos segundos para que se hidraten y vuelve a abrirlos.

Al mediodía es siempre recomendable comer cualquier tipo de carne porque estas contienen triptófano, sustancia que activa la serotonina y produce energías evitando la depresión. Aunque estés a dieta, no importa como prepares la carne roja, el pollo o el pescado, lo importante es que lo consumas, de lo contrario, podrías fatigarte más rápido.

Durante las meriendas o esos ratos donde ataca el hambre y sientas cansancio, come un poco de nueces porque su aporte calórico es una fuente energética.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta