Aliméntate de acuerdo al Feng Shui

Aliméntate de acuerdo al Feng Shui

El Feng Shui está basado en la metafísica china y es la ciencia del flujo de la energía. De seguro te estarás preguntando para qué sirve saber esto o cómo puede interesar esta antigua disciplina que tanto siguen millones de personas en el mundo para mantener su Chi estable.

Los seres humanos estamos cargados de energías y de esas energías se llenan nuestras casas, dormitorios, ambiente y nosotros mismos mental y físicamente. Por eso muchas personas decoran sus espacios de acuerdo a estos rituales que están guiados por el viento y el agua, que es lo que significa Feng Shui.

Pues bueno, esta ciencia no sólo consiste en decorar un cuarto y poner las cosas de tal manera para que todo sea bello y lleno de paz, sino que a través del Feng Shui el cuerpo y la salud pueden mejorarse y encontrar paz.

Cuerpo y mente

De acuerdo al Feng Shui el cuerpo está compuesto por estos 5 elementos: madera, fuego, tierra, metal y agua. Cada uno de ellos está conectado a los órganos del cuerpo, emociones, gustos, direcciones y sentimientos.

Entonces aquí entran en juego los alimentos, por ejemplo en la parte que está conectada a los gustos y como éstos afectan o mejoran nuestro organismo.

Según la tabla del Feng Shui, el gusto agrio está ligado al sistema del hígado y de la vesícula y reduce el enojo. Así que si te alimentas con comida o sabores agrios causarás efectos en la vesícula y controlarás el enojo.

En cuanto a los sabores dulces, estos están ligados a la esperanza y la alegría. Y ciertamente científicos han comprobado que el dulce aumenta la felicidad. Según el Feng Shui esto sucede porque son alimentos que van al centro: estómago y páncreas.

Entonces si quieres hacer una dieta equilibrada de acuerdo al Feng Shui debes comer alimentos agrios, dulces, picantes (pulmones, intestino gruesos), salados (riñones y vejiga) y amargos (corazón e intestino delgado) para proveer de lo necesario a los órganos y emociones.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta