Propiedades y beneficios de la chia

propiedades y beneficios de la chia

Para los mayas, la palabra chía significa fuerza. Precisamente ese es uno de los beneficios de la chía, que cuentan con muchos nutrientes, que podemos utilizar para mejorar nuestra calidad de vida.

La chía es una planta que crece cada año hasta alcanzar una altura de aproximadamente 90 cm y pertenece a la misma familia de la menta, pero lo importante es su semilla, que tiene muchas propiedades, que la hacen un elemento clave para nuestra dieta diaria.

Actualmente la chía se cultiva en la región sur de México, así como algunas regiones de Guatemala y de Sudamérica. El nombre científico es salvia hispánica, y durante miles de años, fue el alimento básico de los mayas y aztecas, quienes incluso la usaban como reemplazo de alimentos, por todos los beneficios que notaban en su salud.

Una de las principales características de estas semillas de chía es el aceite que tiene en su interior, también conocido “jugo de semillas de chía”, que nos pueden traer beneficios por sus propiedades sanadoras. Justamente de allí viene su nombre, porque Chía se deriva del vocablo azteca “chian”, que significa aceitoso.

En los últimos tiempos, la chía también agarró la fama por ayudar a bajar de peso, pero no solo se reduce a eso, porque son una fuente valiosa de fibra, proteínas, altos niveles de ácidos grasos, vitaminas, omega 6, omega 3 y minerales esenciales, que nos proporcionan muchos beneficios.

Entre las grandes propiedades de la chía, que debemos aprovechar, se encuentran las siguientes:

–           Nos brinda mucha resistencia y energía. Por esa razón los guerreros mayas la consumían antes de cada batalla.

–          La cantidad de calcio que contienen es cinco veces mayor de la que se encuentra en la leche.

–          Dos cucharadas de semillas de chía, tienen 30% más antioxidantes que los arándonos.

–          Solo tienen la suma de 137 calorías.

–          Tiene dos veces más potasio que el plátano.

–          Tres veces más hierro que las espinacas.

–          Es una de las semillas con mayor concentración de omega 3

–         Cuenta con una alta cantidad de fibra. 100% más que cualquier cereal en hojas. Dos veces más la cantidad de fibra de la avena.

–          Tiene una buena dosis de fósforo y poco sodio.

–         Posee proteínas que se absorben con facilidad, por lo que es ideal para niños y adolescentes.

–          Dos veces más la cantidad de proteínas que cualquier verdura.

–          No tiene colesterol o grasas trans.

–          Cuatro gramos de proteínas.

–          Contiene una gran cantidad de vitaminas como B1, B2, B3, así como fosforo, magnesio, zinc y cobre.

 

Beneficios de la Chía

Luego de conocer, todas las propiedades de las semillas de chía, ahora hablaremos de los beneficios que la han convertido en referencia en todo el mundo.

 

Bajar de peso

Las semillas de chía para adelgazar se ha hecho bastante famosa los últimos años sobre todo impulsada por celebridades fitness como sascha barboza. Estás semillas pueden ayudarnos a bajar esos kilos de más, que nos vienen amargando la vida. ¿La razón? Pues aumentan el volumen de los alimentos que consumimos, con lo que podemos quedar saciados durante mucho más tiempo con menos cantidad de comida, algo clave para la dietas.

Se trata de unas grandes aliadas para bajar de peso, ya que las propias semillas de chia se expanden en el estómago, aumentando su peso diez veces más, cuando tienen contacto con el agua, formando una capa hipocalórica, que nos genera la sensación de saciedad.

Además, tienen una importante cantidad de fibra, que controla el hambre, y colabora en mantener el funcionamiento de órganos importantes del cuerpo.

 

Buena digestión y disminuye niveles de azúcar

Al consumir regularmente semillas de chía, podemos alejar el estreñimiento y otros problemas que afectan al sistema digestivo.  Igualmente si añadimos estas semillas al agua, creamos un gel que retarda la digestión de los carbohidratos y su conversión en azúcar, con lo que podemos reducir su presencia en la sangre, así como limpiar el tracto digestivo.

Incluso un estudio con hombres y mujeres con diabetes tipo 2, encontró que los participantes que consumieron chía, redujeron sus niveles de azúcar y también mostraron una disminución en la presión arterial. Ante esto son muy recomendados para personas que sufren de esa enfermedad.

Además, la presencia en la semillas de chia de fibra insoluble y soluble, facilitan el paso de los alimentos a través del tracto digestivo.

 

Protegen el corazón

Otra de las grandes propiedades de la chia es que nos ayudan a regular los niveles de colesterol, que obstruyen los vasos sanguíneos, con lo que se reducen riesgos de enfermedades cardiovasculares. Igualmente, la cantidad de fibras y ácidos grasos, disminuyen el proceso inflamatorio del cuerpo, que mantiene relación con infartos o accidentes cerebrovasculares.

 

Mantiene el organismo hidratado

Las semillas pueden absorber entre diez y doce veces su peso en agua, algo que nos mantiene hidratados. Sus grandes propiedades hidrofílicas –afinidad con el agua- regulan también el equilibrio de electrolitos.  Son recomendadas para deportistas o personas activas, se pueden consumir antes de realizar ejercicios, algo que nos ayudará a tener una mejor resistencia.

 

Extra de energía

Una solución para estar activos durante todo el día son las semillas de chía, por su cantidad de potasio, minerales y proteínas, que favorecen el rendimiento tanto físico como mental, aumentando las energías en nuestro cuerpo.

 

Favorece nuestro cutis

Otro de los beneficios de la chia es que nos ayuda a mantener el colágeno de la piel, con lo que se mantiene joven, además de fortalecer uñas y cabello.

 

Las semillas también regulan el estado de ánimo y la flora intestinal, controlan los antojos, son una fuente saludable de Omega 3, aumenta la masa muscular, calman el dolor de las articulaciones, ofrece antioxidantes, así como colabora en la construcción de músculos y tejidos.

 

Cuánto y cómo consumir la chia

Todas las propiedades y beneficios de la chia han servido para que sea catalogada por muchos como una semilla maravillosa, la han convertido en muy popular, por lo que se encuentra en muchos supermercados y tiendas naturistas.

Se puede consumir cruda, molida, disuelta en agua o como un ingrediente de platos como cereales, ensaladas, dentro del pan, al igual que en jugos o cereales. Un punto a destacar es que no podemos ingerir chía en cada una de las comidas, por su aporte alto de calorías carbohidratos o proteínas, que podría generar energía que no necesitamos.

Algunos nutricionistas explican que una cucharadita al día es suficiente, mientras que otros hablan de dos o cuatro. Aquí te dejamos algunas recetas:

 

Para bajar de peso, se debe colocar cuatro cucharadas de semilla en un vaso con la mitad de agua. Luego se deja reposar media hora, hasta que se forma una pasta gelatinosa en la superficie del vaso, como si las semillas se hincharan. Precisamente eso es lo que vas a consumir, pero primero guárdalo en la nevera. Durante tres días consumimos un par de cucharadas antes de cada comida.

Además, una cucharada de chía se puede combinar en las comidas, aunque eso sí, es recomendable consumir 30 gramos por día.

Mientras que para moldear la figura, también se pueden consumir dos cucharadas medianas de la semilla, antes del desayuno y la cena, o dos cucharadas por la mañana. Esas son solo algunas maneras para comer la chía, que la podemos incluir en muchas de nuestras recetas.

 

Contraindicaciones de la semilla de chia

Como siempre, no todo es color de rosa, por lo que debemos estar atentos a las contraindicaciones de esta semilla para evitarnos problemas innecesarios, por lo que aquí te dejamos algunos riesgos que se pueden presentar.

 

– Muchas personas remojan la semilla en agua para que aumente su peso y se expanda en el estómago, dando la sensación de saciedad, pero expertos advierten que puede crecer en el esófago, algo que nos daría problemas para ingerir alimentos, por lo que recomiendan añadirlas a las comidas.

– Las semillas de chía, puede resultar contraproducente para las personas que consumen medicamentos para adelgazar la sangre, porque actúan de la misma manera que los fármacos, generando una doble dosis.

– Puede producir reacciones alérgicas, como urticaria o sarpullido.

– Se han dado síntomas como vómitos, diarrea, problemas respiratorios o hinchazón de la lengua.

– No se recomienda su ingesta en las mujeres embarazadas.

– Consumirla en exceso puede producir cáncer de próstata.

 

Ahora que tenemos claro, todos los pros y contras, así como todas las propiedades y beneficios de la chía, podemos tomar la decisión de incluirla más en nuestra dieta diaria, gracias a todas las posibilidades que nos ofrecen, pero eso sí, nunca pensemos que hará milagros, por lo que debemos acompañar su consumo, con una dieta balanceada y ejercicio para poder tener una mejor calidad de vida.

 

Infografía de los beneficios de la chia

Propiedades y beneficios de la chia en una infografia

fuente 


Loading...

2 Comentarios

  1. Estoy tomando la semilla de chia en ayunas, (la he dejado desde la noche anterior en agua), pero me estoy bajando mucho de peso y quiero es bajar es el colesterol. me podria indicar como la debo tomar para bajar los colesteroles que los tengo muy altos

    gracias

  2. Sustituye la chía por agua de avena. Hazlo de la misma forma que lo vienes haciendo y previamente realizáte los análisis de sangre para ver en que nivel tienes el colesterol.

Dejar una respuesta