Beneficios del sauna para el cuerpo

Durante muchos años se tuvo la creencia de que el sauna solo se usaba por temas estéticos y estaba dirigido a las personas de la clase alta o elitesca.

Pero en la actualidad el panorama y la percepción han cambiado. Lo que representa una buena noticia para todos. Ya que hacer un baño de sauna por lo menos una vez en la semana resulta muy saludable.

Por supuesto tiene muchos beneficios en el tema estético, como siempre se ha sabido. Pero también tiene una incidencia positiva en la salud. Para tratar temas respiratorios y algunos relacionados con el corazón. Aunque este último debe estar aprobado por su cardiólogo de confianza.

Pero de eso vamos a hablar más adelante.

Aunque el sauna se haya puesto de moda desde hace unos años para acá. En la antigüedad era utilizado por diferentes tipos de civilizaciones como una forma de purificar el cuerpo.

Incluso las mujeres parían en altas temperaturas ya que de esta forma mataban a las bacterias que se pudieran presentar durante el parto.

En muchos países, sobre todo los árabes y algunos de Europa tienen como un gran atractivo turístico ofrecer los baños turcos (que es como una especie de sauna). No solo para recorrerlos porque son una obra de arte por dentro con todos sus mosaicos y azulejos, sino que también venden sesiones, ya que las personas salen rejuvenecidas de allí.

Se necesita hacer cita porque siempre están copados.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

 

Como ves el sauna tiene incidencia hasta en lo turístico. Es muy bueno para los deportistas para mejorar su rendimiento y sobre todo la  recuperación tras una sesión de ejercicios.

El sauna es muy favorable para todo tipo de personas, no solo los adultos, sino también para los niños y los ancianos, siempre y cuando no tengan algún problema cardíaco. Del resto, puedes disfrutar de por lo menos una sesión de sauna a la semana.

 

Beneficios del sauna en lo estético

Permite bajar de peso

Hay que estar muy atento con este beneficio que tienen los baños de sauna.

Es posible que pierdas algunos kilitos, esto debido a la acción del sudor y que vas soltando líquidos.

Pero no creas que con ellos vas a eliminar esa grasa focalizada como la que puede haber en el abdomen o muslos. Tampoco va a tonificar el cuerpo porque ello solo es posible con el ejercicio.

Debes tomar en cuenta este aspecto si lo que quieres es perder peso en tus sesiones de sauna. No van a ser demasiados los kilos que vas a dejar atrás.

En lo que sí resulta muy positivo es para los que quieren mantenerse en un peso ideal.

 

Abre los poros

Al someter el cuerpo a las altas temperaturas los poros de la piel se abren, lo que permite eliminar todas las impurezas (1) que hay en la superficie, así como las células muertas.

Hay una limpieza profunda gracias al calor. Tanto que la piel se pone mucho más tersa, suave y brillante. Los resultados son inmediatos.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

 

Cabello sedoso

El calor activa a las células sebáceas del cuero cabelludo y gracias a ello lucirá más fuerte, resistente con más brillo.

Evitará que se quiebre y tendrás un crecimiento sostenido. Para las mujeres este es un tema importante, ya que un cabello hermoso la llena de mucha seguridad.

Pero para un cabello sano y reluciente no solo basta con un poco de sauna a la semana, también necesitas llevar una buena alimentación.

 

Beneficios del sauna en la salud

Elimina toxinas

La única forma de eliminar las toxinas que hay en el cuerpo es a través del sudor.

Para ello hay que ejercitarse mucho ya que debe haber una gran exigencia.

Una forma más “fácil” de hacerlo es a través del sauna. El calor permite una sudoración profunda y se pierden por allí todas esas toxinas (2), aumenta el flujo de la sangre por todo el cuerpo y hay una limpieza única.

Una vez que entras al cuarto de sauna, debido a las altas temperaturas puedes llegar a sudar muchísimo, tanto como cuando haces ejercicios de forma exigente. Gracias a ello vas a poder eliminar todas esas toxinas y liberar a tu cuerpo de muchas enfermedades.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

 

Relajante

Esta es una de las razones por las que muchas personas van al sauna. Mientras estás allí y una vez que sales todo tu cuerpo se siente muy liviano.

Te da una sensación de tranquilidad única, estarás muy relajado.

 

Dormirás mejor

Precisamente por esa sensación de tranquilidad que ofrece y de liberar todas las toxinas dañinas. Una vez que llegue la hora de dormir podrás hacerlo plácidamente, sin insomnio. Lo que te permitirá descansar mucho más y estar mucho más tranquila.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

 

Alivia dolores

Si eres una persona que sufre de reuma, artritis o gota, las sesiones de sauna te ayudarán a sentirte mucho mejor.

Gracias a que hay un mejor fluido de la sangre y que alivia la presión interna. No vas a tener muchos dolores (3) en tu cuerpo.

También se debe a que vas liberando endorfinas, que ayudan a aliviar los dolores y las tensiones que puedas tener.

También es válido para personas que hayan sufrido alguna torcedura o esguinces en el tobillo, ayuda a mucho a aliviar esas molestias físicas. Incluso si tienes algún corte, va a cicatrizar mucho mejor.

 

Respirarás mejor

Las personas que sufren de asma o algún problema respiratorio le resulta beneficioso el sauna.

Las altas temperaturas liberan las vías respiratorias tapadas (4) y les permitirán respirar mucho mejor. Con una mejor capacidad de oxígeno.

 

Baja la presión arterial

Para las personas que sufren de presión arterial alta (1) se recomienda que vayan a sesiones de sauna, ya que habrá un mejor flujo sanguíneo (5), con una sangre mucho más pura se sentirá mucho mejor.

 

Beneficios del sauna para los que se ejercitan

Para las personas que realizan ejercicios de forma constante, el sauna es una gran forma de ayudar a la recuperación (6).

Así podrás tener energía mucho más rápido.

No tendrás dolores por la exigencia, también ayuda en la formación de músculos (5) y a su crecimiento. Por supuesto siempre y cuando esté acompañado por una buena ingesta proteica, así como la realización de ejercicios de fuerza.

El sauna ayudará regularmente a que la fatiga tarde en aparecer.

Esto se debe a que el cuerpo se va acostumbrando cada vez más a las altas temperaturas y a sudar sin parar. Así podrás realizar sesiones mucho más largas sin que aparezca el cansancio.

Algunos estudios afirman que el calor o las altas temperaturas activan las hormonas de crecimiento. Por lo que podrás tener unos músculos un poco más grandes y eso te encantará. Ya que lo que harás en el gimnasio valdrán la pena.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

Cómo recuperarse de una sesión en el sauna?

Una vez que sales del sauna pierdes mucha agua y electrolitos que debes recuperar rápidamente.

Es muy importante mantenerte hidratado, tanto antes como después de asistir a tus sesiones.

También se recomienda ingerir bebidas isotónicas para poder recuperar esos minerales que perdiste con el sudor y que son muy importantes para mantener el balance químico del cuerpo.

Puedes tomar zumos de frutas.

El estar en una temperatura muy alta desajusta el termostato del organismo. Es por ello que debes tener cuidado cuando salgas de no salir a un sitio muy frío ya que el cuerpo aún necesita ajustarse. Por lo que busca más lugares templados hasta que hayas recuperado tu temperatura normal.

Si desea ducharse una vez que salga del sauna no lo hagas con agua fría, sino con una que estén templada. Puede ser un buen momento para hacerlo con una esponja exfoliante para que tu piel esté mucho más limpia. Te vas a sentir tan relajada.

No lo hagas tampoco con agua caliente. Es necesario que el cuerpo vaya recuperando su temperatura normal.

sauna
Foto: Cortesía Pixabay

Previsiones del sauna

Aunque los baños de sauna resultan muy relajantes. Las personas que sufren de problemas cardíacos deben tomar algunas precauciones. Ya que por las altas temperaturas, lejos de ayudar a su corazón lo afectarán aún más.

Pero todo dependerá de qué tipo de afección sea y para ello necesita la autorización de su médico.

Por ejemplo las personas que hayan sufrido recientemente de un infarto no deben ir a un sauna. Lo mismo para los que tienen anginas de pecho, pero que sea muy inestable, que no lo pueda controlar.

Si el médico permitió que pudieras ir a un sauna para que tu corazón se sienta mejor, debes tener cuidado con la temperatura. Además de tener precaución con el tiempo que esté allí y las veces que las use.

Igual para una persona que se considere sana tampoco debe abusar de las sesiones de un sauna y hacerlo no más de tres veces por semana.

El cuerpo pierde mucho líquido y sales naturales que son muy importantes para el organismo. Lo que sí es que puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas (7).

Algo que no puedes hacer es beber alcohol (8) mientras estás en el sauna, las altas temperatura y las bebidas no se juntan bien.

Por lo que lo mejor es no intentarlo.

Ni siquiera porque lo hagas en un grupo y estén socializado. Si eres una persona que ha sufrido del corazón mucho menos.

Muchos especialistas recomiendan que las mujeres embarazadas no acudan al sauna, ya que las altas temperaturas pueden afectar al feto.

 

Referencias

1 http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/rehabilitacion-bal/sana.pdf

2 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3312275/

3https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2248758?ordinalpos=1&itool=EntrezSystem2.PEntrez.Pubmed.Pubmed_ResultsPanel.Pubmed_DefaultReportPanel.Pubmed_RVDocSum

4 http://www.amjmed.com/article/S0002-9343(00)00671-9/abstract

5 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3624132

6 http://pilarmartinescudero.es/pdf/publicaciones/medicos/consensoSana.pdf

7 http://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2130724

8 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3218903

Loading...

No hay comentarios