Propiedades y Beneficios del vino

Propiedades y beneficios del vino

Si no conocías los beneficios del vino estas en el lugar indicado.

Pon atención!

Si eres de los que gusta acompañar alguna de tus comidas, con un poco de vino, pues estas en el camino correcto para mantenerte saludable.

¿Por qué?

Bueno, es que una copa al día de este licor, especialmente de vino tinto, le cae perfecto al cuerpo humano, ya que su gran cantidad de propiedades, nos generan importantes beneficios, incluso, más de lo que crees.

Ojo.

Tampoco es que debemos salir a comprar muchas botellas y consumir hasta cansarnos, solo porque ayuda a nuestro cuerpo.

¡Así no funciona!

Todo es con moderación, para disfrutar de esos beneficios, que seguramente escuchaste en algún momento, porque mucho se habla de lo positivo del vino, pero en oportunidades, no tenemos claro en qué nos puede ayudar.

Los especialistas recomiendan el consumo regular del vino, especialmente junto a las comidas, por su propiedades digestivas, además, bastante se conoce que este licor, lo pueden consumir las personas con problemas del corazón.

Pero no todo queda ahí.

Existe mucho más, como la prevención de varias enfermedades.

De esto y más hablaremos en este post, para que agregues mucho más el vino a tu dieta diaria.

Al hablar del vino, nos referimos a una de las bebidas alcohólicas más consumidas en todo el mundo, que ha formado parte de la sociedades desde hace miles de años, por su exquisito sabor y sus nutrientes que le caen muy bien a nuestro organismo.

Este licor se obtiene gracias a la fermentación del zumo de la uva, tenemos claro que no todos son iguales, porque inciden una gran cantidad de factores,  pero el más saludable de todos es el vino tinto. De allí su buena reputación en el mundo entero.

Dentro de la composición del vino, tenemos que está formado casi en 85% en agua, además, cuenta con alcohol etílico (entre 10 y 14% del vino), glicerina, además de otros alcoholes, como metanol, o propanol, y una serie de ácidos, algunos que se encontraban en la uva, mientras que otros se generaron en la fermentación, entre ellos, tenemos ácido cítrico, málico, tartárico, láctico, acético o succínico.

Igualmente, el vino, es considerado un alimento completo, ya que aporta calorías, una gran variedad de nutrientes e hidratos de carbono.

Esta bebida cuenta con vitamina A, C y varias del complejo “B”, como icositol, colina, biotina, ácido fólico, tiamina, pridoxina, o ácido nicotínico

Destaca también la presencia de pequeñas cantidades de hierro, o Vitamina B2, por lo que asocian esta bebida con la longevidad y en la lucha contra la anemia, por toda la energía, fácil de asimilar que le brinda al organismo.

Además.

Contamos con potasio, silicio, zinc, cobre, manganeso, flúor, unión mineral sulfúrico o calcio.

Todas son sales minerales muy asimilables.

 

Qué contiene una copa de vino?

Para tener mucho más claro del contenido nutricional del vino, pues tomemos como ejemplo una copa de vino tinto.

Que contiene 106 kilo calorías, provenientes en su mayoría del alcohol, pero también contamos con los micronutrientes y polifenoles antioxidantes.

En definitiva, en una copa, contamos con 140 mg de potasio, 21 mg de fósforo, 16,5 de magnesio, 11,4 de calcio y 0,37 de polifenoles.

 

Beneficios del Vino en la dieta

 

1- Antioxidante

Es una de sus grandes propiedades del vino, porque al igual que casi todas las frutas oscuras, la uva cuenta con una importante cantidad de antioxidantes, para enfrentar a los radicales libres.

 

2- Reduce riesgo de cáncer

Sin duda alguna uno de los mejores beneficios del vino.

Los antioxidantes y otras sustancias que contiene el vino, logran activar la respiración celular, con lo que el consumo moderado del licor, permite combatir los efectos de los radicales libres, que generan varios tipos de cáncer.

 

3- Previene enfermedades cardiovasculares

Este es uno de los beneficios del vino más conocidos y alabados, porque su consumo moderado resulta muy bueno para nuestro corazón.

Varios estudios han indicado que las procianidinas, que es uno de los elementos que conforman el licor, son claves en proteger nuestro sistema cardiovascular, con lo que se puede prevenir un infarto de miocardio.

Se reduce la posibilidad de alguna enfermedad coronaria.

 

4- Disminuye colesterol malo

El vino refuerza y facilita el “trabajo” de la Vitamina C, que es clave para depurar el organismo, por lo que colabora reduciendo la producción del colesterol malo e incrementa el bueno.

 

5- Equilibra presión arterial

Una copa de vino al día, tiene un efecto positivo, porque reduce la presión arterial, luego de las comidas, algo muy importante para aquellos que sufran de ese problema.

Ojo.

Que no debemos excedernos en el consumo.

 

6- Arteriosclerosis

Ese aporte a nuestras arterias del vino, previene la aparición de la arteriosclerosis, una de las enfermedades generadas por la degeneración de las arterias, ya que se da un aumento del grosor y se pierde la elasticidad.

Con el consumo de vino, se pueden contrarrestar los síntomas e incluso evitar que aparezcan, todo esto, gracias a la presencia de óxido nítrico, que termina siendo importante para la relajación vascular.

 

7- Anticoagulantes

Varios estudios han confirmado, que los consumidores de vino, cuentan con menor presencia de proteína fibrinógena, con lo que se evitan la formación de los coágulos de sangre.

Con esto, se logran contrarrestar algunos efectos del tabaco.

 

8- Antialérgico

El vino cuenta con manganeso y vitamina B, que lo convierten en un antialérgico.

Además, evita que se formen histaminas, que es un elemento que genera las alergias.

 

9- Reduce formación de cálculos

Con solo consumir vino, podemos disminuir la posibilidad de piedras en el riñón.

El vino es un gran diurético, algo que nos ayuda a evitar varias enfermedades.

 

10- Contra el alzheimer

Muchas investigaciones han demostrado que un compuesto del vino, el resveratrol, cuenta con efectos que protegen nuestras neuronas, con lo que evita la aparición de enfermedades como el alzheimer.

 

11- Periodontitis

El vino también nos ayuda en la lucha contra la periodontitis, una infección que afecta a las encías y huesos que soportan los dientes,por lo que se corre el riesgo de perderlos.

 

12- Remedio terapeútico

Con el vino, se colabora con disminuir la ansiedad y la tensión emocional, además que cuenta con propiedades que reducen la depresión.

 

13- Acción bactericida

Esta bebida enfrenta ciertos virus como el herpes o poliomielititis.

Igualmente lo recomiendan, especialmente el vino tinto, durante etapas de convalecencia, o en el transcurso de alguna enfermedad infecciosa.

 

14- Reduce riesgo de muerte

En definitiva, varios estudios han indicado que los consumidores de vino, reducen en un 37%, el riesgo de muerte, por lo que se trata de un “protector de la salud”.

 

15- Controla anomalías alimenticias

Con una o dos copas de vino, se puede ayudar a nivelar el hambre.

 

16- Ayuda en la digestión

Para terminar con la lista de los beneficios del vino tenemos tenemos que ayuda a la digestión.

Es muy recomendado el vino, porque estimula la segregación de los jugos gástricos, con lo que tiene un papel fundamental en el proceso digestivo.

Muy indicado para consumir junto a las carnes o el pescado.

Otro punto a favor es que permite eliminar toxinas.

 

Entre otros de los beneficios del vino, tenemos que previene la gripe y resfríos, nos ayuda a permanecer despiertos, mejora las várices, disminuye el riesgo de sufrir artritis reumática, evita que podamos sufrir de diabetes, mejora la piel, además de prevenir enfermedades de la vista, como las cataratas o la degeneración macular.

Además.

Ayuda en la menopausia, al combatir las tufaradas de calor, reduce las molestias y dolor de las hemorroides, evita el cáncer de próstata y nos ayuda en la recuperación, si lo consumimos luego de un esfuerzo físico.

 

Vídeo con 8 Beneficios del Vino tinto

 

 

Como nos podemos dar cuenta, todas las propiedades del vino, nos generan una importante cantidad de beneficios, pero no podemos dejar por alto sus contraindicaciones.

 

Contraindicaciones del vino

  • Al igual que cualquier otra bebida alcohólica, el vino puede generar problemas hepáticos o cardiacos, así que el consumo debe ser moderado. En este post, hablamos de una copa al día de un buen vino.
  • El vino está contraindicado para las mujeres durante el embarazo o en la etapa de lactancia.
  • El vino no está recomendado para aquellos que sufren enfermedades en el páncreas o de insuficiencia renal.
  • Debemos evitarlo si padecemos enfermedades hepáticas, como el caso de la cirrosis, hepatitis crónicas, hígado graso o insuficiencia hepática.
  • Obviamente no está recomendado para las personas que sufren de alcoholismo.

No todo es color de rosa, pero los beneficios del vino superan en amplia medida estas contraindicaciones, de una bebida que gracias a sus propiedades, genera una importante ayuda para nuestro organismo.

Eso sí, no debemos abusar, pero sí aprovechar de sus cualidades digestivas y diuréticas, por solo dar dos ejemplos.

¿Cuál elegir?

Pues el vino blanco cuenta con importantes propiedades, pero el más indicado es el vino tinto, ya que con una sola copa, nos podemos mantener mucho más saludables.

¿Y entonces?

Es momento de sacar la botella de vino que tenemos guardada o no (?)

Vamos a disfrutar de su sabor y de todos los beneficios del vino.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta