Comes mas si haces ejercicio ?

comes

Cada vez que sales de entrenar te sientes satisfecho ? es normal, es gratificante hacer ejercicio. Al terminar tu rutina las endorfinas liberadas durante el entrenamiento te hacen sentir realizado pero en muchas ocasiones estas buenas sensaciones vienen acompañadas de un hambre voraz y es probable que estés recuperando las calorías mas rápido de lo que las perdiste al llegar a casa.

Si tu objetivo es bajar de peso debes prestar mucha atención a los alimentos que comes no solo después de entrenar si no también los que ingieres a lo largo del día. Debes tener en cuenta que el tiempo que empleas en realizar tus actividades físicas y el método que estas usando son quienes determinan las calorías que quemas. Debes estar atento a que es haces cuando te sientes hambriento e intentar modifcarlo.

Te sientes hambriento luego de hacer ejercicio ?

No pienses que es una situación a normal, al contrario, es muy común que los deportistas sientan hambre al terminar sus ejercicios y la razón principal es por el entrenamiento. Cuando los entrenamientos son cortos de tiempo pero de alta intensidad la hormona que estimula el apetito se produce en menor cantidad pero ocurre lo contrario cuando realizas largas rutinas a intensidades mas bajas.

Pero no solo es la rutina la que afecta tu apetito después de entrenar, la falta de hidratación es otro factor que influye. Es normal confundir sed con hambre y es por esta razón que debemos mantenernos bien hidratados no solo durante la actividad física si no durante todo el día. Si realizas un entrenamiento y no te encuentras bien hidratado será normal que al terminar tu rutina sientas un hambre descomunal.

A parte del tipo de entrenamiento y la deshidratación, la falta de adaptación a las nuevas practicas influyen en la sensación de hambre. Es probable que si estas adoptando un estilo de vida distinto al que has llevado por muchos años tu cuerpo y metabolismo tarden un poco en adaptarse. Dale tiempo a tu organismo para que se habitúe a estas nuevas practicas y costumbres que ahora llevas en tu día a día.

Evita el descontrol después de tu entrenamiento

Si sientes mucha hambre después de entrenar la solución no es abandonar. Es importante que descubras la causa y cambiar los hábitos que están afectando tu correcta y adecuada alimentación.

A continuación tenemos unas recomendaciones para ti:

  • Realiza entrenamientos corto y de alta intensidad
  • Mantente hidratado antes, durante y después de hacer ejercicio.
  • Incluye los entrenamientos de fuerza unas 2 o 3 veces por semana. Con este tipo de entrenamientos continuas quemando calorías incluso luego de haber terminado tu rutina.
  • al terminar tu entrenamiento toma un buen batido proteico que calme el hambre y te ofrezca los nutrientes necesarios para la recuperación muscular.

Antes de realizar algún cambio drástico a tu vida cotidiana es importante que reconozcas las fortalezas y debilidades de tu organismo. Prepara una rutina de entrenamientos adecuada que se complemente con tu alimentación.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta