¿Conoces la Kettlebell o pesa rusa?

Kettlebell

Los ejercicios con kettlebell, también llamada pesa rusa, están ganando protagonismo en las sesiones de entrenamiento. Tanto es así, que han relegado a un segundo plano a las pesas de toda la vida. Y es que, estos pesos redondos, con base plana y con un asa para una perfecta sujeción, permiten hacer ejercicios muy variados que ayudan a ejercitar y tonificar prácticamente todos los músculos del cuerpo con efectividad y en poco tiempo.

Gracias a los movimientos que se realizan con Kettlebell en cada uno de los ejercicios, no solo se trabaja sobre un músculo concreto sino que se ejercitan a la vez músculos de todo el cuerpo.

Estas milagrosas pesas rusas ayudan a fortalecer la musculatura abdominal, los glúteos, las piernas y, por supuesto, los brazos. Con una única pesa se pueden realizar infinidad de ejercicios y con dos, las opciones se multiplican.

Un entrenamiento muscular completo en un periodo más corto. ¿El resultado? En plena forma en menos tiempo.
Durante los ejercicios se balancea, se carga y se eleva el kettlebell a velocidades variadas y ejerciendo fuerza en diferentes partes del cuerpo. Para usarla en los entrenamientos hace falta coordinación, concentración y fuerza.

Cada instante con esta pesa tiene poder. Hay que prepararse bien y conocer los diferentes movimientos para evitar lesiones innecesarias, ya que cargar un peso de manera incorrecta puede afectar a la salud de la espalda, de los brazos e, incluso, de la nuca y el cuello.

Lo mejor es repasar las indicaciones de los ejercicios con un entrenador, antes de lanzarse a hacer los ejercicios en casa sin supervisión. Otra idea es visitar una sesión de kettlebell en un gimnasio y repasar los ejercicios con el profesor.

Si no conocías la kettlebell, ahora puedes empezar a incorporarla a tu entrenamiento, pero eso sí, con supervisión profesional. ¡Suerte!


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta