¿Cuándo la balanza miente?

la balanza miente

Nos paramos en las mañanas y lo primero que hacemos es montarnos sobre la balanza. Parece que esta determinará si nuestro día será exitoso o no, pero qué hay de esos días en los que no recibimos la respuesta que esperamos. Es decir, si estoy súper cuidando lo que como, las horas en que como y aparte, estoy entrenando; por qué la balanza debe decirme que sigo en ese peso indeseable que quiero eliminar de mi registro de vida….¿Por quééee? Es algo muy cruel lo que nos hace pero sucede a diario.
Hoy te vamos a esquematizar esos momentos rudos en los que la balanza te dice “no, no, no cariño. Tú no vas pa’ el baile esta noche (no te queda el vestido)”. Te lo decimos más claro: Te vamos a explicar cuándo la balanza miente, tú le crees y caes en depresión.

Después de comer. Un pecado mortal y un golpe al ego es subirte a la balanza después de comer, o unas horas después de comer. ¡NO! Eso no se hace, aparte de atentar contra tu psiquis, el peso que te dará es incorrecto porque aún esos alimentos que ingeriste están siendo procesados por tu cuerpo. Eso suma peso.
Pesarte la primera semana de dieta. Es recomendable llevar un registro de tu progreso pero pesarse la primera semana de dieta, por más ansiosa que estés, no ayudará en nada. En esos días “bajas de peso” porque pierdes líquido al cambiar tus hábitos alimenticios pero en sí los cambios en la pérdida de grasa los empiezas a ver después de la segunda semana. Así que no te caigas a mentiras, si te pesas en la primera semana y lo comparas con las otras semanas de régimen es posible que te desanimes porque la pérdida de peso será diferente-desigual. No queremos eso.
Al instante de culminar el ejercicio. La grasa no desaparecer por arte de magia. Cuando te pesas luego de hacer una actividad física puede que veas menos gramos pero lo que perdiste no fue grasa fue líquido a través del sudor, por lo cual ese peso que te muestra la balanza cambiará a penas tomes un sorbo de agua.
Mujeres: Cuando les va a bajar. Esto lo sabemos, la mujeres en esos días no solo se hincha, sino que retiene más líquido de lo normal. Por esto no seas cruel contigo y no te peses en estos días.

Ahora sabes cuándo la balanza miente. Pilas con esto!


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta