Como mantener al cuerpo en constante Evolución

Cómo mantener al cuerpo en constante evolución

Para comenzar este post nos gustaría recordar la típica frase: “Paso a paso”, la cual nos cansamos de repetir en incontables situaciones y probablemente somos incapaces de ponerla en práctica para nuestro entrenamiento diario.

Para la mayoría de los hombres que se ejercitan es un tanto denigrante llegar al gimnasio y tener que levantar y usar las pesas más pequeñas y delgadas.

¿Por qué?

Porque están en una constante lucha de levantar el mayor peso posible, debido a que asocian el peso que levantan a la fuerza que poseen, sin tener en cuenta las posibilidades de lesionarse en el proceso.

Bien es sabido que el aumento progresivo del peso permite que el cuerpo evolucione constantemente y no caiga en un estancamiento, pero toma tiempo lograr dichas adaptaciones que logren desafiar al conjunto de músculos y los mantengan evolucionando y creciendo.

Normalmente en un tiempo considerable, cualquier persona que entrene a diario es vulnerable a caer en el horrible estancamiento físico, el cual suele aparecer o darse tras un aumento galopante de peso durante los primeros meses de entrenamiento.

¿Has sentido y notado esa desesperación por el hecho de no poder incrementar de peso semana a semana cuestionándote los objetivos planteados?

Si es así; entonces es el momento de generar un cambio en tu estilo de entrenamiento para seguir obligando a la constante adaptación de tu musculatura y proseguir en la búsqueda de alcanzar tus metas y un gran físico.

Es momento entonces de comenzar a realizar progresiones de forma más inteligente y no solamente guiadas por el peso con el que trabajas.

 

Qué hacer para mantener al cuerpo en constante evolución

1. Aumenta el peso poco a poco

aumenta el peso poco a poco

Se trata de un aumento discreto del peso:

Consiste en que las primeras semanas aumentes entre 1 o 2 libras durante tus entrenamientos para evitar el estancamiento y permitir la adaptación de los músculos al ejercicio.

No cometas el grave error de querer ir corriendo cuando apenas debes caminar; es decir, no busques levantar cada semana 5 libras más porque cansarás tu físico y por ende generarás un shock muscular.

 

2. Incrementa las repeticiones

Incrementa las repeticiones para evolucionar

Otra técnica recomendada es aumentar las repeticiones. En el supuesto caso de que has llegado a tu límite en peso y te resulta un escalón muy difícil de subir, puedes intentar con el aumento de 1 o 2 repeticiones por semana.

Según tus objetivos recuerda que deberás colocar un límite de repeticiones, es decir si quieres un aumento muscular tu limite serian 6 u 8 y si quieres aumentar tu resistencia el limite puede ser hasta de 30. Por lo tanto cuando llegues a tu límite el nuevo reto es actualizar el peso para volver a iniciar con el aumento de repeticiones.

Aprende como calcular tu 1RM que te va a permitir entrenar a máxima intensidad.

¿Qué es el 1RM?

No es más que el peso máximo que se puede levantar una vez en un determinado ejercicio. De igual forma, en el link anterior podrás leer todos los detalles y hacer tus propios cálculos.

 

3. Varia la velocidad en las ejecuciones

velocidad para mantenerte en evolución

Otra forma de aumentar la dificultad en los ejercicios es disminuir la velocidad con la que realizas las repeticiones.

Realizando un movimiento concentrado y dominando el peso en todo su recorrido puedes llegar a mantener un peso ideal como en el punto anterior e ir aumentando repeticiones con el movimiento controlado. Una vez alcanzado el límite aumentas el peso un par de libras.

 

4. Modifica el tiempo de descanso entre series

modifica el tiempo

Por último un truco de engaño al cuerpo:

Se puede jugar con el tiempo de descanso, disminuyendo los tiempos para alcanzar un mayor nivel de tensión muscular. Descansando cada vez menos entre series realizas un esfuerzo mayor al ejecutar los movimientos.

Sin embargo, con este truco no se puede jugar siempre, sólo hazlo una vez cada dos semanas porque el descanso es NECESARIO siempre. Hacerlo sólo como recomendamos garantiza que el músculo se esfuerce únicamente esas dos veces sin producir lesiones o desgaste excesivo en tu organismo.

 

En conclusión

En conclusión, todas estas opciones para continuar evolucionando consisten en obstáculos y aumentos de la dificultad de las rutinas con la finalidad de mantener al cuerpo en un proceso de adaptación que no le permita caer en un estancamiento.

Tengan en cuenta que a medida que transcurre el tiempo la dificultad de mantener en ese constante estímulo a nuestro cuerpo es mucho más difícil y se transforma en un proceso sumamente lento durante el cual debemos tener paciencia.

Tendrás que mentalizarte y saber que no podrás ver el progreso tan rápido y deseado como lo veías antes. En ese momento el progreso será mucho más lento, pero sí permaneces con constancia y esfuerzo seguirás viendo resultados sorprendentes.

Y recuerda que hoy en día existen cientos de entrenamientos que pueden hacer explosionar tu cuerpo y cambiarle la rutina, lo cual es bueno para que los músculos reaccionen.

Puedes, por ejemplo: hacer una semana de CrossFit, que puedes realizar desde tu casa, volver al gimnasio, luego otra semana de Power Bike, vuelve al gimnasio y toma otra semana de Zumba o cualquier otra técnica de ejercicio diferente al gimnasio.

Fitness NO es una moda, es un estilo de vida


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta