Date un merecido descanso

merecido descanso

Cuando nos trazamos la meta de ponernos en forma pareciera que se nos olvida todo lo demás. Vamos en una carrera a contra reloj y aunque esta es una decisión excelente, no debes descuidar los hábitos saludables que harán de tu progreso físico una realidad ¡Date un merecido descanso!

Con este artículo buscamos que estés consciente que tu cuerpo también se agota. Tus músculos, articulaciones y tendones, no te responderán de la forma que deseas si no le dedicas unas horas a la almohada.

Resulta curioso que te invitemos a dormir pero por más paradójico que te suene, dormir bien y completo es parte vital de un entrenamiento.

No menosprecies este dato, es parte de tu salud y bienestar. Mejor dicho: dormir es sinónimo de salud, salud es sinónimo de energía, la cual necesitas para estar en forma día tras día.

Un sueño corto o de mala calidad puede llevarnos a sufrir un intenso malestar general durante toda la jornada. ¿Nunca sentiste esa horrible sensación de estar cansado durante todo el día, extenuado desde el momento de levantarse de la cama hasta volver a acostarse? Pasa por no que te estás dando un merecido descanso.
Diariamente debes dormir de 7 a 8 horas. Un hábito sano es acostarse a las 10 p.m. para despertar a las seis de la mañana y disfrutar del día con energía.

Para evitar el mal descanso, es necesario controlar ciertas pautas rutinarias que ayudan a obtener el mejor sueño posible.

Date un merecido descanso con estos tips que traemos para ti

Cuida tu espacio: A la hora de dormir lo más común es que elijas tu habitación para caer en los brazos de Morfeo. Entonces, para que puedas disfrutar de un ambiente tranquilo manténlo confortable, bien ventilado y con una temperatura adecuada. Si optas por alfombras y cortinas, elige las pesadas porque ayudan a disminuir los sonidos y dan al ambiente la oscuridad necesaria para favorecer el reposo.

Tecnología afuera: Usa tu dormitorio solo para dormir. Muchas personas comen, leen, miran TV y hasta trabajan desde su cama. Y esto no es aconsejable cuando el ciclo vigilia-sueño presenta alguna alteración.

Considera las siestas: muchos especialistas sostienen que la siesta es necesaria de incluir en la jornada diaria pero esta no debe durar más de 30 minutos, pues de lo contrario perjudicará el descanso nocturno.

Ya conoces nuestras recomendaciones, ahora solo piensa en darte ese merecido descanso que tu cuerpo anhela.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta