Ejercicios de pilates para fortalecer el cuerpo

ejercicios de pilates para fortaceler tu cuerpo

Los ejercicios de pilates han agarrado un gran auge en los últimos años. Nos brindan muchos beneficios al trabajar varias zonas del cuerpo y cualquier persona los puede ejecutar. ¿De qué hablamos? Del pilates, que nos permite tonificar algunos músculos, y mejorar la condición física, con lo que podemos dar un vuelco a  nuestra calidad de vida.

No es una técnica nueva, porque fue creada por el enfermero alemán Joseph Pilates, durante los años de la Primera Guerra Mundial. En ese tiempo, Pilates, fue apresado y colocado a disposición de un campo británico para rehabilitar soldados, pero al no tener los instrumentos para desarrollar esa labor, los fue creando con la imaginación, por lo que en medio de la necesidad comenzó a emplear las bandas elásticas de las camas del hospital y los resortes, para aplicar tanto resistencia, como movimientos, a los músculos de los pacientes.

Luego de la Guerra, el método fue agarrando popularidad, especialmente en Nueva York, entre bailarines y actrices de Broadway, porque los ayudaba a crear músculos largos y coyunturas flexibles, luego se fue extendiendo por todo el mundo.

Dentro de los grandes beneficios que volvieron famoso a este método, se encuentra el fortalecimiento de lo que Joseph Pilates denominaba “centro de poder”, que es toda la parte del cuerpo que rodea la zona lumbar y abdominal, además de aumentar la flexibilidad y la salud muscular.

Con los ejercicios de pilates se trabaja de manera global tu cuerpo, no es un mito que lo fortalece y lo estira, porque desarrollas al mismo momento, piernas, caderas, abdomen y pecho, al igual que ganas flexibilidad en la espalda.

Un punto a destacar de los ejercicios de pilates es que no es un solo un ejercicio físico, porque también se trabaja la mente, con el desarrollo de la concentración, y la búsqueda de una mejor forma de respirar, algo que nos traerá importantes beneficios como eliminar el estrés y la ansiedad.

 

Los tipos de ejercicios de pilates

Existen cuatro tipos de ejercicios de pilates, que podemos desarrollar:

 

El “Mat” (en el piso).

El “Studio” (Necesitamos aparatos como sillas).

El “Allegro” (máquina con bandas elásticas).

El “Rehabilitación” (Este es muy bueno para lesiones y enfermedades como artritis).

 

Debemos tener claro, que los ejercicios de pilates son de bajo impacto, en los que se utiliza nuestro cuerpo para ejercitarnos. Es parecido al yoga, pero la diferencia se encuentra en que se trabaja la flexibilidad, manteniendo alineadas todas las partes del cuerpo.  Es una técnica que envuelve más de 500 movimientos, por lo que es clave que tengamos mucha concentración, para conseguir los objetivos.

En definitiva, los ejercicios de pilates son ideales para personas con problemas en la columna vertebral, dificultades de postura o para rehabilitar las coyunturas. Ante todo esto, cada vez más hombres y mujeres de todas las edades se suman al pilates, por lo que ahora es momento de conocer todas las ventajas de esta disciplina, muchas de ellas te pueden animar a darle un  vuelco a tu rutina de ejercicios.

Beneficios de los ejercicios de pilates

Dentro de los grandes beneficios duraderos y globales de este ejercicio anaeróbico, se encuentran los siguientes:

 

Fortaleciendo músculos y huesos

Uno de los aspectos más importantes es que fortalece y desarrolla la masa muscular, sin aumentar de forma excesiva el volumen, especialmente la espalda o el abdomen. Esto nos ayudará a ganar resistencia y fuerza, así como evitar lesiones musculares o esos dolores que nos amargan el día a día.

Con los ejercicios de pilates trabajamos desde la musculatura profunda, encargada  sostener las partes internas del cuerpo como órganos o esqueleto hasta la superficial, que tiene relación con el movimiento.

Es que fortalecemos el sostén de nuestro cuerpo, trabajando de manera equilibrada la musculatura, los ligamentos y la flexibilidad de los mismos, por lo que vamos a notar una mayor agilidad y fuerza, aunque con  ejercicios graduales, en lo que no existe riesgos de sobre forzar los músculos.

Al aumentar la flexibilidad articular, podremos mejorar nuestros movimientos con mayor facilidad y con un mejor rango de acción, por lo que tenemos otra manera de reducir el riesgo de las lesiones. Igualmente los huesos también son fortalecidos con los ejercicios de pilates, que favorece la formación de masa ósea, algo que reduce el peligro de fracturas y ayuda en la recuperación de las mismas.

 

Trabaja nuestro abdomen

Desde el inicio, este método se ha enfocado en trabajar zonas del cuerpo que normalmente no se ejercitan, por lo que no hablamos de abdominales normales, ya que el pilates toma en cuenta toda la anatomía en la misma proporción, como los músculos oblicuos, el piramidal o el transverso del abdomen, generando incluso una sensación mas estética. Es decir tendremos un vientre en una condición ideal.

Trabajando de esta manera también se evitan patologías como hernias inguinales o conseguimos un abdomen fuerte que podrá ayudar a las mujeres durante el embarazo. Además, con ejercicios específicos del abdomen, lograremos mejorar el equilibrio y la coordinación, podremos incluso tener un mayor control sobre los movimientos de nuestro cuerpo, evitando las caídas.

 

Mejora nuestra postura

Otro de los grandes beneficios de los ejercicios de pilates es que mejora y corrige nuestra postura, además de proteger la columna vertebral. Esto es porque nos estamos acostumbrando a mantener posiciones incorrectas para desarrollar nuestras actividades diarias, especialmente cuando estamos muchos tiempos sentados o parados.

Aprendemos con el pilates a tener una mejor alineación de nuestro cuerpo, mejorando el control sobre nuestra postura en determinados momentos. Por otro lado, también trabajamos los músculos del movimiento, necesarios cuando estamos sentados o parados, ya que esos son los que producen que la columna pierda su forma natural.

Con esta técnica evitamos que se alteren las curvas de la columna vertebral, algo que nos ayuda a prevenir y curar dolores de nuestra rutina como de espalda o cuello.

 

Libertad de movimiento

Hablamos con este ejercicio de mejoras de la fuerza, flexibilidad o postura, aspectos que aumentan nuestra capacidad de nuestro cuerpo, esa que el sedentarismo o la edad van reduciendo. Con los ejercicios de pilates, podrás realizar actividades que pensabas prohibidas.

En definitiva, este método no solo fortalece las zonas abdominal, lumbar y de los glúteos, sino que también aporta en otros aspectos como conseguir mejoras en la forma de caminar (más erguidos), lograr una respiración profunda, una mayor concentración o una conciencia de nuestro propio cuerpo.

Al aprender a respirar mejor o mantener una mayor concentración, reducimos el estrés, algo que influye en varios aspectos metabólicos y psicológicos.

 

¿Cómo practicar los ejercicios de pilates?

Para practicar pilates lo clave es contar con ropa cómoda, preferiblemente recomiendan prendas sin botones o costuras, especialmente en la zona de la cintura o espalda. Igualmente es mejor que tengamos pantalones elásticos, sin cremalleras y sujetadoras de una sola pieza.

En el caso de los pies, se puede realizar descalzos, con medias que tengan agarre o con zapatos especiales para pilates. Al momento de hablar del ambiente, este debe ser relajado, donde se permita la comunicación directa entre el instructor y el alumno, para poder conseguir estos beneficios, que han sido respaldados por varios estudios.

Los resultados con este método se notan enseguida, incluso luego de la primera sesión, ya sientes la diferencia en tus músculos. Una famosa frase de Joseph Pilates, nos deja claro la efectividad de su creación.

“En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo”.

 

Mitos del pilates

Son muchas las celebridades que han utilizado los ejercicios de pilates para mantenerse activos y saludables. A pesar de eso, existen algunas dudas sobre el pilates y pocos expertos se ponen de acuerdo con respecto a las contraindicaciones, por lo que aclararemos algunas dudas antes de que te decidas por esta técnica.

Primero es clave afirmar que no fortalece todo el cuerpo, ya que mejora la resistencia muscular abdominal, zona a la que van dedicados la mayoría de los ejercicios, pero no podemos olvidarnos del resto de la rutina, para desarrollarnos de forma global.

Además, aunque muchos lo creen no ayuda a perder peso, no es solo para mujeres, y tampoco se necesitan maquinas especiales. Algunos textos erróneamente también hablan de que se encuentra contraindicado para personas mayores o con lesiones, cuando cada vez es más utilizado por fisioterapeutas, mientras que la edad tampoco es un factor, porque existen varias clases de ejercicios.

Finalmente es importante aclarar que no son solo posturas raras o complicadas y que es necesaria cierta forma física para practicarla. Al hablar de estos mitos, dejamos la mesa servida para que lo intentemos con el pilates, aunque teniendo claro que no va a desarrollar todo nuestro cuerpo, pero sí conseguiremos mejoras importantes en la zona del abdomen, nuestra postura y muchos de los movimientos que realizamos a diario.

Se trata de un ejercicio que permitirá que mejoremos nuestra condición física, fortaleciendo aéreas que seguramente tenemos olvidadas. ¡Vamos a intentarlo!

Antes de que te vayas!! si quieres empezar hoy mismo con pilates, puedes iniciar con esta rutina de cuerpo completo de pilates de nuestros amigos de Blogilates para principiantes que está excelente:

 

Image Credit: Mateus Lunardi Dutra


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta