El diario de entrenamiento

“Lo que no se mide no se puede mejorar”, Lord Kelvin

¿Os lo habíais planteado alguna vez? Seguramente no. Como todas las cosas sencillas en esta vida es muy fácil que nos pasen inadvertidas.

Solo necesitas un cuaderno y un lápiz o también podemos usar cualquier aplicación móvil que te permita escribir texto.

¿Quieres saber cómo estas sencillas herramientas te ayudaran a mejorar tus resultados?

Lo primero, tus datos personales

Lo primero que has de anotar son los datos más básicos como tu edad, tu estatura, tu peso al inicio del diario y tus porcentajes de masa magra y de masa grasa si los conoces. Si es posible también son de gran ayuda unas fotos del estado en que te encuentras al inicio del diario.

También es buena idea apuntar las medidas de los contornos de tu cuerpo: cintura, cadera, cuello, anchura de la espalda, de los cuádriceps o del bíceps por ejemplo.

En el caso de las mujeres también es útil apuntar en qué día del ciclo menstrual nos encontramos, ya que puede haber variaciones de peso y retención de líquidos relacionado con esto.

Otra cosa que es buena idea apuntar bien en grande y al principio del diario son los objetivos que te has marcado para esa temporada para que los tengas siempre presentes.

Y ¿Qué tengo que apuntar?

Pues primero y más importante tu rutina para saber qué nos toca trabajar cada día. Tener las cosas claras desde un principio mejorará tu rendimiento a largo plazo.

La rutina siempre ha de ir acompañada de la fecha en que se comenzó para así tener más a mano cuando es conveniente ir variándola para evitar los estancamientos.

Cosa importante es que anotes tus 1RM de los basicos al comienzo de la temporada y que cada cierto tiempo, por ejemplo cada mes, vayas evaluándote y anotando tus nuevos 1RM. También debes tomar nota de los pesos que mueves y las repeticiones que haces en cada ejercicio en el día a día para evaluar tus progresos. Descubre qué es el 1RM y como calcularlo

Otro aspecto importante a tener en cuenta  ya que puede resultar muy interesante es apuntar lo referente a la dieta, lo que te tocaba comer ese día así como las cantidades y si has sido estricto o no con ella.

Como ha ido el entrenamiento, como te sentías realizando las series, que tal has pasado el día en el trabajo, si estabas o no cansado, si ese día has podido o no realizar bien todas las comidas. En fin anotad todo este tipo de detalles que os ayudaran a saber en un futuro cual fue la causa de que ese día en concreto no rendiste en el press de banca.

Pero ¿Cómo me puede ayudar un diario a mejorar?

Para que un diario de entrenamiento funcione lo primero que tienes que saber es que has de ser constante. De la recopilación de toda esta información depende que nuestro diario nos sea útil para mejorar. Con todos estos datos nos será fácil discernir qué ejercicio o que rutinas nos han funcionado mejor, en que estamos fallando en la dieta o que cambiar para darnos un impulso hacia nuestros objetivos.

 

Autor:  Antonio J. García

Entrenador titulado por Orthos, APECED e IFBB España, cinturón negro de karate, ex-atleta de powerlifting y culturismo, con 18 años dedicado al mundo de los deportes de fuerza y musculación.

Blog: http://rinoentrenador.jimdo.com/blog/

Twitter: @Rinoentrenador


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta