Entrenamiento Para Un Pectoral de acero

Entrenamiento: pectoral de acero

Conozco muchas personas que llevan bastante tiempo entrenando y no logran conseguir un pectoral bien tonificado y definido.

Muchas veces la genética juega un papel importante en esto pero no le podemos echar la culpa siempre a nuestros genes, debemos saber elegir los ejercicios que mejor trabajen nuestros músculos.

Normalmente ves gran cantidad de personas realizando ejercicios complejos o muy elaborados con los que buscan llamar la atención pero a la final no ayudan a trabajar los pectorales en su totalidad.

Vuelve a lo básico, a los ejercicios mas simples que son los que mejor funcionan para desarrollar un musculo como el pectoral.

Aquí te dejamos 4 ejercicios que te ayudarán a lograr un pectoral de acero:

Entrenamiento para Pectorales de Acero

Press de banca plano

Los ejercicios para pectoral los debemos dividir o diferenciar en tres zonas: la parte alta, la media y la inferior del pectoral.

Si quieres trabajar la parte media debes realizar el press de banca plano. Es uno de los ejercicios mas completos que hay para trabajar pecho, puedes usar mancuernas en vez de la barra si quieres aislar cada una de las partes que lo conforman.

Este ejercicio debería ser parte de todas tus rutinas de pecho. Puedes variarlo alternando con mancuernas y barra para que no se vuelva repetitivo todas las semanas.

Inclinado con mancuernas

Con este ejercicio nos concentraremos en la parte superior de nuestro pecho.

Debes sentarte en un banco inclinado con una mancuerna en cada lado y enfocarte en tus pectorales para llevar toda la tensión a la parte superior.

Lo puedes variar modificando el angulo de inclinación del banco que estés usando o utilizando una barra.

Intenta bajar la barra completamente hasta el pecho un poco mas lento de lo que la elevas.

3. Apertura declinado

Este ejercicio también nos ayudará a trabajar la parte media e inferior del pecho.

Realiza el ejercicio un poco lento al bajar y un poco mas rápido al subir para que pongas la tensión al máximo en esos pectorales.

4. Flexiones o Lagartijas

Las flexiones son un clásico que nunca pueden faltar, ya sea para iniciar la rutina como calentamiento o para finalizar realizando los pushups hasta el fallo.

Si ya te aburres de hacer las push ups tradicionales puedes intentar una de las decenas de variaciones que existen para las flexiones.

Pueden parecerte ejercicios muy fáciles y sencillos pero estos son los que ponen a trabajar esos músculos al máximo.

No busques ejercicios tan complicados y elaborados solo para llamar la atención en el gimnasio, quédate con lo básico y verás mejores resultados.

Eso si, debes complementar tus ejercicios con una buena dieta para lograr el cuerpo que tanto deseas.

Recuerda que un 30 % es el ejercicio, el otro 70 % es la dieta.

Si quieres ver más ejercicios que puedes incorporar a tu rutina diaria no dejes de entrar a nuestra sección de ejercicios. 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta