Flexibilidad básica y esencial

flexibilidad

Para considerarte una persona fitness no sólo necesitas hacer abdominales, piernas y aumentar tus músculos, sino también desarrollar flexibilidad la cual es indispensable para que el cuerpo no sea rígido como una pared.

Los ejercicios de flexibilidad deben ser el primer paso antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio o deporte, paso que muchos olvidan por aburrimiento pero que al final es el punto de partida para construir un cuerpo íntegro y saludable.

Al realizar una corta rutina de flexibilidad (20 minutos mínimo) el cuerpo va estirándose día a día, tomando forma, fuerza y coordinación que ayudará en los resultados finales de cualquiera que sea el entrenamiento que practiques.

Isquiotibiales y abductores (piernas):

  • Sentado en el piso con una pierna estirada y la otra doblada hacia atrás intenta hacer tensión empujando tu cuerpo hacia adelante buscando tocarte la punta del pie de la pierna estirada con la mano. Ambos para cada pierna tres veces.
  • Sentado con ambas piernas estiradas y ambos brazos estirados hacia adelante intenta tocar la punta de los pies una y otra vez hasta que tu cuerpo resista. Ideal hacerlo tres veces con intervalos de descanso de 1 minuto.
  • “La mariposa” también es un ejercicio de calentamiento completo para la flexibilidad de los abductores: consiste en sentarte con las piernas doblabas hacia el frente, tocándose ambos pies y moviendo las piernas hacia arriba y abajo hasta que tu cuerpo resista. Tres veces con intervalos de descanso de un minuto ayudará a mejorar la fuerza de la parte superior de las piernas.

Deltoides y dorsales (brazos):

  • El deltoide es el musculo principal del hombro, para estirarlo y lograr mayor flexibilidad en ellos, puedes dejar relajados los brazos hacia abajo y simplemente hacer girar ambos hombros hacia adelante tres veces y hacia atrás tres veces más.
  • Para los brazos y dorsal sólo debes estirar ambos brazos hacia el frente y hacer tensión con las manos sujetadas como empujando hacia adelante. Esto mismo también lo debes realizar con los brazos alzados y estirando hacia arriba lo más posible hasta sentir que los músculos se tensan.

Empezar el día con estos ejercicios de flexibilidad básicos y sencillos te ayudarán a pasar la rutina diaria con más fuerza en los músculos y menos probabilidades de lesión por un mal movimiento.

Son ejercicios cortos que se recomiendan hacer a primera hora ya sea que vayas o no al gimnasio o a practicar algún deporte porque el cuerpo de igual forma necesita recuperar las fuerzas y energías que liberó durante el sueño.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta