La cerveza engorda?

la cerveza engorda

Quieres saber si la cerveza engorda?

Pues te sorprenderás con lo que te vamos a decir.

Así que vamos a comenzar con toda la sinceridad. ¿A quién no le gusta una cerveza?.

Tenemos claro que es una de las bebidas alcohólicas favoritas y que nos acompaña en muchas ocasiones, como una pequeña reunión social, una fiesta de cumpleaños o mientras observamos un partido de fútbol, baloncesto, béisbol o la disciplina que prefieras.

Es o no es así?.

Sabemos que a algunos les gusta más que otros y que muchas veces eso de “me voy a tomar una nada más” termina en una cuenta más larga, pero hay un rumor que ha crecido como la espuma de esta bebida en los últimos tiempos.

¿Cuál es?.

Que la cerveza es responsable del aumento de peso, especialmente en la zona del abdomen, generando eso que conocemos como la “barriga cervecera”

Incluso hay “estudios” que muestran todo lo que aumentamos de peso por la cerveza, pero ojo, antes de que te olvides de tomarla… (Sabemos que es complicado) debemos tener claro que se trata de un mito, porque si el consumo es moderado, no vamos a aumentar ni un kilo, sino más bien, podríamos generar beneficios a nuestro organismo.

Desde hace siglos la cerveza es una bebida consumida por el ser humano, expandida actualmente a cualquier parte del mundo. Existen muchos tipos de esta bebida, por lo que hay para todos los gustos, aunque siempre se obtiene a partir de la cebada, que es su materia prima natural y que aporta importantes beneficios, además del agua y el lúpulo, que son parte de la cerveza.

Ahora vamos a comenzar a romper ese mito, que nos viene persiguiendo desde hace mucho rato:

La cerveza engorda? NO y además es saludable.

Porque incluso tiene menos calorías que otras bebidas, pero atención… No es momento de salir al bar, todo es con moderación.  Tampoco podemos hacer como los alemanes, que son unos de los mayores consumidores de esta bebida, aunque no es el momento de dejarla en el olvido.

 

La cerveza engorda? Desvelando la verdad

Quieres saber cuantas calorías tiene una cerveza?

No vas a creer la poca cantidad que contiene.

No hay dudas de que muchos piensan que la cerveza engorda, pero esta bebida solo aporta 45 kcal, mientras que en el caso de la cerveza sin alcohol, puede tener 17 kcal por cada 100 mililitros, un aporte mucho menor que otros alimentos que consumimos, pero que no tienen esa “mala fama”.

Para dejar claro el valor energético, hay que señalar que esto puede variar dependiendo del tipo de cerveza, ya que la rubia puede tener unas 38 kcal, mientras que la oscura 45, unas cifras que aumentan en el caso de otras bebidas azucaradas.

Ahora vamos a ser más específicos.

En una lata, encontramos 139,92 kilocalorías, menos que una gaseosa de limón o naranja, por solo dar dos ejemplos.

Además, en un tercio de cerveza, tenemos 127,20 kilocalorías, mientras que en una caña, baja a los 74, por lo que hablamos de una bebida muy ligera.

Igualmente no podemos dejar pasar por alto, que más allá de su composición calórica, cuenta con vitaminas y minerales para nuestro cuerpo (No es una excusa válida para escaparse de las esposas).

En el caso de los minerales, un litro de potasio, puede cubrir el 20% de las necesidades diarias, el 45% del magnesia y el 40% del fosforo (aunque no lo creas).

Por su parte, el sodio es muy bajo, pero en dietas hiposódicas podría ser una bebida importante, además no podemos dejar de resaltar que la presencia del potasio y sodio, que vuelven a la cerveza tan diurética, siendo responsables de que vayamos tanto al baño.

Mientras que en las vitaminas, podemos destacar el alto contenido del tipo B, aunque claro, en bajos porcentajes, así como folatos y polifenoles. Al consumir un litro de esta bebita, podríamos cubrir el 25 % de las necesidades de B6, 20 % de ácido pantoténico, 5 % de B1, de biotina y 20 % de riboflavina.

No contiene todas las vitaminas esenciales que necesitas, obviamente, pero no contiene solo calorías vacias.

Igualmente contamos con dosis de ácido fólico, importante para mejorar la circulación de la sangre y el aparato digestivo.

Estás sorprendido por todo lo que la cerveza tiene para dar?

Todavía no? Espera a que leas lo que viene.

 

Estudios que indican si la cerveza engorda o no

Aquí es donde viene lo bueno.

Para comprobar si la cerveza engorda, se han desarrollado varios estudios, que incluso han determinado que los consumidores habituales y moderados tienen una composición corporal más adecuada que los otros que no consumen cerveza, según datos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición de España.

En este mismo estudio, se desarrolló un experimento durante diez semanas, en las que todas las personas siguieron con su rutina de alimentación, incluyendo el consumo –siempre moderado- de la cerveza.

Se tomaron en cuenta varios factores como el peso, la grasa y la masa corporal, dando como resultado que los consumidores de cerveza no sufrieron cambios en la cintura, caderas o brazos, además de mantener el mismo peso.

Mientras que una investigación de la European Journal of Clinical Nutrition señala que el aumento de peso en los bebedores de cerveza, se debe a otros factores como la alimentación desbalanceada, así como a la genética. Es decir, la cerveza no engorda, pero sí, esos snacks que pedimos o las comidas a altas horas de la noche.

Incluso el consumo moderado puede tener efecto positivo para enfermedades como el cáncer o cardiovasculares por su poder antioxidante, además de regular la concentración del colesterol en la sangre, según datos de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación

Pero no todo es color de rosa.

Debemos resaltar un estudio prospectivo europeo sobre cáncer y nutrición (EPIC), que revela que el consumo de alcohol de forma continuada produce obesidad abdominal, con ese aumento del perímetro de la cintura. Aquí, para que no digan que todo es a favor, les dejamos ese estudio que fue desarrollado durante nueve años, en personas que consumieron bastante y durante mucho tiempo esta bebida.

En ese estudio se indica que todos los que consumen tres o más vasos de cerveza aumentan un 50% su riesgo de obesidad, mientras que si uno o dos, solo es un 15%. Igualmente se señala que en comparación con el vino, la cerveza es la bebida que podría generarnos mayor riesgo.

Finalmente, resaltamos que la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria encontró que por los niveles de sodio y potasio, la cerveza favorece la rehidratación, la salud ósea y el sistema inmunológico.

Al hablar del problema de aumentar de peso con la cerveza, como lo explica uno de esos estudios, hay que dejar claro que los alimentos poco saludables son los responsables de que aumentemos de peso rápidamente, porque las cervezas nos pueden estimular el apetitito e incluso el alcohol puede reducir tus inhibiciones, por lo que podemos consumir alimentos que normalmente no haríamos (Muchas dietas se rompen por el alcohol), así que debemos tener cuidado con lo que comemos.

Ninguna novedad, cierto?.

 

Cuántas cervezas al día para no engordar?

Aquí la respuesta a todas tus dudas.

Cuantas cervezas puedes beber para no aumentar de peso.

Luego de dejar claro que el consumo moderado de cerveza no nos engorda, es momento de conocer la cifra recomendada por día.

Los especialistas afirman que se puede beber entre 2 y 3 cervezas de 330 mililitros al día, en el caso de los hombres y entre 1 y 2 cervezas a la hora de hablar de las mujeres.

Claro, esto siempre debe ir acompañado de una dieta balanceada, para no perjudicar nuestro organismo.

Obviamente con esto, no le vamos a quitar la mala fama a esta bebida, que por ser alcohólica, cuenta como una importante fuente de calorías que afectan al organismo, pero ya dejamos claro que existen otros alimentos que nos pueden perjudicar más.

¿Cuál es la solución?.

Consumir de forma moderada. No es asistir a las fiestas y decir que nos vamos a tomar cerveza porque estamos a dieta, pero sí hacerlo con consideración, para que no nos afecte de ninguna manera. Igualmente contamos con otras opciones como la cerveza sin alcohol que tiene menos calorías o alguna otra bebida.

Existen también muchos tipos de cerveza, con cantidades de componentes diferentes, por lo que pueden afectarnos de otra manera. Un punto clave es que si estamos en una rutina de ejercicios, esas calorías que estamos consumiendo, las podemos botar al día siguiente, así que podemos dejar de preocuparnos un poco más y disfrutar de un vaso de cerveza.

Y eso sí.

Uno solo y me voy a casa es tu mejor opción.

Esperamos que tus dudas con relación a la cerveza se encuentren aclaradas, no queremos que salgas corriendo en busca de una, pero si te provoca, o si te invitan a una reunión, no podemos despreciarla.

Ya sabes si la cerveza engorda o no, así que…

A consumir cerveza… con moderación.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta