Dieta blanda: Cómo hacerla bien?

la dieta blanda

Si andas buscando un régimen alimenticio para reducir algunos kilos de más, este post de la dieta blanda no es lo que necesitas.

¿Por qué?

Pues porque la dieta blanda no fue creada para adelgazar, sino para proteger a nuestros órganos internos ante determinadas enfermedades gastrointestinales, además de otras situaciones, como operaciones o malestares dentales.

 

Qué es la dieta Blanda?

Al hablar de la dieta blanda, debemos tener claro, que no existe una sola, porque son varios planes alimenticios, que siempre dependen de cada caso especial, es decir de cada persona y su dolencia, pero está compuesto con alimentos pocos pesados para la digestión, con lo que se facilita el tránsito intestinal.

Incluso en oportunidades, es usada como una transición entre la dieta líquida y la regular, con una clara apuesta por productos light.

Dentro de las diferencias con la dieta regular:

Tenemos la textura y el contenido de fibra, además que la idea es evitar los alimentos que producen gases, las semillas, frutos secos, frutas, verduras y los panes.

Estas dietas son recomendadas por los médicos durante un periodo específico de días, para facilitar la digestión del estómago y el buen funcionamiento del resto de los órganos, pero no solo en esos casos, porque es muy habitual en los días previos o posteriores a una operación.

En lo que respecta al tipo de alimentación, la dieta es apta para niños y adultos, claro siempre dependiendo de la molestia estomacal, dental o la necesidad de pasar por el quirófano.

 

Cuando debo usar la dieta blanda?

La dieta blanda se utiliza en los siguientes casos, incluso algunos que no requieren de atención médica:

  • Gastritis
  • Colitis
  • Úlceras
  • Cáncer: Especialmente en los tratamientos de cáncer en estómago, colon, páncreas y recto en los que necesitas alimentación mucho más ligera y poco esfuerzo de la zona afectada.
  • Hepatitis
  • Litiasis renal
  • Gastroenteritis
  • Diarrea
  • Virus intestinal
  • Procedimiento dental: Luego de una extracción o algún otro procedimiento, recomiendan la dieta por algunos días.
  • Cirugías: Los post operatorios, especialmente en la intervención en el estómago, intestino, mandíbula, tabique nasal, parte por cesárea, liposucción, entre otros.
  • Dificultades mecánicas: Esto puede pasar por mala alineación de la mandíbula, uso de prótesis o falta de piezas dentales, por lo que necesitamos alimentos que sean fáciles de digerir.

Ojo!

Que uno de los grandes problemas al momento de afrontar la dieta blanda, es que en oportunidades no tenemos claro si un alimento es del todo blando, por lo que vamos a conocer las comidas que debemos consumir y las que debemos olvidar, esas que forman parte de la lista de prohibidas.

Aunque primero vamos a conocer las principales características de esta dieta, porque más allá que existen varios planes alimenticios, hay aspectos que nunca cambian.

Caracteristicas de la dieta blanda

  • La dieta blanda es baja en grasas, por lo que se recomienda pavo, conejo, pollo o pescados blancos
  • No contiene picante, condimentos o especies en exceso ni ningún tipo de irritantes. No podemos consumir alimentos preparados con vinagre.
  • Baja en fibra: Ante esto, las verduras y las legumbres, se encuentran prohibidas, ya que cuentan con un alto nivel de fibra, como es el caso de las espinacas. Así que elige mejor aquellos alimentos que sean bajos en fibra.
  • En la dieta se recomienda una fácil preparación de los alimentos, porque no solo es el cuidado al momento de elegir, sino de cocinar. Debe ser asados a la parrilla, hervidos o cocción.
  • Tenemos prohibido los azúcares y las bebidas alcohólicas. Tampoco podemos consumir café, té, pimienta, o cacao.
  • Debemos evitar las frituras, al igual que las comidas saladas o las salsas. Nada de comidas rápidas, como pizzas o hamburguesas.
  • El gran objetivo de esta dieta, es que el aparato digestivo tenga muy poco trabajo, que se haga el mínimo esfuerzo, por lo que todo debe ser fácil de digerir, sin estimular la secreción gástrica.
  • Es importante que se realicen 5 comidas al día y que no sea mucha cantidad, la idea es facilitar la digestión, así que vamos a alimentarnos varias veces y poco a lo largo de la nuestra jornada.

 

Qué comer durante la dieta blanda?

Al momento de armar un menú, hay que tener claro que podemos consumir, así que hablaremos de una dieta blanda general.

En este régimen alimenticio, podemos consumir:

  • Cereales y pan: Los cereales no son integrales, deben ser blandos, bien cocidos, como el arroz o la avena. Además, podemos consumir productos preparados con harina refinada, así como los que se pueden ablandar fácilmente, por lo que las pastas están presentes en la lista. Claro, debemos evitar los panes integrales y las galletas, porque no son de fácil digestión, así como todo lo duro.
  • Verduras y frutas: Podemos consumir cualquier vegetal que sea suave y fácil de cortar, no las debemos consumir crudas, lo recomendado es al vapor o en un puré, tras ser cocinados tanto, que sean fácilmente “machacados” por el tenedor. Debemos evitar los duros, como el maíz.

En el caso de las frutas, la idea es que sean las más suaves sin piel, como melocotones, melón o mangos, pero tenemos que evitar las que tengan más fibras como ciruelas. Deben estar cocidas y pueden ser las enlatadas. Nada de frutas complicadas de masticar, ni frutos secos.

  • Proteínas: Podemos consumir, huevo, carne y pescado, claro se prefiere que sea suave por lo que podemos agregar conejo o pavo. Además, deben ser cocidos al vapor o a la parrilla, en porciones pequeñas y con mucha salsa. Los pescados preferiblemente blancos como la lubina Con los huevos podemos hacerlo en tortillas. Tenemos que evitar las carnes rojas, como de res o cerdo, así como la seca.
  • Lácteos: Podemos consumir todos los lácteos, preferiblemente los bajos en grasa, así que tenemos la leche entera, semidesnatada, desnatada o sin lactosa. Igualmente contamos con el yogurt, eso sí, natural, queso blanco y helados. Claro, que si la dieta blanda es por problemas intestinales como el caso de la diarrea, no podemos comer lácteos, ni los bajos en grasa, para no complicarnos.
  • Sopas: Nos conviene comer sopas de caldo de pollo o de pescado con arroz hervido o fideo, además de cremas de verduras.
  • Grasas: Podemos consumir todo tipo de grasas. Depende de la dolencia.
  • Postres: Podemos consumir yogur o flanes
  • Bebidas: Esto es clave, saber que podemos tomar. Bueno, el agua y las infusiones son importantes, pero eso sí, nada de alcohol ni refrescos con gas. Así que será hora de que sustituyas los refrescos de tu dieta. Lo mejor son zumos de frutas o vegetales, café descafeinado, batidos, leche, malteadas o té, tanto de frutas, manzanilla, rojo o blanco.

 

Vídeo: Alimentos para la dieta Blanda

Menú de la dieta blanda

Ahora te vamos a dejar un menú, con cinco días de un plan de dieta blanda.

Ojo!

Que esto siempre depende del objetivo que tenga nuestro régimen alimenticio, es decir, cual es nuestro malestar, así que al final es el médico, quien nos dirá que debemos consumir, pero te dejamos un ejemplo.

Lunes:

  • Desayuno: Dos rebanadas de pan con pavo o pollo
  • A media mañana: Una fruta bien madura
  • Almuerzo: Tortilla para dieta, caldo de pollo con fideos, junto a una tortilla a la francesa.
  • Merienda: Yogurt y una infusión
  • Cena: Crema de verduras, junto a 5 lonjas de jamón.

 

Martes:

  • Desayuno: Una o dos rebanadas de pan con fiambre de pavo.
  • A media mañana: Una compota o una pieza de fruta asada
  • Almuerzo: Un puré de verduras junto a pescado a la plancha, puede ser lubina
  • Merienda: Un yogurt y una infusión.
  • Cena: Hervido de judías verdes y patatas

 

Miércoles:

  • Desayuno: Una o dos rebanadas de pan con pavo
  • A media mañana: Una fruta bien madura
  • Almuerzo: Arroz blanco hervido, junto a una pechuga de pollo a la plancha
  • Merienda: Yogur y una infusión
  • Cena: Merluza al papillote

 

Jueves:

  • Desayuno: Una o dos rebanadas de pan con una lonja de pavo
  • A media mañana: Una compota o una pieza de fruta asada
  • Almuerzo: Filete de pavo y acelgas hervidas.
  • Merienda: Yogur y una infusión
  • Cena: Tortilla a la francesa

 

Viernes:

  • Desayuno: Una o dos rebanadas de pan con pavo
  • A media mañana: Una pieza de fruta bien madura
  • Almuerzo: Menestra de verduras y lenguado a la plancha
  • Merienda: Yogur y una infusión
  • Cena: Puré de patatas

 

Ojo.

Que las dietas blandas deben ser recomendadas por médicos, no es algo que vamos a utilizar a nuestro antojo.

La idea es proteger nuestro cuerpo durante una enfermedad para recuperarnos de la mejor manera, así que el tiempo de duración también depende de lo que nos diga el doctor.

Algo que hay que tener claro, es que no podemos inventar con estas dietas, luego de conversar con el médico, hay que cumplir al pie de la letra el tratamiento, para poder regresar a nuestra dieta habitual, que igual debe ser balanceada, para darle una mano a nuestro cuerpo.

Otras dietas que te podrían interesar:

 

 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta