La dieta de la enzima prodigiosa

Dentro de los regímenes alimenticios más controversiales, encontramos “la dieta de la enzima prodigiosa”, que tiene tantos admiradores como detractores en todo el mundo.

No se trata de otra técnica para perder de peso, como muchas de las que podemos probar en el mercado, sino que es mucho más, en realidad lo podemos tomar como una filosofía de vida, con la que según su creador, podemos evitar muchas enfermedades.

En esta dieta se habla de una enzima madre, que se produce en el organismo y que repara nuestras células.

Ante esto, se indica un método alimenticio, para que llenemos nuestro cuerpo de enzimas, con lo que podemos contrarrestar muchos problemas, al reparar y regenerar a nivel celular.

Ojo, que adelgazas por añadidura, al cambiar nuestros hábitos, porque como ya lo dejamos claro, esa no es la misión principal.

El creador es el doctor Hiromi Shinya, quien escribió un libro en 2005, dando a conocer una dieta, que desde ese entonces ha agarrado mucha popularidad, incluso su libro estuvo entre los más vendidos.

Claro, que Shinya es muy criticado porque toda su teoría no cuenta con un claro aval científico, por lo que muchos lo catalogan de simples mentiras y de otra dieta que no genera grandes resultados.

De dónde surgió la idea de una dieta que evitara enfermedades?

Pues Shinya perdió su mujer a causa de una enfermedad, por lo que desde ese momento comenzó a interesarse en la nutrición y la alimentación, investigando todos los alimentos saludables y los que generan daños a en el organismo, llegando a la creación de su teoría.

Podemos pensar que no es nada nuevo, que una alimentación balanceada, puede ayudarnos a mantener una vida sana, pero Shinya afirma que en medio de esta dieta, podremos evitar enfermedades como:

La diabetes, el cáncer, hipertensión, obesidad, u otro tipo de enfermedades degenerativas.

Todo suena muy bien verdad ?

Incluso en su libro afirma que no existe recurrencia de cáncer en sus pacientes.

“la dieta y el estilo de vida de la enzima prodigiosa presentados en este libro han podido repostar resultados clínicos del cero por ciento de recurrencias de cáncer. Lo diré de nuevo: ninguno de mis pacientes ha tenido que enfrentarse de nuevo al cáncer”.

Críticas fuertes a la dieta

Precisamente ese hecho de prevenir o erradicar el cáncer, genera una fuerte ola de críticas entre grandes especialistas, porque esto podría darle unas altas expectativas a algunos pacientes, que incluso dejarían los tratamientos, para desarrollar exclusivamente la dieta.

Algo que no es recomendado, más en estos tiempos, cuando existen un gran porcentaje de tipos de cáncer, que se curan con el cuidado correspondiente.

Igualmente varios expertos señalan que:

No existe ninguna enzima madre o prodigiosa, ya que cada célula, sintetiza las enzimas para desarrollar las funciones.

Es importante destacar que casi todos los procesos celulares, necesitan las enzimas y en el organismo hay más de cinco mil.

A diferencia de lo que opinan varios médicos, Hiromi Shinya, afirma que sí existen tantas enzimas debe haber una madre o prodigiosa.

A su juicio, en el organismo, tenemos la enzima en pocas cantidades, por lo que no se pueden reparar las células y terminamos enfermos, pero con la dieta podremos aumentar la cantidad.

 

Puntos principales de la dieta de la enzima prodigiosa

Ahora hablaremos de los alimentos que debemos consumir en esta dieta, constituida en un 85 o 90% de alimentos de origen vegetal, mientras los de origen animal, tienen que estar limitados entre un 10 o 15 %.

Al hablar de los alimentos vegetales, un 50% tienen que ser granos integrales, como arroz, pasta o legumbres y un 30% de vegetales verdes o amarillos, como patatas o verduras.

Esto deja un 5 o 10% para las frutas, nueces o semillas.

Por su parte, dentro de los alimentos de origen animal que debemos consumir, tiene que haber mucho pescado, así como limitar las aves, huevos o carne roja.

Un punto a resaltar es que la dieta nos invita a consumir alimentos ricos en enzimas, pero no existe una lista de los mismos, aunque en su libro, Shinya afirma que “cuanto más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescados, más enzimas tendrán“.

En la dieta es clave que:

  • Comamos pescado que tengan ácidos grasos esenciales, como las sardinas, pez espada o salmón.

 

  • No consumir margarina: En la dieta nos señala que no se debe consumir margarina, por su alto contenido en grasas trans. Muchos expertos la catalogan como la peor grasa.

 

  • Pescados de carne roja frescos: En caso de consumir pescados de carne roja como el atún, deben estar frescos, porque la mioglobina se oxida rápidamente, con lo que sería una carne poco sana, según la dieta.

 

  • Evitar leche de supermercados: Uno de los aspectos de la dieta, es que nos dicen que no debemos comprar la leche que encontramos diariamente en el supermercado, porque tras ser pasteurizada, se pierden muchos de sus mejores elementos, que contiene en el estado natural, como varios tipos de enzimas, antiinflamatorios o antioxidantes.

Igualmente se afirma que en el proceso de homogeneización, se provoca la oxidación de las grasas de la leche, con lo que se convierten en grasas hidrogenadas, que debemos evitar.

 

  • Reducir alimentos fritos: En la dieta se indica que se deben consumir alimentos fritos solo una vez al mes. Además, en el libro se indica que al momento de comer estos alimentos, debemos masticarlos muy bien, y mezclaros de la mejor forma con la saliva, ya que actúa como neutralizador de las grasas trans.

 

  • Reducir el café y el té: Solo podemos consumir entre 2 o 3 tazas diarias.

 

  • Debemos limitar el alcohol, chocolate, azúcar, repostería y productos lácteos.

 

  • Tenemos que consumir los granos sin refinar.

 

  • Masticar bien los alimentos: Antes de tragar, tenemos que masticar entre 40 y 70 veces por bocado, para que podamos asimilar de una mejor manera lo que comemos.

Incluso de esta forma vamos a comer menos y se minimiza el consumo energético y el desgaste del proceso digestivo para nuestro organismo.

 

  • La carne roja, solo la podemos consumir de vez en cuando.

 

  • Lo ideal es ingerir mucho pescado, pero también un poco de pollo, pato o pavo.

 

  • Debemos tratar de consumir pequeñas cantidades.

 

  • Se recomienda cenar tres horas antes de acostarnos, es decir luego de que se concluya el proceso digestivo.

 

  • Tenemos que consumir mucha agua

 

  • No comer entre horas, a menos que sea fruta o un zumo. Si es bueno comer antes de la comida, para que sea menos pesada.

 

  • Sólo utilizar medicamentos en casos excepcionales.

 

  • Vivir en tranquilidad, sin odio, ni estrés.

 

  • No recomienda el consumo de aceite de oliva. Algo que expertos consideran un error, por todos sus beneficios.

“el aceite de oliva se hace por compresión, no puedo recomendar el aceite que ha sido extraído de forma artificial”, indica el doctor en el libro.

 

  • Es muy importante el descanso. Tenemos que dormir al menos unas siete horas y acostar siempre a la misma hora.

 

  • Al igual que en cualquier dieta, tenemos que desarrollar ejercicio diario. Esto igualmente es importante para que podamos llevar una vida saludable y plena.

 

Según Hiromi Shinya, siguiendo estas claves en la dieta, podemos combatir enfermedades cancerígenas o la diabetes, además de bajar de peso.

Obviamente hablamos que esto es un estilo de vida en el que necesitamos cambiar algunos hábitos nutricionales, que venimos arrastrando, para poder llevar una vida saludable.

Ojo.

Que los más críticos recuerdan que no existen pruebas ni evidencias científicas, que demuestran la veracidad de esta propuesta, más allá de los buenos resultados de los pacientes del doctor.

Al final, hablamos de una dieta restrictiva, muy cercana a los regímenes alimenticios vegetarianos, por lo que no nos encontramos con nada nuevo.

No podemos dejar pasar por alto, que la dieta cuenta con hábitos saludables, que debemos mantener como el hecho de consumir bastante agua, el ejercicio, masticar más, tener menos estrés o consumir menos grasa, pero eso también se puede desarrollar en una dieta balanceada, con lo que podremos mantenernos en un buen estado de forma y muy saludables.

Podemos creer en la enzima prodigiosa e intentar probar esta dieta, pero no debemos pensar que vamos a evitar totalmente la posibilidad de padecer alguna enfermedad.

Pero eso sí.

Con una alimentación balanceada reducimos la posibilidad de sufrir malestares, pero no es algo imposible.

No podemos caernos a engaños o esperar milagros.

Cómo te das cuenta, se trata de otra alternativa para bajar de peso, aunque su misión principal sea alejarnos de las enfermedades.

A pesar de todas las críticas, no se puede negar, que es una dieta saludable, por los vegetales y toda la distribución alimenticia, baja en grasa, algo por lo que seguramente bajaremos de peso, aunque su creador, habla de la enzima prodigiosa.

 

¿Te atreves a probarla?

 

Aquí te dejamos un ejemplo de menú de la dieta:

Desayuno: Una taza de cereales integrales

Una hora antes del almuerzo: Una taza de té rojo y un vaso de zumo de naranjas frescas.

Almuerzo: Garbanzos cocidos con ajo y perejil; una ensalada de zanahoria rallada, tomate, cebolla y quinoa.

Una hora o media hora antes de la cena: Una taza de té verde y una manzana.

Cena: Un filete de unos 100 gramos de pescado preparado a la plancha. Una porción de arroz integral. Una buena ensalada de hojas verdes y una patata pequeña cocida al horno.

 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta