Los pro y los contra del pescado en la dieta

pescado en la dieta

En muchos estudios se ha confirmado la presencia de mercurio en el atún y en otro tipo de pescados. Si bien es cierto que la presencia del mercurio es dañino, debemos saber que los pescados de agua fría como el salmón, anchoa, atún y las sardinas contienen las grasas saludables llamadas grasas omega-3.  El omega-3 mejora la piel, la función cardiovascular e influye en la función del cerebro.

Los contras

Tienen que ver con los niveles de mercurio que ahora se encuentran en algunos peces de agua fría. Se estima que los niveles de mercurio en el medio ambiente han aumentado 3 a 5 veces en el último siglo debido a las operaciones industriales fábricas de papel por ejemplo, la quema de combustibles fósiles y basura y de operaciones mineras.

Los efectos del mercurio influyen en el sistema nervioso central, deficiencia del aprendizaje, dolores de cabeza, migrañas y convulsiones. Por lo general, los peces que se alimentan de peces más pequeños tienen más contenido de mercurio.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) recomienda que las mujeres en edad fértil y los niños pequeños deben evitar consumir especies grandes como el caballa gigante, pez espada, blanquillo y tiburón. Excluyendo las especies mencionadas, la FDA indica que  las personas pueden comer 12 onzas por semana de pescado cocido, más pequeños, tales como mariscos, pescados frescos pequeños. Las mujeres en edad fertil y niños solo deben consumir 6 y 2 onzas por semana.

El atún en lata es perjudicial. De un estudio realizado por el Mercury Policy Project en 48 latas de atún, se descubrió que 20 tenían altos contenidos de lo permitido de esta sustancia tóxica, además de los altos contenidos de sodio los cuales son realmente perjudiciales para la salud.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta