Manten el peso a raya

Vives de dieta en dieta.

“El lunes comienzo a comer mejor, me voy a inscribir en el gimnasio” es tu frase recurrente y cuando es jueves estás harto de todo y te vas por una hamburguesa y un pedazo de torta de tamaño descomunal. En vez de agua tomas refresco y mandaste todo al diablo. Hasta que te arrepientes y vuelves con tu promesa.

Es normal que cuando las personas quieren tener un cuerpo esbelto y ven esos molestos rollitos en la cintura sientan frustración. Cuando no pierden esos kilos que odian tener.

Comienzas una dieta y a la semana ven que siguen en el mismo peso y no es el que aspiras tener, desistes y vienen los tradicionales pecados.

Aquí queremos darte una serie de consejos que te ayudarán  a perder esos kilos de más y en caso que estés en una situación en la que te sientes bien con tu figura, pero en la que no quieres aumentar de peso.

 

Sin tentaciones: Compra snacks saludables

Al momento de ir a hacer la compra al supermercado evita meter chocolates, dulces, snacks llenos de grasa en el carrito y sustituye por galletas integrales y sobre todo muchas frutas y verduras que te van a permitir preparar unas recetas muy fáciles y lo más importante nutritivas. A lo que le vas a sumar muy pocas calorías que al final es lo que quieres.

Si compras una variedad importante de frutas como:

 

  • Naranja
  • Pera
  • Limón
  • Manzana
  • Kiwi
  • Uva
  • Fresa
  • Mora
  • Frambuesa
  • Arándanos
  • Piña

 

Podrás hacer jugos, zumos nutricionales y varias ensaladas que son muy ricas y vienen muy bien a la hora de preparar unas meriendas saludables.

Cuando estés descansando en casa y te provoque comer algo y abras tu nevera verás muchas opciones saludables, lo mismo sucederá cuando estés en la oficina. Lleva en tu cartera o en tu vianda de comida unas cuantas frutas que te sirvan para saciar la ansiedad o sensación de hambre a media mañana, también en la tarde, que siempre son los momentos en los que las personas tienden a cometer pecados cuando estás a dieta.

Las verduras como:

 

  • Zanahoria
  • Alcachofa
  • Remolacha
  • Pepino
  • Tomate
  • Apio
  • Menta
  • Calabacín
  • Espárragos
  • Papa
  • Berro
  • Lechuga

 

También te darán versatilidad al momento de preparar tus comidas. Si mezclas una zanahoria con remolacha y pepino podrás hacer un batido que servirá como desintoxicante y antioxidante. Ideal para eliminar todos los radicales libres que tanto daño le hacen al organismo.

Como ves si en tu nevera y despensa solo tienes comida saludable no habrá manera de que puedas aumentar de peso. Solo debes saber combinarlos bien para lograr tu cometido.

Hacer ejercicio

No hay manera de que puedas bajar o mantenerte en tu peso si no haces ejercicios. Solo con una dieta no va a ser suficiente. Por más que en los primeros días pierdas unos kilos, después vendrá el estancamiento que tanto le frustra a las personas.

Para que puedas bajar de peso siempre debes hacer ejercicios. Una rutina bien establecida que puedas hacer todos los días o por lo menos tres veces por semana. No solo te va a permitir comenzar el día con mucha energía, sino que vas a perder peso.

Con el paso de las semanas debes ir agregando grados de dificultad a tu rutina de ejercicios. Ya sea incorporando algunos nuevos, variando los que realizas o alargando el número de repeticiones. De lo contrario se va a dar el estancamiento del que hemos hablado.

 

Precaución al comer fuera

Si te invitan a un restaurante no te dejes llevar por las comidas más fabulosas del menú. Puedes comer igual de rico pero sin exagerar en las calorías.

Por ejemplo al momento de tomar algo decántate por un jugo natural en vez de refresco o alcohol. A menos que se una copa de vino tinto que funciona como un antioxidante.

Lo mismo sucede con el postre. No vayas por una torta de chocolate, con crema en exceso. Pregunta por tartaletas de frutas o una ensalada también de frutas. Así ir a un restaurante no te cuesta subir algunos kilos de más. Ya será suficiente con el plato principal en el que debes balancear bien los contornos con la proteína.

 

Supermercado

Planifica lo que vayas a comprar antes de ir al super para que no termines comprando en exceso chucherías y dulces. Solo lleva lo planificado y lo necesario para cubrir tu dieta. Ten en cuenta que es mejor realizar las compras sin tener hambre ya que esta demostrado que si vas al supermercado con hambre harás una compra menos racional y mas compulsiva.

 

Desintoxica tu cuerpo

Cuando quieras comenzar una dieta siempre es importante “limpiar” el cuerpo de las impurezas. De esta forma cuando arranques a comer más sano tu organismo va a absorber mejor los nutrientes y va a desechar todo lo que no necesitas como la grasa.

Tomar un zumo depurativo en las mañanas por unos días y acompañar durante el día con una comida sana, libre de grasa será muy importante. De esta forma te vas a deshacer de todo lo que no necesites.

Un zumo desintoxicante te lo puedes preparar con piña, limón y manzana. También con fresa, arándonos, moras y frambuesas. Hasta un simple vaso con agua a la que le añades unas gotas de limón te va a ayudar.

 

Buenos hábitos y acelera el metabolismo

No hay dieta que valga si no tienes unos buenos hábitos alimenticios y que si no los tiene puedes obtenerlos en poco tiempo.

Nada de estar saltándose las comidas. No te hace bien y además vas a engordar. Si crees que porque no cenes vas a librarte de esos kilos que tanto te molestan estás equivocado. No hay nada más alejado de la realidad que eso. Incluso puedes enfermar y dañar tus músculos.

Siempre debes comer por lo menos una 5 veces a día. De esta forma tu metabolismo siempre va a trabajar y junto con alimentos sanos, Como los que nombramos en el punto 1, el de la compra en el supermercado, te va a ayudar a que trabaje más rápido, quemando más calorías que las que consumes.

 

Compromiso

No habrá dieta, alimentación balanceada, buenos hábitos alimenticios y rutina de ejercicios que aguante una falta de compromiso contigo mismo. De nada valdrá el esfuerzo que hagas si tú mismo rompes las reglas.

Todos los objetivos que se trazan las personas merecen un compromiso pero sobre todo un pequeño sacrifico que cumplir.

Si te gustan muchos los duces y no puedes resistirte no los elimines por completo. Complácete un día a la semana. De esta manera evitarás la ansiedad. Pero debes saber que si lo haces tres, cuatro veces o no te aguantas y todos los días vas por una torta o unos cupcakes no habrá manera natural de que puedas estar en tu peso ideal o llegar a él.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta