No recuperes el peso perdido

no recuperar el peso perdido

Luego de mucho esfuerzo, conseguimos el objetivo que veníamos persiguiendo desde hace varios meses:

Bajamos unos cuantos kilos.

No fue una tarea fácil.

Porque tuvimos que cambiar nuestros hábitos alimenticios, que por cierto puedes lograrlo perfectamente en tan solo 66 días, desarrollar una dieta e intensas jornadas de ejercicio, pero ahora, vamos a salir unos días de vacaciones y no queremos que se pierda todo el camino recorrido.

 

Es posible mantener nuestro peso?

Aunque parezca complicado, sí se puede.

Obviamente existe ese riesgo de subir unos kilos durante vacaciones o algunos días libres, por lo que siempre es importante que sigas unos consejos y tips, que te permitirán pasar las semanas sin preocuparte en que vas a perder todo tu esfuerzo.

Ojo.

Que el peligro de recuperar peso, siempre se encuentra latente tras una dieta, es el popular efecto rebote, que siempre queremos evitar, pero durante las vacaciones, al estar lejos de la rutina, podemos caer en tentaciones, que hagan más fácil perder la dieta y luego nos costará mucho recuperar el ritmo.

La idea tampoco es que pasemos todas las vacaciones pensando en la dieta, comiendo ensalada cada día o dejando de disfrutar del viaje o los cócteles, hablamos de ¡vacaciones!

Hay que relajarnos, pero sin perder el enfoque, sin excesos, para volver a la rutina con la figura que queremos.

Solo tenemos que ser cuidadosos con las comidas y las bebidas, para evitar un descontrol total.

Ahora vamos con algunos tips para no recuperar peso perdido en vacaciones:

 

Tips para no recuperar el peso perdido

1- No dejes de ejercitarte

Esto es clave.

Sabemos que la idea es distraernos y relajarnos, pero si dejamos de hacer ejercicio, vamos a afectar nuestro metabolismo.

No podemos alejarnos de los hábitos saludables, que nos benefician y menos de los ejercicios, que nos permiten quemar calorías, con lo que corremos menos riesgo de aumentar kilos.  

Claro, tampoco es que nos vamos a inscribir en un gimnasio en pleno viaje de vacaciones, podemos desarrollar una leve sesión de trote o de nado, así como unos quince minutos en el gimnasio del hotel.

La intención es mantenernos activos.

 

2- No saltarnos las comidas

Sabemos que es complicado no hacerlo durante las vacaciones, pero tenemos que evitar saltarnos las comidas, no podemos pasar hambre durante varias horas, porque eso va a incidir en el aumento de las porciones en nuestra próxima comida.

Por eso es importante, que tengamos un desayuno balanceado y nutritivo antes de salir a la excursión o a la playa, además, que podemos disfrutar de un snack sano, para que no estemos tanto tiempo en el agua sin comer y con esto podremos aguantar hasta el almuerzo o la cena.

Todo pasa por organizarnos, aprende a planificar tus comidas durante las vacaciones, para comer a las horas en las que estamos acostumbrados y de una forma sana.

 

3- Hidratarnos

Mientras nos encontramos de vacaciones, es importante que contemos siempre con una botella de agua, para que nunca pasemos sed.

Todo esto, porque en algún momento podemos confundir la deshidratación con hambre, por lo que podremos terminar comiendo algo poco nutritivo o una bebida gaseosa.

Incluso, se recomienda beber un vaso de agua, 20 minutos antes de sentarnos a comer.

Lo mejor es tomarnos unos dos litros de agua al día, así como mantenernos alejados de excesos de bebidas alcohólicas.

Ojo.

Que si estamos en la playa, podemos aprovechar el coco, que también nos hidrata y nos puede dar un buen color a la piel.

 

4- Comer 5 veces al día

Durante las vacaciones se recomienda que intentemos no cambiar los hábitos saludables que se han adoptado, por lo que debemos mantener nuestro metabolismo activo, comiendo cinco veces al día.

Ojo.

Que podríamos llevar un control de lo que comemos, para saber si estamos superando los límites, pero más allá de eso, lo clave es no abusar durante estos días alejados de la rutina.

 

5- Pequeñas porciones

Uno de los trucos para no aumentar de peso durante las vacaciones, es comer todo en pequeñas porciones.

Si queremos cinco cosas del buffet, pues listo, vamos por ello, hay que disfrutar, pero agarramos un plato pequeño.

La idea es que todo sea con moderación.

 

6- Nada de comida rápida

En caso de salir de viaje durante unos días, puede resultar muy fácil, terminar consumiendo comida chatarra, para salir de la rutina o por la rápidez, pero tenemos que descartar esto por completo, porque podemos perder todo el esfuerzo que se ha hecho.

La idea debe ser alimentos en el restaurant del hotel, o tener a la mano, alguna opción saludable que tengamos cerca.

Además, que lo recomendado es no consumir pescados fritos si vamos a la playa, siempre será mejor a la plancha.

Ojo, que en estos casos de evitar la comida rápida, será clave contar con los snacks saludables, para evitar tener antojos en la calle.

 

7- No olvides las verduras

Para que cualquier dieta sea efectiva, tenemos que contar en el menú diario, con frutas y verduras.

Durante las vacaciones no las podemos olvidar, son unos aliados, que van a evitar que terminemos consumiendo en exceso.

Incluso, verduras como la zanahoria y el pepino, no solo son saludables, sino que nos ayudarán a tener saciedad.

Otro punto a tomar en cuenta es que si damos un cambio brusco en la alimentación, nos podemos causar algún daño, por lo que debemos mantenernos alejados de las grasas.

Igualmente las frutas de color amarillo, naranja o rojo, ayudan a que nuestra piel tenga un mejor bronceado, además de mantenernos saludables.

 

8- Proteína y sal controladas

Durante las vacaciones tampoco podemos olvidarnos de tener una porción de proteínas en cada comida, para evitar los abusos de las grasas y los carbohidratos.

Igualmente, sabemos que estamos alejados de la rutina, pero la intención tiene que ser mantener a raya el consumo de sal refinada, porque esto puede generar exceso de retención de líquidos.

Con estos tips podemos evitar aumentar de peso durante las vacaciones, que es uno de nuestros principales dolores de cabeza.

La idea es poder volver a casa, sin tener que sufrir del arrepentimiento durante varias semanas, por todo lo que comimos, por ese descontrol que luego pagamos caro.

 

Si cumples con los tips, puedes regresar a casa, con el mismo peso, aunque esperamos que con álbum de llenos de fotos y grandes recuerdos, además de un gran bronceado.

Ojo, que al volver a casa, tenemos que retomar por completo la rutina saludable. ¡Vamos! Al final siempre depende de nosotros.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta