Saltar la cuerda para perder peso

saltar la cuerda para perder peso

Saltar la cuerda, excelente ejercicio aeróbico y además puedes motivar a tu familia para que te acompañe, ¡los niños lo disfrutarán!
Ejercitarse saltando la cuerda quema más calorías de las que te imaginas y es uno de los mejores ejercicios cardiovasculares, solo comparable con correr. Imagínate que saltar la cuerda durante un solo minuto equivale a correr ocho millas. Asombroso, ¿verdad? Los médicos aseguran que este ejercicio refuerza la parte superior e inferior del cuerpo; sin embargo, no es apropiado para todas las personas, debido a que puede dañar las piernas por la presión que se ejerce en las rodillas, tobillos y caderas mientras saltamos.

¿Quiénes no deben saltar la cuerda?

Según los expertos, este ejercicio no es recomendable para:

• Personas con lesiones o problemas en la columna o que sientan dolor al ejercitarse.

• Las personas que tengan problemas en los huesos, corazón o pulmones.

• Aquellos que tienen prohibición médica.

Beneficios de saltar la cuerda

Las ventajas de este ejercicio, es que es fácil, barato y divertido. Una gran opción si quieres mayores beneficios para tu salud y, obvio, para bajar de peso.

• Fortaleces tus pulmones y expandes tus vías respiratorias.

• Mejoras el funcionamiento de tu sistema cardiovascular.

• Forma músculos en las pantorrillas y piernas.

• También se ejercitan los brazos, antebrazos y hombros.

Afirma los glúteos y las caderas.

Recomendaciones

Para que realices este ejercicio de manera óptima es recomendable que primero consideres algunos factores como:

• La cuerda debe ser preferentemente de cuero. Evita las cuerdas de plástico.

• Antes de saltar, realiza un calentamiento que abarque todo el cuerpo, especialmente en los talones.

• Al momento de saltar, hazlo en puntillas y no pares hasta completar un tiempo mínimo de 10 minutos.

• Ajusta la cuerda de manera que llegue a tus axilas.

• Usa zapatillas especiales para practicar deportes.

• Nunca saltes en la alfombra, el césped, hormigón o asfalto porque puedes provocarte un severa lesión, mejor hazlo sobre una superficie de madera.

Evita lesiones

Como dijimos anteriormente, es mejor que tu cuerpo esté caliente antes de comenzar a saltar. Para lograrlo, puedes trotar unos minutos o subir y bajar las escaleras rápidamente, luego elonga cada parte del cuerpo. No saltes tan alto, basta con que te levantes unos pocos centímetros del suelo para que el golpe en las rodillas y tobillos no sea tan intenso.

Si estás comenzando en este ejercicio, no saltes por periodos largos de tiempo, ya que tu resistencia aún no es suficiente y lo único que lograrás será una lesión. Si sientes cualquier molestia o dolor consulta con tu médico inmediatamente. Si es un esguince o fractura podrás tratarla a tiempo.


Loading...

2 Comentarios

Dejar una respuesta