Puedo tomar pastillas para bajar de peso ? Es saludable ?

pastillas para bajar de peso

Las pastillas para bajar de peso

El comercio de las pastillas «para bajar de peso» vende promesas como «Adelgaza rápido y fácil», «10 kilos en una semana», «Flaca sin esfuerzos». Pues queridas lectoras y amigos, son promesas que no del todo pueden hacerse realidad tan rápida y fácilmente.

Las píldoras para quemar grasa o adelgazar, que terminan siendo lo mismo, provocan más riesgos que ventajas, aunque muchos las venden como “pastillas naturales”, no siempre lo son.

La mayoría de las pastillas para bajar de peso que se encuentran en el mercado no han pasado por los procesos legales de aprobación o control sanitario y contienen químicos o fármacos como: anfetaminas, bloqueadores beta, benzodiacepinas y/o suplementos como chitosán o L-carnitina.

 

Tipos de pastillas para bajar de peso

Para vender cada vez más, el comercio de estas pastillas para bajar de peso ha hecho una variedad de: “saludables”, “quema grasas”,  “laxantes”, “naturales” y pare de contar.

Las laxantes te harán ir al baño mucho más, perderás liquido pero no grasa acumulada y al dejarlas el poco peso perdido por el líquido botado, volverá como si nada.

Las “quita hambre”: se hicieron muy famosas a principios del 2000, prometían regular el hambre y comer lo que realmente el cuerpo necesita. Aún hay de estas pastillas en el mercado que están hecha a base de fibra que se hincha en el estomago y puede provocar problemas en el intestino.

También están las que supuestamente absorben las grasas; estas provocan que el intestino no absorba las grasas. Pero, ¿es bueno no absorber las grasas? Por supuesto que no, las grasas son como todo nutriente, esencial, en menor cantidad, pero esencial.

Las termogenicas, o coloquialmente llamadas “quema grasas” aceleran el metabolismo lo que hace quemar las grasas más rápido. Bien hasta aquí. Pero, pueden ocasionar efectos negativos como: arritmias, taquicardia y alteración de valores.

 

¿Son saludables las pastillas para bajar de peso?

Lo que realmente sucede con estas pastillas “maravilla” para perder peso es que son medicamentos que ayudan a perder líquido pero no grasa lo que a la larga produce deshidratación y los kilos demás seguirán exactamente igual.

Además, la composición de la mayoría de estos fármacos contienen efectos secundarios, algunos leves como: mareos, alergia y dolores de cabeza, otros más graves como: desestabilización psicológica, vómitos, anemia, problemas en el corazón, etc.

A pesar de que todos las pastillas para bajar de peso son “sustancias controladas”, lo cual significa que los médicos están obligados a seguir ciertas restricciones a la hora de prescribirlos, debes tener en cuenta que pueden llegar a ser adictivas.

Entonces, no son píldoras saludables y si aún quieres consumirlas porque crees en esas falsas promesas, lo más recomendado es que tu médico de confianza te recete las adecuadas de acuerdo a tu peso, metabolismo y otros detalles medicos.

Los fármacos que medicamente y mundialmente sí están aprobados para adelgazar, son pastillas que sólo se recitan a pacientes con obesidad porque su composición es altamente potente y debe tomarse con la guía y cuidado de un nutricionista.

Para bajar de peso de forma segura no existe mejor opción que hacer ejercicio y sencillamente comer sano. “Adelgazar rápidamente” es casi imposible a través de medios sanos e idoneos para el cuerpo humano.

Olvídate de los atajos

 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta