Frio o calor para la recuperación muscular ?

frio o calor para la recuperacion muscular

Sabes que es mejor ? Frio o calor para la recuperación muscular ?.

Aquí te resolveremos esa duda.

Realizamos una intensa sesión de ejercicio y luego quedamos con una pequeña molestia muscular.

Eso es muy normal, luego de un intenso entrenamiento, pero al momento de conseguir resultados, es clave que la recuperación luego de ese esfuerzo máximo sea de la mejor forma posible, de cara a la próxima rutina.

 

Es tan importante la recuperación muscular?

No deberían haber personas con dudas al respecto, porque en el caso de no recuperarnos bien, no tendremos los músculos listos para la acción, por lo que podemos sufrir lesiones, que nos alejarán mucho tiempo del ejercicio o por lo mínimo, estaremos perdiendo ritmo.

Por esa razón, es que no podemos dejar pasar por alto, que debemos seguir una serie de indicaciones, tras desarrollar el entrenamiento.

Claro, en ese momento post entrenamiento, siempre sale la misma pregunta:

Es mejor el frío o el calor a la hora de tener una mejor recuperación muscular.

Ojo que pareciera una duda sin importancia, pero no lo es.

Atención!

Que hablamos de recuperación luego de cualquier ejercicio, ya sea de pesas, correr, bicicleta o algún deporte de alto rendimiento.

Algunos afirman que el hielo es ideal para desinflamar los músculos y tratar lesiones, algo por lo que la crioterapia es muy popular, pero otros indican que lo más recomendado es el calor para relajarlos.

Lo clave es que debemos saber que hay lesiones que se tratan con frío y otras con calor, pero ambas pueden llegar a ser beneficiosa.

Por ejemplo:

Varios especialistas señalan que luego de un intenso entrenamiento, lo más recomendado es aplicar frío, algo que permite acelerar la recuperación muscular, por eso siempre terminamos viendo a los atletas y grandes figuras del deporte, como el futbolista Cristiano Ronaldo, en grandes tina con hielo, o incluso hasta piscinas completas, para recuperarse, tras un partido.

En definitiva, también se habla de aplicar frío ante un dolor, porque permite aliviar la sensación e incluso, permite bajar la inflamación o la hinchazón, algo que se puede dar por algún golpe o caída, que nos genere ese dolor.

Claro, que se debe estar muy atento con el frío, porque el contacto puede generar quemaduras sobre la piel, ya que altera la sensibilidad, por lo que se debe vigilar muy bien y no descuidarse para no sufrir problemas innecesarios.

Qué es la Crioterapia?

En medio de la aplicación en frío, resalta la crioterapia, que es la aplicación estrella de la medicina deportiva, como ya lo explicamos anteriormente, que es muy usado por las figuras.

Es muy recomendada, para tratar varias lesiones, como tendinitis, tendinosis, sobrecargas musculares o microrroturas fibrilares.

Igualmente, la crioterapia mejora la circulación sanguínea, mejora el músculo cardíaco, y elimina sustancias nocivas, con lo que el deportista puede incrementar su rendimiento en los entrenamientos y en las competiciones, algo que les permitirá aumentar marcas, mejorar su ritmo y sus tiempos.

Ojo.

Que algunos investigadores afirman que no existen grandes pruebas que relacionen a los baños de hielo con la disminución de la inflamación, pero otros especialistas lo han adoptado por sus resultados.

Por su parte, otros investigadores tienen otra teoría como Robert Gillanders, terapista físico y vocero de la American Physical Therapy Association, quien recomienda un baño con el agua a temperatura corporal, es decir tibia. La idea es que eleven las zonas más trabajadas durante el ejercicio, para que queden más altas que el corazón.

También la aplicación en frío destaca por las rehabilitaciones, luego de un trauma, que se desarrolla en un tratamiento llamado Rice, por sus siglas en inglés. Esto es reposo, hielo, compresión y elevación.

  • Reposo: Con el reposo podemos proteger nuestro músculo, tejido o ligamentos, con lo que evitaremos lesiones y nos recuperaremos de gran forma.
  • Hielo: El hielo nos ayuda a desinflamar y controla el dolor.
  • Compresión: Con la compresión podemos disminuir el dolor y la hinchazón
  • Elevación: Buscamos elevar la parte del cuerpo afectada, con lo que se reduce el edema por la ley de gravedad.

Efectos del frío:

Dentro de los efectos más importantes del frío, tenemos:

  • El frío es vasoconstrictor, por lo que reduce la hemorragia y se logra evitar que exista un derrame grave.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio.
  • Reduce el dolor tras un golpe o traumatismo, así como el espasmo muscular, se trata de un efecto analgésico importante, con lo que podemos dar pasos más rápidos a la recuperación. Es un efecto directo a las vías del dolor.
  • Disminuye el metabolismo local, con lo que se evitan muchos problemas que se asocian al edema o la inflamación.

 

Cuándo se debe aplicar?

  • Contusiones: Cuando se sufre un golpe, se debe aplicar frio al instante
  • Patología muscular: En los casos de contusión, rotura de fibras o sobrecarga, se debe aplicar durante las primeras 72 horas.
  • Patología articular: Cuando se sufre de una fractura, luxación, torcedura o esguince, se debe contar con el frío, durante las primeras 72 horas.
  • Patología tendinosa: Se debe aplicar cuando duela en caso de tendinosis o tendinitis.

 

Cómo se debe aplicar el frío?

  • No debemos usarlo más de tres días, porque se puede dificultar y complica el proceso de cicatrización.
  • No podemos aplicar directamente sobre la piel, ya que el hielo tiene un efecto anestésico, con el que pasa desapercibido una quemadura por frío, no nos llegamos a dar cuenta hasta que es demasiado tarde. No debemos aplicarlo más de 10 minutos por hora, porque de lo contrario, podría bajar demasiado la temperatura de la piel.
  • Debemos tener mucha atención, por el riesgo de una alergia al frío.
  • Los niños y los adultos mayores tienen una menor tolerancia al frío, por lo que se debe aplicar con mucho cuidado y evitando contacto directo.
  • Se debe aplicar con precaución en casos de isquemia local, urticaria fría, artritis o hipertensión arterial.

 

Aplicación de calor

Por su parte, a la hora de hablar del calor, pues se debe aplicar, en los casos de dolores articulares o musculares, en el que no tenemos una hinchazón en la zona, como artrosis en la rodilla o molestias cervicales o lumbares.

Además, los especialistas afirman que a largo plazo siempre es mejor aplicar calor, porque en el caso de una contractura o un tirón, que es algo sumamente normal, pues en ese preciso momento, el frío genera un efecto satisfactorio, relajante y sedante, pero cuando han pasado varias horas, es mejor el calor, ya que otorga una sensación más confortable y que se extiende en el tiempo.

Incluso, en los casos de inflamación, luego de las 72 horas recomendadas de frio, nos recomiendan un poco de calor, si ya ha bajado el dolor y la hinchazón, mientras que en las lesiones musculares, siempre es mejor el calor.

 

Efectos del calor:

  • Incrementa el flujo sanguíneo por dilatación capital. Por esa razón ayuda a que lleguen al tejido los factores de cicatrización. Se mejora el aporte de nutrientes con lo que se acelera el proceso.
  • Incrementa la permeabilidad capilar.
  • Reduce la sensación de dolor, por su efecto relajante.
  • Favorece el metabolismo de los tejidos.
  • Incrementa la plasticidad, con lo que se reduce la rigidez de las articulaciones y las contractibilidad de los músculos.

 

Cuándo aplico el calor?

  • Podemos aplicarlo momentos previos al entrenamiento, para incrementar la flexibilidad y evitar lesiones.
  • Patología traumática: Luego de las primeras 72 horas de frío, siempre que se tenga menos hinchazón.
  • Patología muscular: Se debe aplicar cuando duela, en medio de lesiones o contracturas.
  • Patología articular: Aplicas al momento de sentir molestias por tortícolis, mala postura o rigidez.

Ojo, que el calor no es un tratamiento, solo nos ayuda en determinadas circunstancias y nos servirá de alivio, pero debemos tratarnos de una manera correcta las lesiones.

 

Cómo aplicar el calor?

  • No se debe utilizar en caso de una inflamación
  • Los niños y adultos mayores, pueden tener una piel más delicada y una menor respuesta al calor, por lo que pueden sufrir quemaduras.
  • En el caso de fracturas, no se debe aplicar el calor, porque aumenta el dolor.
  • Descartado para las personas diabéticas.
  • No se debe aplicar en caso de traumatismo, antes de las 72 horas, porque puede aumentar el dolor.
  • No debemos aplicarlo más de 15 minutos cada dos horas. Si llegamos a aplicar calor durante mucho tiempo, puede ser perjudicial.
  • No es nada recomendable aplicar calor, luego de colocarnos cremas o sprays de efecto, porque puede generar quemaduras.

Ante esto, queda claro que ambos tratamientos, con frío y con calor, son efectivos, pero que cada uno tiene su momento determinado, por lo que es clave que los apliquemos muy bien.

Siempre tenemos que mantenernos muy bien asesorados.

Claro, que la edad y los tipos de dolores son importantes para saber si usar calor o frío, además si sufrimos de alguna enfermedad, porque en algunas patologías no se pueden utilizar.

Lo recomendado es frío las primeras horas y luego calor, pero claro, lo importante es que tengamos la recuperación necesaria, que se sigan los pasos para evitar lesiones y volver preparados para la siguiente sesión.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta