Tabaco: enemigo del sexo

Tabaco: enemigo del sexo

Pues sí, fumar afecta la efectividad masculina en la cama. Estudios realizados por la Menshealth afirmó que el tamaño del pene puede reducirse hasta un centímetro y dificulta la erección de éste.

El tabaco es una toxina que afecta los vasos sanguíneos medicamente llamado arterioesclerosis (el pene contiene varios vasos) que se ven afectados mientras más se fume y con el pasar de los años se podría transformar en disfunción eréctil.

El flujo sanguíneo que va hacia el pene no drena con facilidad por los efectos de la nicotina. Esa falta de drenaje es la que ocasiona también que el pene no permanezca erecto por mucho tiempo o sólo de a ratos.

Las mujeres no se salvan

Pero no sólo los hombres se ven afectados; las mujeres también deben estar atentas con el exceso de tabaco ya que su placer sexual disminuye debido a la falta de oxigenación del cuerpo y el daño más peligroso es quizás la capacidad fértil la cual también disminuye.

¿Fumar excita?

Existe un fetiche sexual llamado la capnolagnia en la que una persona se excita mientras ve a otra fumando generando fantasías sexuales que producen la excitación.

Esto no es considerado una enfermedad sino una inusual forma de excitación que puede producirse tanto en personas heterosexuales como homosexuales o bisexuales. Y hay quienes han aprendido a controlar tanto su fetichismo que pueden hasta llegar al orgasmo. Raro pero cierto.

Datos:

  • La disfunción eréctil se aumenta en un 50%. Si quieres saber como tratarla con el producto indicado entra AQUÍ
  • La nicotina en exceso produce un efecto sedante e inhibitorio.
  • Reduce la cantidad y calidad del semen.
  • La fertilidad recae entre un 10 y 40%
  • Reducción del placer sexual tanto en hombres como en mujeres.

Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta