Tips para empezar el año saludablemente

saludablemente

Adquirir el hábito de alimentarse saludablemente y la incorporación de actividad física regular es la mejor combinación para deshacernos de ese peso extra que no necesitamos. Quizá no nos sintamos muy cómodos con nuestra apariencia actual o pretendamos mejorarla eliminando esa grasa alrededor de la cintura, piernas o brazos  y es que luego del inicio de año nace la motivación de un cambio en lo hábitos alimenticios y la idea de activar el cuerpo mediante la actividad física. Bien sea apuntándonos en algún  gimnasio, caminando, trotando, en fin algún tipo de actividad que nos procure quemar esas calorías y remover esa grasita rebelde que tanto tiempo lleva allí acompañándonos.

Pero muchas veces empezamos de muy buena manera y con el pasar de los días disminuimos la intensidad hasta que abandonamos totalmente. Colocamos excusas para postergar lo que nos prometimos, empezamos a comer como no se debe y de esta manera saboteamos nuestro plan inicial.

Esto no tiene que suceder nuevamente. Y la clave está en hacer de esta motivación un hábito. Como menciona Jim Ryum “La motivación es lo que te hace empezar, el habito lo que te hace continuar.”

¿Pero cómo establecemos estos hábitos?

Mantener tu plan al menos por dos meses. Estudios realizados en la University College de Londres indican que el tiempo promedio para que se adquiera un hábito es de 66 días. Y esto aplica tanto para hábitos saludables de alimentación y de rutina de ejercicios.  Luego de repetir tu rutina durante este tiempo se hará costumbre. En el caso de la alimentación debemos repetirlo todos los días. En la actividad física es posible que nos saltemos algún día de ejercicios, es normal y obligatorio que el cuerpo requiera de descanso, esto no va a variar nuestro objetivo final, pero no busques excusas para dejar de hacerlo por más de tres días.

Visualiza tu objetivo final, como deseas verte y sentirte. He tenido compañeros que utilizan técnicas que van desde imaginarse en la playa en verano con el cuerpo que desean, hasta imaginándose con muchos años envejeciendo de manera sana y sin problemas de obesidad, porque si algo es seguro es que cada día desde nuestro nacimiento envejecemos pero la clave está en envejecer pero sin hacerse viejo.

En el próximo artículo profundizaremos de que manera y qué hacer en esos días de establecimiento de hábitos. Por ahora podemos empezar con lo siguiente:

  • Ejercita diariamente. Si puedes reclutar un amigo mucho mejor, con el ejercicio liberaras serotonina necesaria para que cerebro y su cuerpo en general, puedan funcionar correctamente.
  • Come despacio. El cerebro tarda en promedio 20 minutos en registrar que estamos saciado, y te indica que ya estas satisfecho. Por lo tanto si comes rápido es probable que ingieras más alimentos de lo necesario y terminaras con esa sensación de pesadez.
  • Toma agua. Mantenerse hidratado es importante, tus músculos trabajan mejor, la piel mejora su aspecto y ayuda a eliminar toxinas.
  •  Come frutas. Procura comer frutas entre comidas, aportan vitaminas antioxidantes naturales, facilita el drenaje de líquidos, al ser diuréticas y depuradoras del organismo.
  •  Rodéate de gente positiva. Compartir tus intereses con gente que quiere lo mismo que tú, te ayudara a que no abandones tan rápidamente esa meta que quieres, aumentando la posibilidad de triunfo.

 

Autor : Carlos Henriquez

Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta