Tips para mejorar tu rutina

Tips para mejorar tu rutina

La comida y el ejercicio van de la mano. Cuándo y qué comer puede repercutir de manera importante sobre cómo se siente cada persona para realizar ejercicio, sea en una sesión de entrenamiento informal o en una competencia.

Tips para mejorar tu rutina

1. Desayuno saludable

Si haces ejercicio por la mañana, intenta levantarte temprano para terminar el desayuno por lo menos una hora antes de realizar alguna actividad física. La mayor parte de la energía obtenida durante la cena anterior se consume por la mañana y la glucosa sanguínea puede encontrarse baja, por ello, la importancia del desayuno. De lo contrario, es posible sentirse lento o tener mareos. Si tienes pensado hacer ejercicio dentro de la primera hora después de desayunar, come ligero o toma alguna bebida deportiva para subir la glucosa sanguínea. Así pues, la importancia en los carbohidratos para obtener energía. Alternativas para el desayuno:

  • Cereal o pan integral
  • Plátanos
  • Yogurt
  • Leche descremada
  • Jugo

Si en ocasiones tomas café por la mañana, es probable que no haya ningún inconveniente en tomar una taza antes de realizar una actividad física. No olvides que siempre que pruebas antes un alimento o bebida, corres el riesgo de sentir malestar estomacal.

2. Importancia del tamaño

Cuídate y no te excedas con la comida. Si vas a ingerir algún alimento antes de realizar una actividad física, toma en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Comidas grandes: Por lo menos tres o cuatro horas antes
  • Comidas pequeñas: Dos o tres horas
  • Colación: Una hora

Comer en grandes cantidades, puede dejarte una sensación de lentitud, mientras que comer  muy poco, puede quehacer que no obtengas la energía suficiente para sentirte fuerte durante la actividad física.

3. Buenos refrigerios

La mayoría de las personas puede comer colaciones pequeñas justo antes de hacer ejercicio y durante el mismo. La clave está en cómo se siente uno, por lo que debes considerar qué es lo mejor. Si comes antes de hacer ejercicio, es posible que no le aportes al cuerpo más energía, sin embargo, puedes mantener alta la glucosa sanguínea. Algunas alternativas:

  • Barritas energéticas
  • Fruta fresca
  • Yogurt
  • Pieza de pan o galletas integrales
  • Barritas de granola bajas en grasa
  • Sándwich con crema de cacahuate

Si piensa hacer ejercicio varias horas después de la comida, es fundamental que ingieras una colación saludable.

4. Comer después de hacer ejercicio

Con el fin de ayudar a los músculos a recuperarse y reemplazar la provisión de glucógeno, se recomienda ingerir una comida que contenga proteínas y carbohidratos dentro de las primeras dos horas después de hacer ejercicio. Algunas alternativas:

  • Yogurt con fruta
  • Sándwich con crema de cacahuate
  • Leche de chocolate descremada y galletas saladas
  • Espagueti con albóndigas
  • Pollo con arroz integral

5. Beber líquidos

Para evitar deshidratarte, necesitas una cantidad adecuada de líquidos antes, durante y después de hacer ejercicio. El Colegio Americano de Medicina del Deporte recomienda lo siguiente:

  • Beber aproximadamente 2 o 3 tazas (473 a 710 milímetros) de agua durante las siguientes dos o tres horas posteriores al ejercicio
  • Beber alrededor de ½ a 1 taza (118 a 237 milímetros) de agua cada 15 a 20 minutos durante la el ejercicio. Ajustar las cantidades según el tamaño del cuerpo y el clima.
  • Beber después de hacer ejercicio de 2 a 3 tazas (473 a 710 milímetros) de agua por cada  ½ kilogramo de peso que se pierde durante la sesión de entrenamiento.

Por lo general, el agua es la mejor manera de reemplazar los líquidos perdidos; pero si hace ejercicio durante más de 60 minutos, se recomienda una bebida deportiva, ya que pueden ayudar a mantener el equilibrio corporal de electrolitos y aportan un poco más de energía, debido a que contienen carbohidratos.

Déjate guiar por la experiencia

Toma en cuenta que la duración e intensidad de la actividad que realizas, determina la frecuencia, tipo de comida y bebida. Por ejemplo: uno necesita obtener más energía de los alimentos cuando corre un maratón, que cuando camina alrededor de la cuadra. Cuando de comida y ejercicio se trata, todas las personas son diferentes. Por lo tanto, presta atención de cómo te sientes durante la actividad y el rendimiento general. Déjate guiar por la experiencia para saber cuáles hábitos alimenticios antes y después de hacer ejercicio son mejor.

Además, considera mantener un registro, con el fin de controlar la reacción de tu cuerpo ante la comida y colaciones, para realizar ajustes en la alimentación y rendir al máximo.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta