CrossFit: Todo lo que necesitas saber

Todo lo que necesitas saber del crossfit

Dinámica, intensidad y velocidad. Esos tres aspectos han convertido al Crossfit en un sistema de entrenamiento que ha contado con un gran auge en los últimos tiempos. La cantidad de actividades que se realizan, lo convierten en uno de los favoritos para los amantes del fitness, gracias a que consiguen mejorar su físico, superándose a sí mismos de una manera diferente, amena, divertida, aunque muy exigente.

En lugar de buscar una mejor forma física, corriendo, nadando o levantando pesas, con el crossfit lo consigues en cada entrenamiento a partir de ejercicios y movimientos intensos, con una duración corta.  Se trata de un sistema de preparación física general, no orientada a ninguna disciplina concreta, que aumenta la capacidad cardiovascular, fortalece los músculos y nos permite bajar de peso.

Es importante destacar que son “movimientos funcionales constantemente variados ejecutados a alta intensidad” y cuando hablamos de esos movimientos nos referimos a aquellos patrones de activación motriz, para los cuales nuestro cuerpo se encuentra diseñado, como levantarse, sentarse, correr, saltar, empujar o traccionar.

El Crossfit fue creado en Estados Unidos por el entrenador Greg Glassman, un ex policía que observó la ausencia de un método de entrenamiento que pudiera producir un bienestar y mejora real de algunos de sus clientes.

Con este sistema se busca alcanzar el mejor estado de forma posible, por lo que el objetivo es incrementar las diez capacidades físicas más reconocidas por los expertos, como:

  • Resistencia cardiovascular: Capacidad de captar, procesar y liberar oxígeno.
  • Resistencia muscular: Capacidad del organismo para metabolizar y utilizar energía.
  • Fuerza: Aumento de la resistencia a una determinada carga.
  • Flexibilidad: Aumentar el arco de movimiento de una articulación
  • Potencia: Generación de fuerza por unidad de tiempo.
  • Velocidad: Minimizar el ciclo de tiempo en los movimientos.
  • Agilidad: Capacidad para minimizar el tiempo de transición entre un movimiento a otro.
  • Precisión: Controlar el movimiento en una intensidad específica y una dirección determinada.
  • Coordinación: Combinar varios patrones de movimiento distintos en un mismo patrón.
  • Equilibrio: Capacidad de controlar la colocación del centro de gravedad del cuerpo en relación a su base de soporte.

 

Beneficios del Crossfit

Esta actividad que hace tiempo traspasó las fronteras de Estados Unidos, brinda muchos beneficios a los participantes, uno de ellos es el espíritu de comunidad que crea, algo que no se consigue en otros gimnasios o disciplinas.

Precisamente ese factor comunidad, fue destacado por la página web de MensHealth’s España, porque al compartir experiencias y objetivos con otras personas, se genera ese espíritu de competencia, contigo mismo, así como con tus compañeros, algo que termina funcionando como motivación, porque esa superación, es algo muy positivo.

El Crossfit también permite ahorrar tiempo, porque los expertos indican que se obtienen resultados más rápido que con otros métodos, además ayuda a mejorar la capacidad de los atletas en otros deportes, al mejorar habilidades y movimientos.

Uli Becker, CEO de Reebok (principal marca promotora de Crossfit en el mundo), destaca esos efectos en un reportaje publicado en la revista MensHealth’s Latinoamérica “El Crossfit cambia la forma de ver el ejercicio, porque proporciona los mismos beneficios que otros deportes pero de una manera atractiva y con efectos rápidos”.

Entre otros de sus beneficios, tenemos la pérdida de peso y la definición muscular, que algunos señalan que se producen al mes de comenzar el entrenamiento, algo que te permitirá sentirte mejor emocionalmente y aumentar tu autoestima.

“Aunque no es su principal objetivo, esta disciplina también es una herramienta para luchar contra el sedentarismo y la obesidad”, reafirma Becker.

El crossfit disminuye el riesgo de sufrir lesiones, porque se identifican las debilidades o deficiencias para trabajarlas, mediante los entrenamientos que se desarrollan en grupos pequeños, ajustados a la capacidad de cada participante, aunque todos realizan ejercicios parecidos, más allá de su edad o forma física.

Chris Froio – encargado de Fitness and Training de Reebok, deja claro los grandes resultados que se pueden dar.  “Si buscas que este tipo de práctica sea una vía para ponerte en forma, lo conseguirás. Una persona común reduce hasta cinco kilos en un periodo de un mes, sobre todo si haces ajustes en tu alimentación. Al término de 90 días de entrenamiento, notarás cómo se incrementa tu masa muscular, resistencia, control mental y reducción de grasa corporal”.

 

¿En qué consiste el entrenamiento?

El Crossfit se desarrolla en rutinas que se basan en dos aspectos: técnica y fuerza. En este sistema se puede hablar de tres grandes etapas:

1-       Calentamiento

Se desarrollan movimientos durante 10 y 15 minutos, que hacen circular la sangre en el cuerpo y los músculos, con lo que te prepara para la fase más intensa.

2-      EDD (Entrenamiento del Día)

Son varias rutinas breves de ejercicios  (WOD, por su siglas en inglés: Work Of the Day)  que cambian diariamente.  Tiene una duración entre los 10 y los 30 minutos según el trabajo general que se establezca en el grupo y la intensidad.

Existen dos tipos de WODS según su metodología:

-El primero se basa en “tantas repeticiones como sea posible” y la intención es realizar el mayor número de rondas posibles en un determinado tiempo.

-Mientras que el segundo consiste en realizar un número de rondas determinadas como meta, en un tiempo límite.

Esta es la parte más intensa del entrenamiento, por todos los ejercicios que se desarrolla, como  sentadillas, flexiones de brazo, explosión de cadera y piernas, cargar elementos como pesas, cauchos, o mancuernas rusas (Kettlebells).

Igualmente otros ejercicios se pueden realizar con apoyo en barras o estructuras de peso libre y equilibrio, incluso correr y escalar. Son muchas las posibilidades, por la gran variedad que existe.

 

3-      Recuperación

Al final se baja el ritmo hasta el descanso, con una rutina entre 10 y 15 minutos de trabajos de abdominales y estiramiento.

 

¿Es el Crossfit para todos?

Todos hemos escuchado que por la intensidad de los ejercicios, el peso y la ejecución de los movimientos, el crossfit se debe realizar después de estar durante mucho tiempo en el gimnasio, para primero ponernos en forma,  pero en realidad cuando antes comencemos, más rápido podremos observar resultados, el progreso es continuo y cualquiera puede practicarlo.

A pesar de esto, debemos estar atentos en la práctica, porque los especialistas no lo recomiendan si tenemos dolencias en la columna, en las articulaciones o lesiones en los músculos.

Al final, el Crossfit es un sistema que nos brinda una variedad de ejercicios, con mucha intensidad, dinámica, y con un factor comunidad que lo diferencia al resto. ¿Te sumarás a esta tendencia?.

 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta