¡A tomar té de limón!

El limón es un corta grasa natural. Tomar una limonada diaria aparte de ser muy refrescante, tiene su efecto regulador en los niveles en nuestra salud. Pero ahora bien, hoy te vamos a explicar por qué en ciertas ocasiones, más que nada cuando queremos bajar de peso, resulta ideal tomar el limón pero con agua caliente. Así que prepárate a tomar té de limón.
Los especialistas lo recomiendan tomar a cualquier hora, pero ponerte una hora todos los días será mejor, pues estarás formando un hábito en tu rutina. Entonces, si particularmente tomas té de limón todas las mañanas estarás beneficiando a tu cuerpo de muchas maneras. Acá te enumeraremos algunas:

Digestión

Hay que tomar té de limón porque ayuda a tu digestión, desechando los materiales no deseados y las tóxinas de tu cuerpo. Debido a su composición atómica similar a la saliva y el ácido clorhídrico de los jugos digestivos, alienta al hígado para producir la bilis, un ácido que se requiere para la digestión.

Diurético

Está comprobado que consumir limón con agua caliente es un diurético por excelencia que ayuda a limpiar tu sistema a través de la orina. Los limones ayudan a fortalecer la función de la enzima que estimula el hígado y la desintoxicación.

Fortaleza inmunológica

Los limones son ricos en vitaminas C, lo que es ideal para combatir los resfriados pero también aporta potasio que estimula al cerebro y ayuda a mantener las funciones del cuerpo bien alertas para evitar las bacterias.

Limpia tu piel

Una piel radiante, todos la queremos lucir así que tomando té de limón la podrás encontrar. Con la cantidad de antioxidantes que tiene el limón podrás combatir las arrugas y también las manchas.

¡A tomar té de limón!


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta