Cuáles son las funciones de las proteínas

funciones de las proteínas

Desde pequeños escuchamos de la importancia y los beneficios de las proteínas, aunque la mayoría de las veces no estamos claros de todo lo que aportan a nuestro organismo. Las proteínas desarrollan diferentes funciones vitales sin las cuales no podríamos vivir, se trata de macromoléculas compuestas por hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, carbono y la gran mayoría también contienen fósforo y azufre. En este post queremos explicar a profundidad de cuales son las funciones de las proteínas en nuestro cuerpo para que seas consciente de su importancia para el cuerpo.

No existe proceso biológico en el que no tengan participación las proteínas, que se encuentran formadas por varios aminoácidos, constituyen alrededor del 50% del peso seco de los tejidos y determinan la forma y estructura de las células.

Un punto a resaltar es que las proteínas se encuentran en los alimentos que tienen origen animal, como carnes, huevos o leches, al igual que en vegetales –aunque en menor cantidad- como la soja, legumbres, cereales y frutos secos.

Igualmente expertos afirman que las proteínas le pueden aportar al organismo 4 kilocalorías de energía por cada gramo que se ingiere y la estructura específica de cada proteína, le permite tener una función determinada.

Al momento de hablar de la función de las proteínas, las mismas se relacionan con las múltiples propiedades que tienen. Algunos piensan que solo sirven para ganar masa muscular o para tener ánimo, pero eso se aleja mucho de la realidad, porque permiten a las células defenderse de agentes externos, mantener su integridad, regular funciones y reparar daños.

En lo que se refiere a los tipos de proteínas, podemos hablar de proteínas fibrosas, que tienen forma de fibra larga, así como función estructural y de movimiento, como la queratina, colágeno y elastina.

Además, también tenemos las proteínas globulares, con funciones diversas, como las enzimas, receptores celulares, hormonas peptídicas, inmunoglobulinas y proteínas de transporte.

Los tipos de proteínas también se pueden clasificar según su estructura química:

  • Simples: Producen aminoácidos, luego de ser hidrolizados.
  • Derivadas: Son productos de la hidrólisis.
  • Albúminas y globulinas: Soluciones salinas diluidas. Solubles en agua.
  • Conjugadas: Contienen partes no proteicas.
  • Albuminoides: Son insolubles en agua, son fibrosas.
  • Glutelinas y prolaninas: Son solubles en ácidos y álcalis, están presentes en cereales fundamentalmente el trigo.

Es momento de hablar de las múltiples funciones que tienen las proteínas en nuestro organismo, para que nos demos cuenta de su importancia.

 

funciones de las proteínas en nuestro cuerpo

Funciones de las proteínas

Función Estructural

Cuando hablamos de las proteínas estructurales, debemos destacar que son las más abundantes en nuestro organismo. Son las que dan resistencia, forma y sujeción al esqueleto, formando parte de los tendones, ligamentos, cartílagos, ojo, pelo y uñas.  Ciertas glucoproteínas también forman parte de las membranas y participan como receptores o facilitan el transporte de sustancias.

Dentro de la proteína estructural más abundante en el organismo tenemos el colágeno, que constituye un 30 % del total. Mientras que la elatina es la segunda más importante dentro del tejido y otorga elasticidad. Se encuentra presente en las paredes de los vasos sanguíneos y en los pulmones.

En las capas interiores de la piel, están también proteínas, mucosas y tejidos conectivos que las convierten en barrera contra sustancias o microorganismos que le hacen daño a nuestro organismo. Además, afuera tenemos a la piel recubierta por la queratina, que se renueva cada mes, brindando protección.

 

Función Hormonal

La gran mayoría de las hormonas son proteínas, que tienen la labor de regular el desarrollo y el crecimiento de nuestro organismo. Tenemos entre ellas a la insulina y el glucagón, que regulan la glicemia, así como la del crecimiento o la encargada de las situaciones de alerta como la adrenalina.

 

Función contráctil

Son proteínas fibrosas, al igual que las estructurales, responsables de la contracción y descontracción muscular, permitiendo todos los movimientos de nuestro organismo. Actina y miosina son dos de esas proteínas.

 

Función transportadora

Regulan el transporte de sustancias que llevan el oxígeno por todo el cuerpo o el dióxido de carbono. Dentro de las proteínas se encuentran la hemoglobina –presente en los glóbulos rojos- y mioglobina, ambas tienen estructura similar y capturan oxígeno, están en los músculos y en el corazón.

También está la albúmina, encargada de transportar por todo el cuerpo los medicamentos, mientras que las lipoproteínas llevan lípidos en la sangre.

 

Función Defensiva

Son proteínas globuladas, que actúan como anticuerpos, defensas contra aquellos microorganismos o sustancia que nos atacan. Entre ellas tenemos la glicoproteínas, la trombina, el fibrinógeno que forman los coágulos de sangre, por lo que ayudan a evitar las hemorragias o las inmunoglobulinas.

Esta es una función clave, ya que las proteínas, terminan siendo parte esencial en el proceso de tener una inmunidad y evitar caer en enfermedades, por eso debemos cuidarnos y consumir la mayor cantidad de alimentos que nos brinden proteínas.

 

Función Digestiva

En esto tenemos a las enzimas digestivas que son proteínas, encargadas de la transformación que experimentan los alimentos en nuestro sistema digestivo. Degradan los macronutrientes en partículas más pequeñas, para que pueden ser absorbidas, por lo que sin ellas no existe nutrición.

Se conocen también como catalizadores y terminan acelerando las reacciones químicas que se desarrollan en los tejidos vivos. Todas trabajan en condiciones de acidez para producir la reacción determinada. Tenemos la: Ptialina que actúa en la boca, amilasa en el estómago y páncreas, pepsina, en el estómago, lipasa en el páncreas e intestino o lactasa que actúa solamente en el intestino.

 

Función de reserva

Dentro de esta función tenemos la ovoalbúmina de la clara de huevo, la gliadina del grano de trigo, la lactoalbúmina de la leche y la hordeína de la cebada, que terminan siendo una reserva de aminoácidos utilizadas en el futuro desarrollo del embrión.

 

Transmisión de señales

Las proteínas forman en nuestro organismo membranas celulares que terminan siendo receptores celulares y como puentes para intercambiar sustancias entre las células, por ejemplo los medicamentos o los nutrientes terminan penetrando en nuestro organismo, a través de las proteínas.

Esta también es conocida como reconocimiento de señales, porque son receptores hormonales de neurotransmisiones, anticuerpos, bacterias y virus.

 

Función homeostática

Se habla que las proteínas mantienen en diversos medios tanto el pH interno como el equilibrio osmótico en nuestro organismo.

 

Función reguladora

Otro punto a resaltar es que la mayoría de proteínas se unen al ADN y de esta manera pueden controlar la transcripción génica, con lo que el organismo se asegura que la célula tenga en todo momento todas las proteínas necesarias para desempeñar normalmente todas sus funciones. Hay una denominada, ciclina, responsable del ciclo celular.

 

Conclusión: La importancia de las funciones de las proteínas en nuestro cuerpo

De esta manera, podemos darnos cuenta de la gran importancia que tienen las proteínas en nuestro organismo, ya que cumplen una gran cantidad de funciones, que pasan por los mecanismo de defensa, de absorción de nutrientes y de regular todo lo que necesita nuestro organismo.

Durante toda nuestra vida necesitamos las proteínas, que viene del griego “proteios”, que significa primordial. Las proteínas terminan siendo en nuestro cuerpo como ladrillo o cemento que en toda construcción son claves, por lo que nuestro cuerpo nos da muchas señales, cuando estamos consumiendo pocas proteínas.

No todas las fuentes de proteínas son buenas, porque debemos tener claros de los alimentos que contienen grasa y aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Ante esto, la mejor fuente de proteína son los pescados, el pollo, el pavo sin piel o el huevo, pero los quesos maduros, carne con grasa, embutidos o los marisco dan proteínas malas.

Como siempre es importante tener una alimentación balanceada, evitar los excesos, porque el consumo de proteínas, podrían producir ácido úrico, afectando al hígado o al riñón. Debemos estar bien asesorados por nutricionistas, que nos puedan indicar cuales son los mejores alimentos que podemos consumir, para aprovechar todas las grandes funciones de las proteínas que son tan importantes para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

Para terminar te presentamos una infografia donde podrás ver las principales funciones de las proteínas en nuestro cuerpo:

infografia de las funciones de las proteínas


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta