Los Edulcorantes: Todo lo que necesitas saber

Los Edulcorantes

Habías escuchado hablar de los edulcorantes?

Es posible.

Si te ha tocado ir al médico a un chequeo general y te ha dicho que debes reducir o si es posible eliminar el consumo de azúcar, porque le estamos haciendo daño a nuestro organismo:

Lo primero que hacemos es pegar un grito al cielo, por estar acostumbrados al consumo de alimentos dulces, pero ante esta situación, que se ha vuelto común en muchas personas, poco a poco ha agarrado un auge importante el uso de los edulcorantes, con los que podemos sustituir de alguna manera el azúcar, pero consumiendo menor cantidad de calorías.

Ese es el gran objetivo.

Disminuir las calorías en nuestro cuerpo, porque en las últimas décadas ha crecido a pasos agigantados un problema que podemos observar en todos lados:

La obesidad.

Esto ataca a personas de todas las edades, principalmente en las grandes ciudades industrializadas, por la agitada rutina de vida, así como la alimentación, que cada vez es menos balanceada, porque terminamos cayendo en comidas procesadas llenas de azucares, para ganar tiempo, pero sin darle ningún aporte nutritivo a nuestro cuerpo.

El excesivo consumo de estos alimentos elaborados con un alto porcentaje de azúcar, como los refrescos, golosinas, helados o productos de pastelería, nos acerca a la obesidad, por el valor calórico alto del que hablamos.

Además, el exceso de peso y azúcar en nuestro organismo, también nos puede llevar a otras enfermedades crónicas, como la diabetes o la hipertrigliceridemia, por lo que es muy importante, que podamos controlar el consumo de algunos alimentos en nuestra dieta habitual.

Al final, como siempre, incide mucho la cantidad de comida que estamos ingiriendo, porque lo recomendado por los expertos son 30 o 40 gramos de azúcar al día, pero solo con un desayuno con café, galletas y jugo, podemos superar mucho más esta cifra y ni te digo si consumimos alguna gaseosa o un dulce.

Claro, para controlar nuestros alimentos, iniciamos un régimen de dieta, con la misión de evitar ese alto contenido de grasas y azúcar, aquí es cuando los edulcorantes aparecen como una gran opción, aunque existen muchos rumores que de una u otra manera te hacen dudar de su efectividad, por lo que es momento de conocer todo lo que genera en nuestro organismo.

Primero lo primero:

 

Qué es edulcorante?

Debemos saber que un edulcorante:

Es una sustancia química capaz de otorgarle un sabor dulce a un alimento, pero con menos calorías, así que obviamente al incluirlo en nuestra dieta diaria, podemos sustituir parcial o totalmente el azúcar para frenar la obesidad.

“Los edulcorantes son una muy buena opción para aquellas personas que quieren seguir disfrutando de sabores dulces pero sin consumir tantas calorías”, dijo la endocrinóloga Susana Monereo, de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Gregorio Marañón al Diario ABC.

“Son unos buenos sustitutivos del azúcar”

Ojo.

Que Monereo resaltó que tampoco podemos excedernos con los edulcorantes, porque podríamos caer en el mismo problema, además que debemos elegir el que mejor se adapte a lo que necesitamos, porque existen varios tipos, así que muy atento para que no te quede ninguna duda sobre estos aditivos, que se encuentran en más alimentos de los que crees.

 

Tipos de Edulcorantes

Existen dos tipos de edulcorantes, los calóricos, naturales o nutritivos y los artificiales (acalóricos o no nutritivos), estos últimos son los que necesitamos a la hora de realizar nuestra dieta, esa que nos va a llevar a reducir nuestros kilos y mejorar la salud.

Los edulcorantes naturales:

Cuentan con un valor calórico por unidad de peso, prácticamente idéntico al azúcar, otorgando 4kcal por gramo, es decir un aproximado de 16kcal por cada cucharada. Las personas que sufren de diabetes, deben evitar su consumo, por ese alto contenido de calorías, que elevan los niveles en  la sangre de lípidos y glucosa.

Como podemos darnos cuenta, no es que se denominan nutritivos, por todo lo bueno que pueden ofrecer a nuestro organismo, pero sí se encuentran en alimentos necesarios para la dieta diaria, como las frutas, así que es oportuno siempre mantener a raya el consumo.

Dentro de estos edulcorantes tenemos:

La miel, la lactosa,  la fructosa, el manitol, el jarabe de maíz, la glucosa, azúcar invertido, sorbitol, xilitol, lactitol, el jarabe de glucosa hidrogenado y la estevia, que proviene de una planta, aunque su mayor uso es procesado.

Por otra parte tenemos los edulcorantes artificiales.

 

los edulcorantes artificiales:

No proporcionan energía y cuentan con un sabor muy dulce. Se tratan de aquellos aditivos procesados químicamente, en los que se trabaja la fuente natural en la que provienen, agregándole otros compuestos para hacerlos más estables o dulces.

Pueden llegar a ser incluso de 50 a 600 veces más endulzantes que el azúcar, pero ofreciendo a nuestro organismo, pocas o ninguna caloría, con lo que podemos satisfacer el deseo de dulce, vencer a ese gusanito que nos pide ese sabor, pero sin atentar contra la dieta. Además, estos edulcorantes evitan el aumento de la glicemia en la sangre, por lo que son muy buscados en la actualidad.

Con estos edulcorantes, podemos mantener a raya el sobrepeso, así como controlar la glicemia y prevenir la caries dental.

Los encontramos en todos los productos light, reemplazando al azúcar, como gaseosas, postres, golosinas o yogurts.

En cuanto a calorías, la diferencia es muy grande, porque estos aportan cantidad muy pequeñas, que van desde cero a 4kcal/gr, y entre los más destacados encontramos el aspartamo o aspartame, acesulfame K, sucralosa, sacarina, dulcina y los ciclamatos.

Vamos a destacar los edulcorantes sin calorías más populares:

1.- Sucralosa (Splenda): Es uno de los edulcorantes más nuevos, es derivado de la sacarosa (azúcar), pero sin calorías y 600 veces más dulce.

Se usa en productos horneados y alimentos procesados.

2.- Sacarina: Puede endulzar alimentos calientes y fríos. Es 300 o 500 veces más dulce que la azúcar. Es muy usado en jugos, gelatinas, chocolates, bebidas o helados.

Ojo: No es recomendado durante el embarazo.

3.- Aspartame: Aproximadamente este edulcorante es 200 veces más dulce que el azúcar, aunque las altas temperaturas reducen su capacidad para endulzar.

Ojo, se debe consumir en pocas cantidades, porque posee 4kcal/gr.

Es muy utilizado en bebidas y alimentos, pero contraindicados para personas que sufren fenilcetonuria, además los diabéticos deben controlar su uso.

4.- Ciclamato: Es muy indicado para los diabéticos. No aporta calorías y hablamos que es de 35 a 45 veces más dulce que el azúcar.

Es edulcorante en bebidas, postres, gelatinas o lácteos.

Durante algunos años se afirmó que podía causar cáncer, pero luego diversos estudios mostraron lo contrario.

5.- Acesulfamo de potasio: Otro adecuado para los diabéticos. También denominado acesulfamo-k. Es 150 a 200 veces más dulce que el azúcar y se puede utilizar para cocinar.

Lo encontramos en productos de repostería, goma de mascar o bebidas.

6.- Stevia: Proviene de una planta dulce, hablamos de un edulcorante natural, porque si hierves la planta puedes hacer tu propio edulcorante, pero cuando es procesado, obtenemos un mayor sabor dulce y el extracto purificado de stevia es el componente aprobado en los países.

En los últimos años se ha visto un gran aumento de productos endulzados con stevia, porque hablamos que puede ser entre 100 y 300 veces más dulce que el azúcar y no tiene calorías, por lo que es ideal para las personas que quieran controlar su peso o sufren de diabetes.

 

Recomendaciones de consumo

Todas las personas que se encuentren en dietas especiales, o sufren de alguna patología, pueden utilizar estos aditivos en el café o con los alimentos, para aliviar los sabores, pero siempre es importante que se consulte con un médico especialista, que nos pueda guiar de la mejor manera y nos ofrezca recomendaciones que no alteren el control de la glicemia.

Igualmente cada edulcorante cuenta con una cantidad máxima por día, que se puede consumir, según los expertos en el caso de la sacarina es de 2.5 mg/Kg de peso corporal/día, para el aspartamo es de 40 mgmg/Kg./día, para el ciclamato es de 11 mg/Kg/día, y para el acesulfame K es de 15 mg/Kg./día.

La clave es no excedernos ni del azúcar ni de los edulcorantes, porque a veces se comete el error de consumir productos light en grandes cantidades, cuando esos alimentos están pensados para mantener la ingesta habitual, otorgando una menor cantidad de calorías.

Todo en exceso es malo, no podemos olvidarnos de eso, porque de lo contrario no podremos cumplir nuestros objetivos.

Todo en exceso es malo

Es importante que igualmente estemos siempre atentos a los envoltorios de los alimentos, en los que nos indican la cantidad de azúcar o de edulcorantes que contienen.

 

Mitos de los edulcorantes

Alrededor de los edulcorantes se han creado varios mitos urbanos y rumores, algunos apuntan a la relación con el cáncer o la incidencia de parto prematuro, pero varios estudios se han realizado y no existe nada concluyente.

Incluso, algunos afirman que los edulcorantes estimulan el hambre o nos lleva a incrementar nuestro peso, pero no existe nada que lo compruebe, porque más bien son utilizados para mantener una alimentación balanceada y equilibrada, son de gran ayuda para poder llegar a nuestro peso ideal.

Eso sí, hay un edulcorante que no debe ser consumido por una parte de la población, se trata de la fenilalanina, ya que existen personas a quienes lo pueden afectan con un enfermedad llamada fenilceonuria, por eso, los alimentos obligatoriamente deben indicar que contienen este aditivo.

Como te puedes dar cuenta, los edulcorantes son una gran opción para tu dieta diaria, ya que si quieres seguir consumiendo productos dulces, pero no preocuparte por el peso o las calorías, hablamos de un acompañante ideal. Además, es muy recomendado para todos los diabéticos, así que no hay excusas para consumir tanto azúcar, porque tenemos el sustituto perfecto, aunque eso sí:

Siempre con moderación.

Para terminar te dejo con una infografía que muestra lo que contiene el endulzante que estás usando en tu dieta.

Siéntete libre de compartir esta imagen en tu página web o en tus redes sociales.

 

Infografía de los endulzantes

infografia de los endulzantes

fuente


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta