Beneficios y propiedades de la fresa

Su exquisito sabor la convierte en pieza clave para diferentes recetas de postres, o en un ingrediente secundario de entradas y platos fuertes. Es una fruta poderosa, seductora y es que la gran cantidad de propiedades de la fresa nos pueden dar una mejor calidad de vida. Con su rojo intenso y su tallo verde, es una de las más frutas más populares, pero ahora vamos a conocer todos los beneficios que le ofrece a nuestro organismo, para agregarla mucho más a nuestra dieta diaria.

Se trata de una planta herbácea, que pertenece a la familia de las rosáceas, de tallo rastrero. Es una fruta que crece en grupos de tres en el tallo de una planta baja y al momento de madurar, cambia del color blanco verdoso a su característico rojo intenso.

La fresa, que no tiene cáscara y está cubierta de cientos de semillas, se ha consumido durante siglos, ya que data desde hace más de 2200 años. Durante el siglo 17 y 18, solo era ingerida por las familias más poderosas de Europa, pero a los años, su cultivo se extendió por las partes más templadas de Asia y zonas boscosas de América, hasta volverse ampliamente conocida en la mitad del siglo XIX.

Los cultivos de la fresa se encuentran ubicados en las zonas muy húmedas y frías- templadas, por lo que es común encontrarla de forma silvestre en los bosques. En algunos países se conoce como frutilla, y es muy popular por ser una gran fuente de vitamina C, que colabora con fortalecer el sistema inmunológico.

Es un alimento tan rico que 100 gramos de esta fruta, tiene 54,93 mg. de vitamina C, incluso más que cítricos como la naranja y el limón.  Además, la fresa cuenta con vitamina A, B1, B2, B3, B6 y E, así como fitonutrientes, antioxidantes, o betacaroteno, y salicitos.  Esta fruta también tiene minerales como magnesio, fósforo, hierro, yodo, potasio y calcio.

Entre sus grandes propiedades se encuentra el ácido málico, ácido oxálico, citurico, salicílico, folatos, flavoides, fibra, hierro, azúcar, cal, sustancias proteicas, sales solubles, celulosa, agua, sodio, y azufre.

Aparte de todas estas propiedades, la fresa nos ofrece una gran cantidad de beneficios a nuestro organismo, por lo que ahora conoceremos los más importantes.

 

Beneficios y propiedades de la fresa

Reduce enfermedades

Uno de las propiedades de la fresa más notable es el de ayudar a reducir las enfermedades que padecemos. Por la gran cantidad de vitamina C, esta fruta ayuda a combatir enfermedades como el hipertiroidismo, estreñimiento, además de reducir los síntomas del resfriado. Se recomienda también durante la menopausia, porque la vitamina C disminuye los sofocos.

Igualmente las propiedades de la fresa, cuentan con una función antioxidante, que absorbe los radicales libres, que podrían causar enfermedades crónicas. Incluso un estudio realizado por la Universidad Politecnica de la Marche en Italia y de la Universidad de Granada en España, demostraron que la fresa fortalece los glóbulos rojos frente al estrés oxidativo, un desequilibrio que ha sido relacionado a lo largo de los años con diferentes enfermedades.

 

Alimento diurético

Otro de los beneficios de la fresa es gracias a la presencia de potasio en la fruta que aumenta la diuresis en el cuerpo, con lo que se desintoxica el cuerpo, regulando la presión arterial.

 

Bajo en calorías

Para quienes quieren bajar de peso este es uno de los beneficios de la fresa más importante, y es que esta deliciosa fruta cuenta con alrededor de 33 calorías por cada 100 gramos y dentro de esa cifra se encuentran muchos minerales y vitaminas, que promueven los fito nutrientes importantes para nuestro organismo.

 

Anti cancerígeno

Entre las propiedades de la fresa no podemos dejar por fuera su poder anti cancerígeno. Tiene sales positivas que previenen enfermedades cardiovasculares y degenerativas, por eso lo recomiendan para evitar la aparición del cáncer, parkinson o el alzheimer. Igualmente la presencia del ácido fólico, los flavonoides como la quercetina y el kaempferol, ofrecen una ayuda en la defensa contra las células posiblemente cancerosas.

 

Clave en las dietas

Comer fresas nos ayuda a quemar la grasa acumulada en nuestro cuerpo, gracias a que contiene antocianinas. Además, la alta dosis de fibra dietética, mantiene normal la digestión, frena la sobrealimentación y reduce la presión arterial.

La alta presencia de agua en las fresas (85%) la convierte en otro elemento fundamental de las dietas, para bajar esos kilos de más, reduciendo colesterol y grasa. Por esa razón, podemos acudir a este fruto, para adelgazar sin dejar de ingerir comidas deliciosas en nuestra dieta diaria. ¡Debemos incluir a la fresa!

 

Propiedades antiinflamatorias

Los fenoles de las fresas combaten enfermedades inflamatorias como el asma, la aterosclerosos, la osteoartritis, sin dejar efectos secundarios. También reduce los niveles de la proteína C-Reactiva, que es un claro indicador de que existe alguna inflamación.

 

Antioxidante

Otro de los beneficios de la fresa que vale la pena destacar es su poder anti oxidante. Las fresas cuentan con un compuesto químico llamado fenol, específicamente con la antocianina que se encuentra de forma abundante en las frutas y los expertos afirman que los alimentos ricos en este compuesto suben los niveles de de ácido úrico del organismo, con lo que nos ayuda como agente antioxidante.

 

Fortalece los huesos

El manganeso, la vitamina K, el magnesio y el potasio, que se encuentran en la fresa, son importantes para la salud de nuestra estructura ósea.

 

Vista sana

El consumo de tres o más fresas a la semana, reducen la posibilidad de sufrir de enfermedades relacionadas con la edad, como la degeneración macular, que afecta la visión.

 

Ayuda en la digestión

Las fibras que se encuentran en las fresas, disminuyen el estreñimiento y colaboran en la limpieza del colón.  El alto contenido de vitamina C, estimula la secreción de las encimas digestivas, algo que mejora la digestión de algunos alimentos.

 

Exfoliante de la piel

Este es uno de los beenficios de la fresa que más gusta entre las mujeres. La fresa cuenta con biotina, que fortalece las uñas y el pelo, así como un antioxidante denominado,  ácido elágico, que protege las fibras elásticas de tu piel.

 

Aparte de todos estos beneficios y propiedades de la fresa que hemos mencionado, ella también ayuda a combatir problemas de anemia, y deficiencia nutricional, interviene en la disolución de cálculos renales y biliares, además de ser favorable  para la formación de glóbulos rojos y blancos, o en evitar el estrés.

Otro de sus grandes ventajas es que la fresa es anticoagulante, antirreumáticas, laxante y recomendada para catarros y congestiones nasales. Es una fruta que según han confirmado varias investigaciones, puede proteger frente a la radiación ultravioleta, fortalece los eritrocitos o glóbulos rojos y disminuye los daños que ocasiona el alcohol en la mucosa gástrica.

Para culminar, debemos resaltar que la fresa previene el envejecimiento prematuro de la piel, evita la caída del cabello, reduce los niveles de colesterol malo y ayuda a tener una circulación sanguínea adecuada

Se trata de una fruta de un gran sabor, así como muy buena para nuestro organismo, por lo que ahora conoceremos algunas recetas para disfrutarlas.

 

Cómo disfrutar de los beneficios y propiedades de la fresa?

Dentro de las ventajas de esta fruta, es que podemos consumirla sin necesidad de prepararlas o cocinarlas de una manera especial, porque solo necesitamos lavarla con agua, antes de probar su delicioso sabor. Con esto disfrutaremos de todas las propiedades de la fresa, de una manera directa, natural y fresca, con solo un mordisco. Así de fácil.

Existen muchas maneras de comer las fresas, no solo de un mordisco luego de lavarlas, sino en diferentes recetas que conocemos muy bien, porque esta fruta se encuentra en diferentes postres, en las ensaladas de frutas, en los pasteles, o simplemente servidas en un plato con leche condensada.

Entre las recetas más populares de esta fruta muy buscada por su escaso aporte calórico y su sabor, se encuentran:

  • Bacalao ahumado con fresas.
  • La ensalada de frutas con crema de fresas.
  • Gazpacho de fresas.
  • Carpaccio de fresas con nata.
  • Brochetas de jamón con fresas y melón.
  • Suflé de fresas.
  • Tarta de queso y fresas
  • Panacota de fresas y frutas rojas.

 

Precaución

A pesar del alto consumo de frutas alrededor del mundo, algunas personas deben tener cuidado, porque no es recomendable su consumo para los alérgicos a las aspirinas, al estar compuestas de ácido acetilsalicílico, que les puede ocasionar problemas.

Igualmente más allá de las propiedades, los beneficios de las fresas y el alto contenido de minerales, podríamos ser alérgicos a otros componentes de la fresa, por lo que siempre es importante que aclaremos las dudas con nuestro medico de confianza.  Un punto a destacar es que los diabéticos, si pueden consumirla, porque las fresas contienen azúcares pero son toleradas por los que sufren de diabetes.

Se trata en definitiva de un fruto muy popular, con propiedades nutricionales y medicinales, además de ser un excelente adorno en los jardines y clave en los postres. Luego de conocer todos estos beneficios de la fresa, disfrutaremos mucho más su delicioso sabor. Existen muchas opciones de hacerlo, a cualquier hora y con diferentes recetas, así que vamos a disfrutar de ese sabor.

Image source: clairity

Infografía de las beneficios y propiedades de la fresa

Propiedades y beneficios de la fresa

 


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta