7 pasos para reemplazar las Gaseosas de dieta

No podemos poner en duda la popularidad de las gaseosas o los refrescos de dieta pero muchas personas están preocupadas por los efectos negativos que puedan tener en nuestra salud.

Sobre todo en aquellas personas que los beben de forma regular.

Es conocido por todos que los refrescos te hacen engordar, pero entonces si queremos eliminarlos de nuestra vida como podemos lograrlo ?

Te vamos a mostrar un plan de 7 pasos que te ayudará a cortar esa adicción.

2 cosas que necesitarás para reemplazar los refrescos de dieta

Agua mineral con gas

Para tener exito en esta dura travesia el sustituto de tu refresco debe ser lo mas parecido.

Claro está que sin los químicos que te están haciendo daño, y el azúcar o los endulzantes artificiales.

Algunas personas especialistas en el tema dicen que solo bebas agua.

Obviamente es la mejor opción pero si lo que quieres es sustituir una adicción debes buscar una alternativa similar para que el proceso se haga más fácil.

Concentrados de frutas

Recientemente se ven muchos mas concentrados de fruta en los supermercados.

Algunos de bayas o de otros “super alimentos”.

Si eliges los correctos estarás introduciendo en tu organismo una buena cantidad de antioxidantes, vitaminas y minerales con endulzantes naturales.

Puedes incluso mezclar los concentrados de frutas con el agua con gas para hacer una bebida que se asimile bastante a los refrescos. De esta forma estarás haciendo el reemplazo más placentero.

Para lograr lo 7 pasos del programa para dejar la adicción a los refrescos vas a necesitar bastante agua con gas y jugos de frutas para al menos 2 semanas.

 

refrescos de dieta

7 pasos para reemplazar los refrescos de dieta

  1. El primer paso y el mas importante para dejar las bebidas gaseosas o refrescos de dieta es que si tienes todavía en tu casa los botes. Lo primero que debes hacer el primer día que decidas comenzar es levantarte por la mañana, tomar las botellas que tengas guardadas, abrirlas y echarlas por el fregadero.
  2. Lo primero que debes hacer por la mañana es beber un buen vaso de agua que te hidrate y te quite la sed de forma inmediata para que no tengas la tentación de beber refresco al menos durante la mañana. Tambien te recomendamos que lleves siempre contigo un buen termo o botella llena de agua para que te puedas mantener hidratado durante el día.
  3. Come un buen desayuno cargado de proteinas y grasas de las buenas. Puedes comer huevos o también aguacate. Los cereales procesados y el pan blanco están cargados de carbohidratos y te dan un breve empujón pero luego hacen que el azúcar en la sangre descienda haciéndonos sentir cansados y hambrientos. Por lo tanto es mejor que te alejes de esa montaña rusa que te hace desear azúcar.
  4. Cuales eran los momentos en los que te provocaba beber una gaseosa? A que hora ? Lo que debes hacer es tener a esas horas siempre disponible una buena agua mineral con gas o un jugo de frutas que te haga desaparecer esa necesidad por el refresco. Lo mejor es que no trates de resistirte sino que consigas un sustituto (saludable claro está).
  5. Tu desayuno, almuerzo y cena debe estar basado en comidas sanas con proteínas, grasas de las buenas y ensaladas. Algo de salmon o pollo al horno con una ensalada de hojas verdes y un poco de aguacate. Y si te provoca algo a media tarde puedes intentar con unas nueces o almendras para calmar el hambre.
  6. Obviamente es super importante de que te olvides de visitar los locales de comida rápida cuando estás intentando alejar de los refrescos de dieta. Este tipo de comida te hará sentirte sediento de azúcar. Algunas de las compañias mas grandes de comida rápida incluso tienen una división de químicos trabajando para crear productos que huelan y te hagan desear mas carbos. Así que mantente distante.
  7. Investigadores han demostrados que toma un plazo de entre dos semanas hasta 66 días para que un nuevo hábito se apodere de tu rutina. Si has estado bebiendo gaseosas de dieta por mucho tiempo no será tan sencillo por lo que no debes vacilar en ningún momento y mantenerte firme en tu decisión hasta que este mal habito se haya ido de tu vida.

Luego de dos semanas tus niveles de energía habrán mejorado y estarán mucho mas estable. Tambien es probable que empieces a perder peso, así que es una buena noticia para quienes quieren rebajar.

Qué pasa si no quiero dejar las gaseosas ?

Y si eres un rebelde sin causa que por más que sepas todo el daño que hace el refresco o bebida gaseosa a tu cuerpo quieres seguir tomandola entonces al menos busca la opción más saludable.

Pues si, aunque en todas sus versiones son malas para nuestro organismo ya que no proveen de ningún nutriente, hay una versión que te puede ayudar a ahorrarte unas calorías.

Así que si quieres bajar de peso mejor elige las “sin azúcar”.

Como por ejemplo la CocaCola Zero.

coca cola vs zeroPara concluir

Te hemos dado 7 pasos simples para que puedas sustituir los refrescos de dieta por algo mucho mas sano.

Si puedes mantenerte por tan solo dos semanas tienes buen chance de deshacerte de tu mal hábito y tener un estilo de vida mucho mas saludable.

Si tienes alguna pregunta o si ya tu has dejado ese habito tan desagradable entonces comparte tu historia con nosotros en los comentarios.

Lissa Gonzalez
Licenciada en nutrición y dietética UCV Técnico antropometrista nivel 1 (ISAK) Curso Internacional de Nutrición y Energética en la actividad física y el deporte. Universidad de Morón, Buenos Aires, Argentina.