Los 6 Grandes Mitos del Ayuno Intermitente

Como sucede con muchos regímenes, hay muchos mitos alrededor del ayuno intermitente.

Al final depende mucho de las creencias de las personas. Así como de la forma en la que fue realizado y es allí cuando empiezan a crearse toda una serie de creencias que nada tienen que ver con la realidad.

El ayuno lo hacemos todos y todos los días

Sí, así como lo estás leyendo.

Cada vez que te vas a dormir y a la hora en la que te levantas hay una ventana en la que no ingieres alimentos.

Dependiendo de la rutina que lleves puede ser o no muy prolongado.

Pero prácticamente sin querer haces un ayuno intermitente.

Aquí ya rompemos con uno de los mitos que hay con el ayuno intermitente.

Mitos del ayuno intermitente:

1- No le hace daño a la salud

Cuando decides hacer un ayuno intermitente tu salud no se verá afectada.

Por supuesto cuando lo hagas de la forma correcta.

No puedes hacer un ayuno prolongado por 72 horas.

O toda tu vida hacer ayunos 16/8.

Porque allí sí corres el riesgo de enfermarte o de causar algún daño a tu salud.

Allí el problema no es el ayuno sino la persona. Se trata de utilizar la lógica.

Perder algunos kilos de más o realizar un proceso de depuración no vale la pena si ello pone en riesgo tu salud.

No tiene ningún sentido que te expongas de esta manera.

Los ayunos bien hechos no te van a enfermar.

Como lo hemos dicho, prácticamente sin querer lo has estado haciendo toda tu vida. Esto sucede cuando te vas a dormir.

Solo que ahora quieres tomarlo más en serio o extenderlo por algunas horas más.

Así que quítate la idea de la cabeza que los ayunos intermitentes te afectarán. Siempre y cuando lo hagas de la forma correcta.

Igual recuerda que se le llama intermitente porque solo se realiza algunos días. No de forma consecutiva ni frecuente.

Todo en exceso hace daño. Incluyendo el ayuno y más el intermitente.

2- Tendré un efecto rebote

Error. No vas a tener un efecto rebote después de un ayuno intermitente.

A menos que no tengas una dieta saludable y tengas unos hábitos alimenticios que no son los correctos.

Es importante tener una alimentación saludable y balanceada todo el tiempo.

No importa si estás a dieta para bajar de peso, ganar músculo o perder grasa.

Si comes mal y sobre todo con mucha grasa, azúcar y carbohidratos que no son saludables vas a subir de peso. Hayas hecho o no el ayuno intermitente.

Si después de que hayas realizado tu período de ayuno realizas el patrón de arriba es un error tuyo y por supuesto el mito va a continuar, porque vas a decir que engordaste después de hacerlo.

Suponemos que no le dirás a nadie que todos los días te comías una hamburguesa, frituras o muchos dulces en todo el día.

En vez de ir por agua tomabas bebidas gaseosas o jugos pasteurizados que tanto daño le hacen a nuestro organismo.

Si en vez de ingerir frutas y verduras comías productos congelados y/o procesados.

Así que aquí tienes uno de los orígenes de estos mitos de que al ayuno intermitente te hará engordar y tener el temido efecto rebote.

Siempre tienes que llevar una alimentación saludable.

Es la base de sentirse bien y así no tendrás el efecto rebote.

No se trata de estar a dieta siempre. Sino de saber comer.

No se trata de comer menos, se trata de comer mejor

El ayuno intermitente no te hará subir de peso. (1)

ayuno intermitente
Foto: Pixabay

3- Perderás músculos

Este es otro de los grandes mitos que hay con el ayuno intermitente. Y por el que muchas personas asiduas a los gimnasios le huyen y le temen.

Con el ayuno intermitente no pierdes músculo (2). Menos si lo haces de forma segura por una semana.

Para que llegues a perder músculo debes estar un tiempo muy largo en ayuno.

Y cuando hablamos de largo nos referimos a meses.

Además de uno muy prolongado de 16/8 y en la ventana de las comidas no llevas suficientes proteínas a tu organismo. Además de las raciones de carbos y grasa necesaria.

Como lo habrás notado el problema no es el ayuno intermitente sino la forma en la que la persona lo realiza.

Quieres una prueba fehaciente de que el ayuno intermitente no afecta las fibras musculares:

Si eres un aficionado al fútbol seguro conoces a Yaya Touré, quien militó en FC Barcelona y Manchester City o si prefieres a Paul Pogba, el joven francés con pasado en Juventus y actualmente en Manchester United.

Ambos realizan el Ramadán y ello no les impide realizar sus entrenamientos ni jugar sus partidos.

El Ramadán (3) es un proceso de ayuno que realizan los que son musulmanes.

Por el contrario lo realizan con total normalidad. Después del mes en el que realizan su ayuno se encuentran en iguales condiciones físicas.

Por lo que no hay ningún problema.

Con este ejemplo rompemos otro mito.

Foto: Pixabay

4- No es bueno ejercitarse en ayuno

Tanto Touré como Pogba son jugadores profesionales de fútbol, por lo que no asistir a un entrenamiento no es una opción. Mucho menos por razones religiosas.

Si bien no es recomendable entrenar al 100% de la capacidad sino más bien a un 40% y por un menor tiempo. Ambos jugadores realizan sus entrenamientos sin problemas.

Porque una vez que finaliza el tiempo de ayuno ingieres sus raciones de comida con total normalidad. Cumpliendo con sus exigencias energéticas y calóricas.

Por eso es tan importante que conozcas cuantas calorías debes consumir para lograr tu objetivo.

Por lo que deja de creer que no es bueno ayunar. No te asuste con esta palabra.

El cuerpo tiene energía almacenada que va a utilizar cuando hagas tu ayuno intermitente y vayas a ejercitarte con normalidad.

No te va a consumir los músculos y tu glucógeno almacenado se va a activar sin causar ningún destrozo a tu organismo.

Incluso un estudio realizado en ciclistas determinó que el ayuno mejoró sus capacidades físicas y su rendimiento (4).

ayuno intermitente
Foto: Pixabay

5- El metabolismo no cambia

Otra de las falsas creencias que hay con el ayuno intermitente es que puede llegar a afectar a tu metabolismo.

Tanto que se va a ralentizar. Esto te llevaría a un aumento de peso, ya que no quemarías la misma cantidad de calorías.

Esto tampoco es cierto.

Tu metabolismo no va a cambiar porque unas 2 o 3 veces por semanas realices un ayuno.

Para que el metabolismo de una persona vaya más lento el cuerpo se tiene que ver sometido a un larguísimo periodo sin ingerir comidas.

Un estudio determinó que el metabolismo se ralentiza cuando el cuerpo tiene por lo menos tres días sin ingerir algún alimento (3).

De esto no se trata el ayuno intermitente, porque no puedes someter al cuerpo a tanto tiempo sin recibir ningún alimento.

Por ello no es el culpable de que se ponga más lento.

ayuno intermitente

6- Hace variar el azúcar en la sangre

Esto principalmente les preocupa a las personas que son diabéticas o con tendencia a serlo.

El cambio de azúcar en la sangre no es algo que se pueden tomar a la ligera. Por ello deben cuidar muy bien su dieta.

Pero al igual que en los otros mitos. Un ayuno intermitente bien realizado no afectará tu nivel de azúcar en la sangre.

Un estudio demostró que incluso una persona que tenga diabetes puede estar 72 horas (5) sin ingerir alimentos y a pesar de ello no le afectará.

Esto se debe a que el cuerpo se ajusta a sus necesidades y el cerebro manda una señal de que debe cambiar su estado metabólico.

Incluso después de tu ayuno puedes hacer ejercicio de alta intensidad y no tendrás problemas con tus niveles de azúcar.

Ni tu glucógeno, así que los músculos estarán fuera de peligro, tal como lo mencionamos más arriba

Llegó el momento de dejar todas esas falsas creencias o mitos que están detrás del ayuno intermitente.

Todo lo que se dice es por personas que no lo hicieron de la forma correcta.

Cometieron errores que nada tienen que ver con el ayuno.

El cuerpo humano está diseñado para poder resistir largos períodos sin recibir alimentos. Incluso si en ellos se realiza actividad física.

No se trata solo de un tema de actualidad. Sino que quedó demostrado en toda la historia evolutiva de los seres humanos.

ayuno intermitente
Foto Pixabay

Beneficios del ayuno intermitente

Después de romper los mitos más comunes que hay alrededor del ayuno intermitente queremos hablarte de sus beneficios.

Sí, hay beneficios.

Cuando realizas ayuno intermitente de forma ocasional vas a:

  • Retardar la aparición de los signos de la edad (6)
  • Podrás perder peso (1)
  • Tus indicadores de grasa en el organismo bajarán
  • Corazón más sano (7)
  • Los triglicéridos estarán controlados
  • El colesterol en la sangre bajará de forma paulatina (8)

Lo mejor de todo es que la pérdida de peso y de grasa que tengas en el organismo no va a afectar en nada a tus músculos. Así que puedes respirar tranquilo.

Como ves lejos ser perjudicial para la salud te vas a sentir mucho mejor.

ayuno intermitente
Gráfico: Pixabay

Referencias

1 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20045425

2 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21410865

3 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17374948

4 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19197210?dopt=Abstract

5 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/3661473

6 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25546413

7 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20300080

8 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20880415

Lissa Gonzalez

Licenciada en nutrición y dietética UCV
Certificación ISAK I
Curso Internacional de Nutrición y Energética en la actividad física y el deporte. Universidad de Morón, Buenos Aires, Argentina.

LA PROTEINA QUE TE RECOMENDAMOS ES:
En Rebaja
100% Whey Protein Gold Standard de Optimum Nutrition
Te provee de 24 gramos de proteína, contiene 5.5g de BCAA y 4 gramos de Glutamina. Es libre de Gluten. Más de 20 sabores para elegir
Loading...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.