¿Qué es la sobrecarga progresiva y cómo lograrla?

Para progresar correctamente en el gimnasio y conseguir tu objetivo evitando el estancamiento, te voy a hablar de un principio que deberías aplicar en tu entrenamiento:

Y es el principio de la sobrecarga progresiva.

Es imposible estar en tu mejor versión (en tu nivel de rendimiento más alto) durante los 12 meses del año.

Por eso no es conveniente entrenar de la misma manera todo el año, aplicando la misma intensidad, el mismo volumen de entrenamiento, descansos, etc. en todos los entrenamientos.

Ya que con ello sólo conseguirás, estancarte, sobre entrenarte, y ser más sensible a posibles lesiones.

La mejor estrategia es gestionar bien todas las variables del entrenamiento periodizándolas por épocas durante el año.

Sin entrar en muchas complejidades, voy a darte una herramienta muy sencilla para que puedas ir progresando poco a poco en tus entrenamientos.

Lo que hará que te mantengas más motivado al comprobar como tu nivel de forma mejora.

Este principio del entrenamiento es el más antiguo que se conoce.

Se cuenta que el mítico Milón de Crotona (siglo VI a.C), un gran campeón olímpico de la antigüedad, cuando era joven, se colgó un ternero recién nacido a la espalda y se iba desplazando con él.

A medida que el ternero crecía, los músculos y la fuerza de Milón, lo hacían paralelamente, hasta que llegó a ser capaz de levantar al buey adulto.

Esta historia no hace más que relatar el principio de sobrecarga progresiva, puesto que, la intensidad (ternero à buey) era cada vez mayor. 

 

Más adelante veremos cómo utilizar el principio de la sobrecarga progresiva, para que incrementes gradualmente tu capacidad de trabajo, tu fuerza y tu nivel de acondicionamiento físico de una forma sistemática, lógica y segura.

Pero debemos de entender antes algunos conceptos básicos.

Síndrome general de adaptación

Cualquier estresor externo (una sesión de entrenamiento) de la suficiente magnitud como para desequilibrar la homeostasis del organismo (estado de equilibrio), provocará una respuesta adaptativa en el organismo.

Respuesta que lo hará enfrentarse de nuevo a ese estímulo estresor en una condición más favorable (Síndrome General de Adaptación).

TIP

El concepto del síndrome general de adaptación justifica la necesidad de la sobrecarga progresiva dentro del entrenamiento.

 

Esto quiere decir que, el organismo debe ser expuesto a demandas progresivamente mayores (sobrecarga progresiva) a las normales para que existan adaptaciones provocadas por el entrenamiento.

Estas adaptaciones dependiendo del objetivo del entrenamiento, pueden ser (1):

  • Neurales
  • Mejoras fisiológicas
  • Aumentos en la masa ósea
  • Incrementos en la fuerza de los músculos
  • Mejora en la tolerancia del ácido láctico
  • Mejora en el umbral de lactato
  • Mejora en la potencia aeróbica máxima

Respuesta del organismo ante el estrés

En la respuesta al estrés hay tres etapas involucradas (Hans Seyle):

Alarma, resistencia y agotamiento (1).

La fase de alarma

El cuerpo entrará en la fase de alarma cuando se le imponga un estímulo nuevo o más intenso que genere estrés.

Durante esta fase el atleta puede experimentar una caída temporal del rendimiento.

Esto puede ocurrir por ejemplo:

Cuando comenzamos un plan de entrenamiento, cuando añadimos un ejercicio nuevo a nuestra rutina, etc.

A esta fase le sigue:

La fase de resistencia.

Fase que consiste en la adaptación del cuerpo al estímulo y el retorno a la normalidad.

Las primeras adaptaciones en producirse son las adaptaciones neurológicas, mientras que las adaptaciones musculares tienen lugar posteriormente.

Esto ocurrirá cuando llevemos un tiempo realizando un plan de entrenamiento.

Nuestros músculos se irán adaptando poco a poco a los estímulos aumentando nuestro nivel de condición física.

La fase de agotamiento

La fase de agotamiento se alcanza si el estrés del entrenamiento persiste por un período de tiempo muy prolongado.

Esta fase deriva en sobreentrenamiento, fatiga mental, caída del rendimiento y riesgo de lesión (1). 

Lo ideal es evitar la fase de agotamiento.

Y esto es posible mediante una periodización apropiada y una adecuada recuperación.

Periodizando el entrenamiento, una persona puede estresar continuamente a su cuerpo a través de la sobrecarga progresiva a la vez que evita estancamientos o caída de su rendimiento.

Ley del umbral Arnold-Schultz (La magnitud del estímulo)

Para que un estímulo provoque adaptaciones, este tiene que superar el umbral de mantenimiento.

Pero sin sobrepasar el umbral de máxima tolerancia.

Según esta ley, la adaptación se consigue cuando se van asimilando estímulos sucesivamente crecientes.

Cada persona tiene un umbral diferente (en base a su genética, historial, descanso etc..).

Y dependiendo de la magnitud del estímulo (nivel de la sesión de entrenamiento) se producirán diferentes consecuencias:

  • Si la magnitud del estímulo está por debajo del umbral, no se generarán adaptaciones, por lo tanto, no se entrena. 
  • Si la magnitud del estímulo está cerca del umbral podría servir para mantenimiento.
  • Si la magnitud del estímulo es más intensa y sobrepasa el umbral, pero todavía se mantiene por debajo del umbral de máxima tolerancia, será un estímulo óptimo para progresar. 
  • Si la magnitud del estímulo es demasiado fuerte y supera el umbral de máxima tolerancia, repitiéndose con demasiada frecuencia, puede llevarnos al sobreentrenamiento y a un mayor riesgo de lesión.

El descanso

Nuestros músculos tienen que recuperarse de la fatiga ocasionada por el entrenamiento, para volver a alcanzar un nivel óptimo de condición física.

De hecho, si realizamos una correcta aplicación de carga-descanso, los músculos se recuperarán para alcanzar un mayor nivel que antes del estímulo.

Llevándose a cabo una supercompensación que es lo que se explica en la siguiente tabla.

Curva SRA (Stimulus-Recovery-Adaptation)

Los procesos de recuperación y adaptación necesitan un tiempo para completarse, el cual depende de diversos factores (tipo de entrenamiento, intensidad, volumen de trabajo, etc).

Como referencia, el descanso debería ser de 24-48 horas para los entrenamientos de fuerza, y de 48-72 horas para los entrenamientos de hipertrofia.

Aplicando estos conceptos en el caso de la hipertrofia muscular, por ejemplo, ocurrirá que cuando sometemos al músculo a un estímulo de sobrecarga (desequilibrando la homeostasis), seguido del descanso y nutrición adecuados, el resultado será una adaptación en el organismo en forma de crecimiento muscular.

Este estímulo de sobrecarga no solo debe ser suficiente para perturbar la homeostasis del organismo.

Sino que además deberá aumentar su magnitud con el tiempo conforme nos acercamos a nuestro máximo potencial.

TIP

Si lo que buscas es ganar fuerza y músculo, la sobrecarga progresiva debe ser el pilar principal de tu entrenamiento.

 

Tipos de sobrecarga progresiva

Ahora bien:

¿Qué estrategias podemos usar para realizar una sobrecarga progresiva?

Hay más de una forma de sobrecargar progresivamente nuestro entrenamiento.

La variable de entrenamiento que elijamos y la manera de implementarla y/o variarla dependerá de nuestros objetivos y condición física.

Los tipos de sobrecarga progresiva son:

RIR

Cada vez dejarse menos repeticiones en reserva por serie.

Más series o repeticiones

Realizar cada vez más repeticiones para la misma carga.

O realizando más series por ejercicio, aumentando el volumen del entrenamiento.

Carga

Aumentar progresivamente el peso, a medida que ganamos fuerza, moveremos de una forma más sencilla una determinada carga.

En ese momento estaremos preparados para incrementar sustancialmente la carga, y por tanto la intensidad del entrenamiento.

Frecuencia de entrenamiento

Aumentar el número se sesiones de entrenamiento o aumentar la frecuencia con la que entrenamos un grupo muscular, respetando siempre el descanso entre sesiones.

Tiempo bajo tensión

Aumentando el tiempo de contracción muscular podemos enfatizar más sobre la fase excéntrica del movimiento que es donde mayores ganancias de masa muscular existen.

Es decir, mantener el músculo realizando trabajo durante más tiempo.

Descanso entre series

Esta variable determinará la intensidad de tu entrenamiento.

En función del objetivo del entrenamiento podemos modificar el descanso, reduciéndolo para aumentar el volumen del entrenamiento o incrementándolo para elevar la intensidad del entrenamiento.

Ejemplos de sobrecarga progresiva

 SOBRECARGA PROGRESIVA
 RIRREPSSERIESKG
SEMANA 13 x 8 RIR 33 x 83 x 83 x 8 x 60 kg
SEMANA 23 x 8 RIR 23 x 94 x 83 x 8 x 62,5 kg
SEMANA 33 x 8 RIR 13 x 105 x 83 x 8 x 65 kg
SEMANA 4DESCARGADESCARGADESCARGADESCARGA

¿Cómo plantear una sobrecarga progresiva dentro de una periodizacion para hipertrofia muscular?

La periodización que utilizaremos con el objetivo de hipertrofia muscular se dividirá en fases con diferentes rangos de fuerza, y podemos distinguir 2 fases:

1. Una primera fase en donde el volumen de entrenamiento es más elevado que la intensidad.

2. Una segunda fase en la que se aumenta la intensidad bajando el volumen.

En esta periodización existirán fases de acumulación e intensificación.

Fase de acumulación

Se caracteriza por un elevado volumen de trabajo y un bajo nivel de intensidad (referido al % del 1RM). 

La selección de ejercicios es amplia (más ejercicios por grupo muscular) y el número de series y reps es “medio-alto”. 

El tiempo de descanso entre series se reduce para incrementar la densidad de entrenamiento.

Fase de intensificación

Se caracteriza por un alto nivel de intensidad (carga) y un volumen de entrenamiento bajo

La selección de ejercicios es más cerrada, priorizando los ejercicios básicos (sentadilla, press banca, dominada, press militar, remos, peso muerto…).

Se reducirá el número de repeticiones aumentando ligeramente el número de series por ejercicio.

El tiempo de descanso entre series se incrementa para conseguir una recuperación neural máxima, y para facilitar los levantamientos pesados. 

En esta fase el Sistema Nervioso Central (el cual es clave que sea eficiente para la hipertrofia muscular) se encuentra muy solicitado.

Sin embargo, los músculos se sobrecompensan debido a la reducción del volumen de entrenamiento.

La duración más frecuente de las fases es de 4 semanas.

La estructura de cada fase busca incrementar progresivamente la dificultad de la sesión cada semana, y reducir el estrés de entrenamiento durante la última semana de cada bloque (descarga estratégica).

Para realizar una sobrecarga progresiva cada semana, dependiendo de la fase de entrenamiento en la que te encuentres, es más recomendable realizar un tipo de estrategia u otra.

En el caso de estar realizando una fase de acumulación, la estrategia más recomendable para realizar una sobrecarga progresiva es la de incrementar las series, bajar el RIR, realizar más repeticiones, acumular más tempo intra-serie ó acortar el descanso.

Siempre y cuando se realicen series efectivas, es decir, que exista un RIR 1-3, % de RM adecuado y entre 6 y 12 reps.

En caso de estar realizando una fase de intensificación, la estrategia más recomendable para realizar una sobrecarga progresiva es la de incrementar la carga, o las series.

Ejemplo de periodizacion con sobrecarga progresiva

Es fundamental individualizar el plan de entrenamiento.

E ir ajustándolo en base a las diferentes circunstancias que se pueden ir dando en el proceso.

También hay que dejar claro que un mismo programa puede no ser eficaz en 2 personas diferentes, ya que influyen muchos factores que hay que tener en cuenta. 

Pero para ver un tipo de periodización de manera más gráfica, a continuación, presento un simple ejemplo de cómo podría periodizarse en el caso de una persona de nivel intermedio que domine la técnica de los ejercicios en el gimnasio.

Repito, es un simple ejemplo con el objetivo de poder visualizar la periodización gráficamente.

Para periodizar el entrenamiento es fundamental conocer al deportista, historial médico, experiencia, disponibilidad, etc.

Ejemplo Macrociclo

MES 1MES 2MES 3MES 4MES 5MES 6
ACUMULACIÓNACUMULACIÓNINTENSIFICACIÓNACUMULACIÓNACUMULACIÓNINTENSIFICACIÓN

Ejemplo 3 mesociclos

Como puede observarse en la tabla, cada mesociclo (mes) se compone de 3 semanas de carga y una de descarga.

Las series mostradas en la tabla deben de ser efectivas.

Es decir, que exista un RIR 1-3 y que la carga esté entre el 60-80% del 1RM.

Además, se refiere a “series por grupo muscular a la semana”.

En las 3 primeras semanas de cada mes se opta por realizar una sobrecarga progresiva en número de series.

Y en la última semana del mes el número de series se reduce aproximadamente en un 50%, mientras que la intensidad se incrementa.

Esta descarga de volumen se realiza para lograr una supercompensación y adaptación mediante reconstrucción muscular.

Previniendo además el sobreentrenamiento sin necesidad de parar de entrenar. 

La primera semana del mes 2 se comienza con más series efectivas que en la primera semana del mes 1.

Continuando con la sobrecarga progresiva y acumulando más trabajo efectivo por sesión.

Para principiantes

Si empiezas en el gimnasio y eres principiante, en primer lugar, hay que trabajar la técnica de los ejercicios correctamente, (sentadilla, peso muerto, press banca, …) antes de centrarse en la carga.

Por poner un ejemplo:

En el caso de la sentadilla, algunos principiantes deberán de empezar por hacer ¼ de sentadilla con el propio peso corporal.

Poniéndoles como referencia un cajón para realizar la técnica correctamente.

Y semana a semana progresar aumentando el rango de movimiento ligeramente.

Por lo tanto, en el caso de los principiantes, habrá ejercicios (sentadilla, zancadas, peso muerto, flexiones, puentes de glúteo…) que tienen que  dominar con su propio peso corporal antes de agregar carga.

Y la sobrecarga progresiva será aumentar el rango de movimiento.

Además, llegará un momento que habrá ejercicios que solo permitan progresiones en carga muy pequeñas a lo largo del tiempo.

Con lo cual habrá que progresar en repeticiones en vez de en carga (elevaciones laterales, extensiones de tríceps, ejercicios unilaterales…).

Es decir, ocurrirá que habrá ejercicios en donde no se podrá mover más peso que la semana anterior a mismas repeticiones.

Por tanto, tendremos que progresar intentando realizar una repetición más con la misma carga que la semana anterior.

Cuando llega el momento en el que puedes hacer 2-3 repeticiones más con la misma carga, trata de subir la carga.

La sobrecarga progresiva no es lineal, si eres principiante los primeros meses progresarás enormemente.

Pero llegará el momento en el que será más difícil progresar.

Y habrá semanas que serán muy buenas y otras no.

Pero a largo plazo estarás más fuerte y en mejor forma. 

Infografia: Guía básica de progresión

Ep22 Sobrecarga progresiva con Ernesto de la Vega @Delavegatrainer

Referencias Bibliográficas

  1. Baechle TR, Earle RW. (Eds.) (2000). Essentials of Strength Training and Conditioning (2nd ed.). Champaign, IL: Human Kinetics
  2. Ashley Kavanaugh (1992). The Role of Progressive Overload in Sports ConditioningNSCA Performance Training Journal, 6(1):15-17
  3. Siff, M. C., & Verkhoshansky, Y. (2004). Superentrenamiento (Vol. 24) (2ª edición). Barcelona, España: Editorial Paidotribo.
  4. Schoenfeld, B. (2013). The MAX muscle plan. Champaing IL, United States: Human Kinetics.
  5. Helms, E. R., Fitschen, P. J., Aragon, A. A., Cronin, J., & Schoenfeld, B.J. (2015). Recommendations for natural bodybuilding contest preparation: resistance and cardiovascular training. J Sports Med Phys Fitness55(3), 164-78. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24998610
  6. Schoenfeld, B. J. (2010). The mechanisms of muscle hypertrophy and their application to resistance training. The Journal of Strength & Conditioning Research24(10), 2857-2872. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20847704
  7. Schoenfeld, B. J., Ratamess, N. A., Peterson, M. D., Contreras, B., & Tiryaki-Sonmez, G. (2015). Influence of resistance training frequency on muscular adaptations in well-trained men. The Journal of Strength & Conditioning Research29(7), 1821-1829. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25932981
  8. Bompa, T. O. (2006). Periodización del entrenamiento deportivo (Vol.24). Barcelona, España: Editorial Paidotribo.
  9. Krieger, J. (2010). Single vs. multiple sets of resistance exercise for muscle hypertrophy: a meta-analysis. The Journal of Strength & Conditioning Research24(4), 1150-1159. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20300012
  10. Schoenfeld, B. J., Ogborn, D., & Krieger, J. (2017). Dose- response relationship between weekly resistance training volume and increases in muscle mass: A systematic review and meta-analysis. Journal of sports sciences35(11), 1073-1082. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27433992

Lo último en ciencia aplicada a la nutrición y al entrenamiento, sin tecnicismos y fácil de entender

Rutinas, dietas, tips y esas cosas, GRATIS y directo a tu email cada semana

Lo último en ciencia aplicada a la nutrición y al entrenamiento, sin tecnicismos y fácil de entender

Rutinas, dietas, tips y esas cosas, GRATIS y directo a tu email cada semana

Ernesto De La Vega
Licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte UDC (Universidad de A Coruña, España) Técnico superior en animación de actividades físicas y deportivas (TAFAD) I.E.S. “Rodolfo Ucha Piñeiro” (Ferrol, España) MBA (Master en dirección y administración de empresas EUDE Business School (Madrid, España)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.