Como afecta la depresión a nuestro peso

Como afecta la depresión a nuestro peso

Uno de los grandes síntomas de la depresión son los cambios de peso. Podemos subir o bajar nuestra talla con esta enfermedad, pero no de una manera saludable, porque no se trata de un beneficio, sino de los cambios que se producen en nuestra calidad de vida.

Todos tenemos claro que la depresión es peligrosa. Existen muchas personas que por diferentes situaciones de la vida terminan cayendo en esta enfermedad, que incide directamente en nuestro peso, por lo que hablaremos de las maneras en que nos afecta, así como de lo que podemos hacer para contrarrestar estos efectos.

La depresión, que puede surgir en personas de todas las edades, es un trastorno del estado anímico, cuando los sentimientos de frustración, tristeza e ira, terminan afectando nuestra vida durante un tiempo determinado.

Muchos se han sentido tristes, derrumbados o frustrados en determinado momento, por alguna situación que nos ha sucedido, pero cuando supera un período corto, terminas entrando en un ciclo sin una aparente salida, allí es que hablamos de la depresión como una enfermedad.

Debemos tener claro que no todas las personas son iguales, no sufren la depresión de la misma manera, ni tienen una idéntica reacción ante algunas circunstancias, por lo que varios estudios recientes señalan que algunos pierden peso cuando se deprimen, aunque es más probable que aumentes.

Incluso varios expertos han demostrado que la obesidad aumenta el riesgo de la depresión  y viceversa, es algo muy delicado que se da por algunos de sus síntomas.  Igualmente también es importante destacar que las personas con depresión tienen más riesgo de ganar peso en comparación con los que están felices, además esta enfermedad nos puede traer otros riesgos como diabetes, hipertensión, o infarto por esos kilos de más.

Es importante conocer los peligros de esta enfermedad, porque si estamos en una dieta que no da resultados o no le conseguimos explicación a los kilos que estamos bajando, la respuesta se puede encontrar en la depresión.

 

Principales síntomas de la depresión  

 

– Comenzamos a comer en exceso o perdemos el apetito

– Desgano general ante cualquier actividad

– Cansancio, fatiga y disminución de energía

– Insonmio

– Dolores de cabeza

Ansiedad

Sedentarismo

– Dificultad para tomar decisiones y concentrarse

– Sentimientos negativos: culpa, impotencia, pereza

– Cambios de humor: irritabilidad, tristeza, ansiedad

– Pensamiento suicidas

– Nos alimentamos de manera indebida

 

¿Por qué se da un aumento de peso?

Primero vamos a hablar de las razones por las que sufrir de depresión, influye en un aumento de peso. Muchos piensan que esta enfermedad nada más nos hace bajar kilos, pero los estudios afirman que el estrés es el causante de la depresión, y esto genera que aumentemos algunas tallas.

La depresión es exceso de pasado, el estrés es exceso de presente y la ansiedad es exceso de futuro

Si sufrimos de estrés en altas cantidades durante un largo periodo de tiempo, la hormona cortisol segregada por las glándulas suprarrenales se eleva, algo que nos produce fatiga, menos ganas de hacer cosas y estimula el almacenamiento de grasa corporal, específicamente en el abdomen, por lo que terminamos engordando.

Otro de los síntomas de la depresión, como es la ansiedad, tiende a calmarse cuando comenzamos a consumir alimentos, algo que nos lleva subir de peso. Además, tenemos claro que muchas veces cuando nos sentimos tristes o de mal humor, buscamos comidas altas en grasa y azúcar, para que nos ayuden a mejorar nuestro estado de ánimo.

El principal problema es que precisamente los alimentos que consumimos en esas circunstancias contienen muchas calorías, como el caso de las galletas o el chocolate, por lo que termina elevando la glicemia, algo que también nos puede llevar a sufrir de mayor ansiedad, dolores de cabeza o cambios de humor. Se trata de un ciclo peligroso, todo por el estrés y la depresión.

 

Pérdida de peso

Por su parte, al momento de hablar de depresión, debemos tener en cuenta que se encuentra muy relacionada con los desórdenes alimenticios como la bulimia o la anorexia, además otro de los síntomas es la pérdida del apetito o de las ganas de comer, por lo que de una u otra manera nos termina afectando al cambiar nuestra relación con la comida.

Es que cuando sufrimos de depresión, esa misma tristeza, desgano, o cansancio, nos lleva a la inactividad, a no querer hacer nada, comenzamos a saltarnos las comidas, allí es cuando llegan las enfermedades y la perdida de kilos, de una manera poco saludable.

Un punto a resaltar es que los expertos indican que cuando una persona no se alimenta de buena manera, disminuye su energía cerebral, generando mayor depresión, ansiedad y problemas de concentración, con lo que entraríamos en otro ciclo parecido al que se sufre con el aumento de peso, algo que nos deja claro la importancia que tiene una alimentación correcta y balanceada, en nuestra calidad de vida.

 

Varios desequilibrios

Otro de los grandes aspectos a tomar en cuenta es la importancia de la serotonina, un neurotransmisor que controla el cerebro, con una función de regular funciones en el sistema nervioso como movimientos musculares, estado de alerta, habilidad para dormir o actividad mental.

Cuando tenemos una dieta pobre en nutrientes y falta de ejercicio, comienza a disminuir la cantidad de serotonina en el organismo, algo que nos lleva a la migraña, insonmio, u obesidad.  Es decir que en ese momento, en el que dejamos de alimentarnos de una manera correcta por la depresión, nos puede llevar a innumerables problemas.

Algo que también debemos tener claro, es que hay personas que al sufrir depresión, consumen más alimentos de lo habitual, pero en vez de engordar, terminan adelgazando, ahí ya estaríamos hablando de desequilibrios producidos en el cerebro que afectan varias hormonas y las enzimas digestivas.

En el caso de sufrir esta enfermedad, algunos comienzan a consumir antidepresivos, para sentirse mejor pero dentro de sus efectos secundarios, tenemos también la pérdida de peso, algo que no tiene relación con nuestros hábitos alimenticios, pero que nos afecta, es toda una cadena peligrosa.

 

¿Cómo evitar que influya en tu peso?

Ya nos dimos cuenta de lo peligrosa que puede resultar la depresión en nuestro peso, de una u otra manera nos termina afectando, pero no podemos resignarnos, debemos salir de ese estado y evitar que amargue nuestra vida, por eso te damos algunos consejos sencillos para evitar que influya en nuestro organismo.

  • Realiza una actividad física: Algunos recomiendan unos 150 minutos de ejercicio a la semana. Cuando estamos deprimidos, perdemos motivación, pero una actividad física que nos guste, puede ayudar. Además, algunos afirman que el ejercicio otorga placer, al igual que comer y colabora en el aumento de nuestra autoestima.
  • Mayor consciencia para elegir comida: La depresión nos puede acercar a la comida rápida, pero debemos evitarla, buscar alimentos saludables para evitar bajar de peso.
  • Habla con un médico: Un especialista te pueda recomendar tratamientos para la depresión, que no incidan en nuestro peso. Tienes que comentarle lo que te sucede en tus chequeos, para que te pueda ayudar.
  • No te quedes encerrado: Estar encerrado en nuestra casa, nos genera más ansiedad y angustia, además que estando entre cuatro paredes, podemos terminar comiendo en cualquier momento. Es mejor salir a caminar, para despejar la mente, algo que nos puede resultar muy útil.
  • Habla con alguien: Siempre es bueno que podamos conversar con otra persona, ya que desahogarnos, decir lo que nos sucede, nos puede hacer sentir un poco más aliviados, además podemos recibir un apoyo que necesitamos para salir del mal momento.
  • Evitar los desórdenes alimenticios: La bulimia o la anorexia, son síntomas asociados a la depresión. Debemos conversar con un especialista, nunca tomarlo como algo normal.
  • Quiérete más: Debemos valorarnos mucho más, darnos cuenta de lo valioso que somos, de toda las fortalezas que tenemos, para poder salir de esta enfermedad.

 

En lo que se refiere a la alimentación, debe ser balanceada, aunque recomiendan los cereales integrales, la avena integral, el col o repollo, así como la levadura de cerveza, el cacao y la melaza negra. Los expertos también indican que se debe controlar el consumo de la cafeína y evitar el tabaco.

Ante todo esto, lo más importante es que podamos salir de esta enfermedad, que produce muchos efectos negativos en nuestro organismo. Debemos enfrentar este trastorno, todo depende de nosotros. Hoy es un buen día para comenzar y mejorar nuestra calidad de vida.


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta