✔ Basado en evidencia científica

¿Funcionan los masajes reductores?

Los masajes reductores son uno de los procedimientos que se han abierto paso como uno de los más solicitados para acelerar el proceso en la mejora de algunas zonas de nuestro cuerpo. En especial la zona de las piernas y glúteos.

Todos, en mayor o menor medida, tenemos ciertas zonas corporales donde hay grasa y celulitis alojada que nos gustaría reducir, o eliminar, para estilizar un poco la silueta.

Es por eso que numerosos centros estéticos y spas se han encargado de ofrecer los masajes reductores como una alternativa para adelgazar, eliminar la grasa y reducir el contorno de la figura.

Pero ¿Qué tan efectivos son este tipo de masajes?

Sobre este tema se ha generado todo un debate entre los expertos en la materia, pues algunos difieren sobre su verdadero aporte y eficacia.

Por un lado, están los estudios que afirman que la utilización de los masajes reductores y las diferentes técnicas que existen a partir de él, han resultado beneficiosos (1).

Por otro, hay quienes opinan que “pretender reducir la grasa corporal manipulándola físicamente a través de un masaje resulta inútil” (2).

Debido a estas opiniones encontradas, en este articulo hablaremos sobre este tema que ha tomado especial relevancia y con ayuda de la evidencia científica, estableceremos cuán efectivos pueden ser para reducir esas zonas que deseamos.

¿En qué consisten los masajes reductores?

Para nadie es un secreto que a todos nos gusta vernos bien, por lo que en ocasiones solemos recurrir a una ayuda extra para acelerar algún proceso que estemos llevando a cabo.

Eso es lo que suelen ser los masajes reductores.

Estos nos podrían ayudar con la disminución de la grasa corporal acumulada y la celulitis en ciertas zonas del cuerpo.

Como lo mencionábamos al inicio, con esto se busca mejorar nuestro aspecto físico y estilizar la figura mejorando nuestro contorno corporal.

Para que esto suceda es necesario la implementación de movimientos intensos y con presión en las zonas específicas que deseemos cambiar.

De acuerdo a la Universidad Tecnociéntifca del Pacífico, estos aportaran calor y fricción para para ayudar a remover el tejido adiposo (4).

También nos ayudan a “intensificar la circulación y el metabolismo local, a reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías debido al aumento dela actividad motora” (4).

Uno de los aspectos que más influye para su éxito es el procedimiento a utilizar.

Los masajes reductivos se llevan a cabo con técnicas específicas, ya sean del tipo manual, como los masajes de fuerza, o con la ayuda de accesorios o equipos especializados, como la maderoterapia o el láser, de los cuales abordaremos en detalle más adelante.

Estos masajes son considerados como “técnicas de contorno corporal no invasivas” (1) pues no requieren de procedimientos quirúrgicos.

Es por ello que representa el área de más rápido crecimiento de la medicina estética (1), pues las intervenciones resultan ser costosas y poco accesibles para algunas personas (7).

Debido a esto, este método es ampliamente utilizado por hombres y mujeres de diferentes edades dentro y fuera del mundo fitness.

Zonas en las que se pueden aplicar

Los masajes reductores se pueden aplicar en cualquier parte del cuerpo, pero las zonas más frecuentes son:

  • Muslos.
  • Cintura.
  • Cadera.
  • Zona abdominal.
  • Torso.
  • Glúteos.
  • Debajo de la barbilla.

En cuanto a las mujeres, este tipo de masajes son más utilizados en la zona abdominal, la cadera, la cintura, los brazos y los muslos, pues estas tienden ser zonas donde más se acumula la grasa corporal (5) y la celulitis.

Los hombres por su lado los usan con más frecuencia para trabajar el abdomen y la zona pectoral debido a que es en la zona superior del cuerpo donde tienden a acumular grasa (6).

Métodos para realizar masajes reductores

Ahora bien, ya hemos mencionado los aspectos esenciales, por lo que resulta de gran importancia hablar de los métodos y técnicas que se utilizan para los masajes reductores.

Existen numerosos métodos para implementarlos, ya sea de forma manual o con cremas y aparatos especializados para potenciar su desempeño.

Cada uno de ellos tiene una función específica; aquí te contaremos de ellos y de su efectividad.

Técnicas manuales

Las técnicas manuales son unas de las más básicas e implementadas a la hora de realizar masajes reductores, pues requieren solo de movimientos con las manos, sin intervención alguna de equipos externos.

Entre esos movimientos se destacan: roces, amasamiento, golpeteo o percusión y fricción.

  • Roces: Este consiste en rozar o deslizar la mano sobre la piel ya sea de forma superficial o profunda.
  • Amasamiento: Para realizarlo se requiere de una gran intensidad y fuerza en las manos, pues es necesario comprimir la piel, el tejido subcutáneo y los músculos. Estos deben desplazarse y estirarse para lograr una mayor efectividad al intentar levantar planos profundos.
  • Golpeteo o percusión: Esta técnica requiere que se apliquen con las manos golpes ligeros en diversas partes del cuerpo con un ritmo constante. Pueden realizarse de forma superficial o profunda en zonas donde no se sienta gran dolor.
  • Fricción: Con esta se requiere una unidad entre la mano y la piel pues se pretende movilizar los planos más superficiales de la piel con los más profundos.

Como se ha podido evidenciar son diferentes los movimientos que se pueden implementar y todo dependerá de la necesidad de la persona.

¿Son efectivos a largo plazo?

La nutrióloga Mariana Alvarez, destaca que, de este tipo de técnicas, “debe tomarse en cuenta que sus efectos no son duraderos” (2) de allí la necesidad de combinar este método con otras estrategias.

Cremas reductoras

En este apartado me gustaría mencionar que hay personas que combinan los ejercicios mencionados anteriormente con cremas que dicen ser especializadas para la reducción de la grasa y de la celulitis.

En el mercado hay una gran cantidad de este tipo de productos que prometen ayudarnos en este proceso.

Pero ¿realmente funcionan?

ESTUDIO 

Un estudio (8) en el que se utilizó un tratamiento por 6 meses una crema con retinol (componente encargado de mejorar la textura y aspecto de la piel) para disminuir la celulitis, arrojó que solo se experimentó una mejora del 10% en la elasticidad en la piel, pero la apariencia de la piel no mostró mejora alguna.

 

Por otro lado, la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica, indicó en una investigación donde 45 pacientes usaron una crema a base de Metilxantina (estimulante del Sistema Nervioso Central) y la cual redujo significativamente el grosor de la grasa subcutánea durante un período de 2 meses (7).

Algunas cremas pueden ser más efectivas que otras, pero es necesario estudiarlas a detalle pues no todas son beneficiosas.

Maderoterapia

La maderoterapia es una técnica en la que se utilizan herramientas manuales de madera, como los rodillos o tablas, para realizar masajes que nos ayuden a disminuir la grasa localizada y la retención de líquidos.

Se ha vuelto muy popular, pues quienes la han utilizado pues aseguran que “puede reducir la celulitis”.

Hasta el momento no hay un estudio científico que confirme que este método sea 100% eficaz para ayudar con la eliminación de la grasa y la celulitis, por lo que se necesita más investigación para su determinación.

Lo que podemos concluir es que quienes lo han usado confirman que si tienen un efecto positivo para mejorar el aspecto de la piel, disminuir la retención de líquidos, activa la circulación y ayuda a moldear la figura, pero su resultado es algo temporal.

Para mantenerlo es necesario implementar estos ejercicios con regularidad.

Láser

Ahora pasamos a los métodos en los que se requieren de la intervención de aparatos especializados y de expertos para realizarlos.

El uso del láser como masaje reductor permite la intervención no invasiva para llevar a cabo la eliminación de la grasa subcutánea y la celulitis (3).

ESTUDIO 

Estudios indican que el láser tiene un efecto positivo, seguro y eficaz para mejorar la apariencia en muslos y glúteos (11) y no requiere de aplicación de técnicas manuales.

 

Otro estudio, que fue aplicado a un grupo de individuos, expuso que luego 6 meses de haber aplicado esta técnica, podían evidenciar resultados favorables y satisfactorios en la mejora de la apariencia de la celulitis (12).

Radiofrecuencia

La radiofrecuencua es una onda electromagnética que se usa para aumentar la temperatura de la piel más profunda sin ninguna sin ningún tipo de complicación epidérmica o dérmica (3).

Esta nos permitirá modificar el contorno corporal y para lograr una reducción de la celulitis (3).

De todos los métodos, esta es la que genera más debates y opiniones encontradas.

Algunos afirman que ofrece resultados beneficiosos y otros consideran que pueden resultar contraproducente.

Esto se debe a que, si se pretende agilizar el proceso reduciendo el tiempo de la sesión y se eleva la temperatura, podría resultar perjudicial para quien lo implemente, por ello es necesario seguir las recomendaciones de los expertos.

Sin embargo, estudios demuestran que al usar esta técnica correctamente, se evidencia un suavizado de la exposición de la celulitis y la reducción del tejido subcutáneo, lo que lleva a la reducción de la circunferencia corporal (3).

Así mismo, una vez realizado dicho procedimiento se puede recurrir a las sesiones de mantenimiento, las cuales pueden conducir a resultados “aún mejores y más duraderos” (14).

Ultrasonido

El ultrasonido, como las otras técnicas, trabaja para ayudar a moldear las zonas que no nos gustan.

Durante este proceso, se produce el rompimiento de las células con ondas sonoras de alta frecuencia, lo que resulta beneficioso para combatir la celulitis y la grasa localizada.

La misma puede realizarse en baja frecuencia, intensidad media y múltiple focalización, lo cual permitirá obtener mejores y eficaces resultados en la remodelación corporal y podrá mantenerse hasta 3 meses después de realizada (15).

ESTUDIO 

Un estudio también determinó que este tipo de procedimientos son “eficaces y seguros” y no presentan efectos secundarios para la salud (13).

 

Vibraciones

La implementación de la vibración en todo el cuerpo es una técnica que induce el trabajo muscular y aumenta la tasa metabólica (3).

Diversos informes indican que se presenta un aumento del gasto de energía, lo que va generando una disminución de la grasa corporal (3), y a su vez nos va ayudando con la reducción de las medidas.

ESTUDIO 

Un estudio publicado por el International Journal of Cosmetic Science, demuestra que el uso continuo del masaje vibracional también es beneficioso para mitigar los signos visibles de la celulitis (16) como la piel de naranja que suele generarse.

 

Al igual que otras técnicas antes mencionadas, los buenos resultados se mantienen con la continuidad de la aplicación del tratamiento.

En el momento que este se interrumpe, se pierde el progreso y se retorna al estado inicial.

Buena alimentación y ejercicio: ¿son necesarios?

Si estás buscando que solo con los masajes se reduzca la celulitis o se disminuya la grasa corporal que te molesta, es probable que te sientas decepcionado.

Los masajes podrían ayudar a reducir o a mejorar un poco la apariencia de la piel y vernos más tonificados, sin embargo, ¡no hacen milagros!

Una de las prioridades y las estrategias a implementar para tener éxito es llevar hábitos de vida saludables.

ESTUDIO 

Un estudio (9) expone que “no hay duda de que el estilo de vida inadecuado es un importante acelerador del síndrome de la piel de naranja (celulitis). La ingesta excesiva de productos alimenticios ricos en grasas, con un alto contenido en sal y conservantes se ha asociado con el desarrollo de diversos trastornos metabólicos, incluida la hiperinsulinemia, condición que puede aumentar la lipodistrofia. Un estilo de vida sedentario juega un papel similar”.

“La falta de actividad física aumenta la gravedad de la celulitis, al debilitar la capa muscular de los vasos sanguíneos y provocar hemostasia local. Esta condición conduce a hipoxia secundaria e isquemia del tejido adiposo. El consumo de alcohol estimula la lipogénesis y provoca deshidratación corporal, lo que resulta en el almacenamiento excesivo e inadecuado de grasa. Fumar da como resultado cantidades significativamente mayores de radicales libres en el cuerpo y la contracción de los pequeños vasos sanguíneos responsables de las deficiencias microcirculatorias locales. Esto puede contribuir al desarrollo de la celulitis, dando como resultado su progresión clínica”.

 

Es más que necesaria una buena, equilibrada y sana alimentación, sobre todo con las porciones adecuadas para cada organismo.

Además, debemos realizar ejercicio físico de forma regular, pues con esfuerzo y dedicación si se verán los resultados.

Conclusiones

Como se ha podido evidenciar a lo largo de la investigación, los masajes reductores nos pueden ayudar a moldear la figura, si están bien empleados.

Son numerosas las técnicas y métodos que se pueden usar para llevarlos a cabo, pero no todas son los que parecen y hay unas con mejores resultados que otras.

Casi todos los métodos mencionados, a excepción de uno solo, no mantienen los resultados a largo plazo.

Para mantenerlos es necesario que esto se realice de forma constante.

Es necesario entender que ellos solos, sin la ayuda de una estrategia a seguir, en el que se incluya el entrenamiento y la buena alimentación, no podrán funcionar debidamente.

Referencias

  1. Kennedy J, Verne S, Griffith R, Falto-Aizpurua L, Nouri K. Non-invasive subcutaneous fat reduction: a review. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2015 Sep;29(9):1679-88. doi: 10.1111/jdv.12994. Epub 2015 Feb 9. PMID: 25664493. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/25664493/
  2. La verdad sobre los masajes reductivos. (2014). Mariana Alvarez Acevez. https://hablandodenutricion.com/2014/07/24/la-verdad-sobre-los-masajes-reductivos/
  3. Z, Halabchi. F, Mazaheri, R, Abolhasani. M, Tabesh. M. (2016). Review of the Mechanisms and Effects of Noninvasive Body Contouring Devices on Cellulite and Subcutaneous Fat. International Journal of Endocrinology and Metabolism. Disponible en. https://brief.land/ijem/articles/17739.html
  4. Masaje reductivo. Universidad Tecnocientífica del Pacífico SC. http://tecnocientifica.com.mx/masaje-reductivo.html
  5. Grasa abdominal en las mujeres: cómo eliminarla y evitarla. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/womens-health/in-depth/belly-fat/art-20045809
  6. ¿Dónde se acumula la grasa corporal en los hombres? Man Medical Institute. https://manmedicalinstitute.com/blog/grasa-corporal-hombre-donde-se-acumula/#Donde_acumulan_los_hombres_la_grasa_corporal
  7. Lesser T, Ritvo E, Moy LS. Modification of subcutaneous adipose tissue by a methylxanthine formulation: a double-blind controlled study. Dermatol Surg. 1999 Jun;25(6):455-62. doi: 10.1046/j.1524-4725.1999.08243.x. PMID: 10469092. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/10469092/
  8. Piérard-Franchimont C, Piérard GE, Henry F, Vroome V, Cauwenbergh G. A randomized, placebo-controlled trial of topical retinol in the treatment of cellulite. Am J Clin Dermatol. 2000 Nov-Dec;1(6):369-74. doi: 10.2165/00128071-200001060-00005. PMID: 11702613. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/11702613/
  9. Tokarska, K., Tokarski, S., Woźniacka, A., Sysa-Jędrzejowska, A., & Bogaczewicz, J. (2018). Cellulite: a cosmetic or systemic issue? Contemporary views on the etiopathogenesis of cellulite. Postepy dermatologii i alergologii, 35(5), 442–446. https://doi.org/10.5114/ada.2018.77235
  10. Jackson RF, Roche GC, Shanks SC. A double-blind, placebo-controlled randomized trial evaluating the ability of low-level laser therapy to improve the appearance of cellulite. Lasers Surg Med. 2013 Mar;45(3):141-7. doi: 10.1002/lsm.22119. PMID: 23508376. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23508376/
  11. DiBernardo B, Sasaki G, Katz BE, Hunstad JP, Petti C, Burns AJ. A multicenter study for a single, three-step laser treatment for cellulite using a 1440-nm Nd:YAG laser, a novel side-firing fiber, and a temperature-sensing cannula. Aesthet Surg J. 2013 May;33(4):576-84. doi: 10.1177/1090820X13480858. Epub 2013 Mar 27. PMID: 23536056. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23536056/
  12. Qin J, Guo ME, Xu XG, Zhang C, Yu CQ, Li YH, Chen HD. A clinical evaluation of noninvasive and contactless radiofrequency technique in the treatment of abdominal fat. J Cosmet Dermatol. 2021 Sep;20(9):2765-2768. doi: 10.1111/jocd.13892. Epub 2021 Jan 4. PMID: 33356001. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/33356001/
  13. van der Lugt C, Romero C, Ancona D, Al-Zarouni M, Perera J, Trelles MA. A multicenter study of cellulite treatment with a variable emission radio frequency system. Dermatol Ther. 2009 Jan-Feb;22(1):74-84. doi: 10.1111/j.1529-8019.2008.01218.x. PMID: 19222519. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19222519/
  14. Russe-Wilflingseder K, Russe E, Vester JC, Haller G, Novak P, Krotz A. Placebo controlled, prospectively randomized, double-blinded study for the investigation of the effectiveness and safety of the acoustic wave therapy (AWT(®)) for cellulite treatment. J Cosmet Laser Ther. 2013 Jun;15(3):155-62. doi: 10.3109/14764172.2012.759235. Epub 2013 May 21. Erratum in: J Cosmet Laser Ther. 2013 Jun;15(3):162. Russe-Wilfingsleder, Katharina [corrected to Russe-Wilflingseder, Katharina]; Russe, Elisabeth [added]. PMID: 23688206. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23688206/
  15. Trelles, Mario A, Mir-Mir, Sebastián, Ardiaca, María del Carmen, & Trelles, Kathrin. (2020). Remodelación de la grasa localizada con ultrasonidos de baja frecuencia, intensidad media y múltiple focalización: conclusiones preliminares. Cirugía Plástica Ibero-Latinoamericana46(1), 85-98. Epub 25 de mayo de 2020.https://dx.doi.org/10.4321/s0376-78922020000100013
  16. Sadowski T, Bielfeldt S, Wilhelm KP, Sukopp S, Gordon C. Objective and subjective reduction of cellulite volume using a localized vibrational massage device in a 24-week randomized intra-individual single-blind regression study. Int J Cosmet Sci. 2020 Jun;42(3):277-288. doi: 10.1111/ics.12613. PMID: 32181499; PMCID: PMC7317706.

¿Quieres seguir aprendiendo lo último en ciencia aplicada a la nutrición y al entrenamiento, sin tecnicismos y fácil de entender?

Rutinas, dietas, tips y esas cosas, GRATIS y directo a tu email cada semana

¿Quieres seguir aprendiendo lo último en ciencia aplicada a la nutrición y al entrenamiento, sin tecnicismos y fácil de entender?

Rutinas, dietas, tips y esas cosas, GRATIS y directo a tu email cada semana

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.