La Dieta del Huevo para Bajar de Peso

dieta del huevo

Hay momentos en los que necesitas bajar unos kilos de forma rápida.

Ya sea por un vestido de ensueño que quieres lucir o porque ya viene el verano y necesitas verte espectacular para sorprender a todos sin tener que esconder nada.

Y para poder lograrlo la dieta del huevo es una gran opción.

Hay muchas dietas en la actualidad. Pero no son una buena alternativa en la mayoría de los casos ya que evitan que comas algún grupo alimenticio y ese es un error.

El cuerpo siempre va a necesitar carbohidratos, proteínas y grasa y con la dieta del huevo están todos presentes.

Lo que sí debes saber es que el primero es el que más hay que reducir, pero las proteínas pasan a tener un gran protagonismo.

También debes saber que la dieta del huevo no la puedes extender en el tiempo. Recuerda que es solo para perder algunos kilos molestos.

Debe ser mínimo una semana y no más de tres.

Luego para evitar el efecto rebote debes mantener algunos elementos de la dieta como por ejemplo los alimentos cocidos al vapor o a la plancha.

Foto: Cortesía Pixabay

Los alimentos que conforman la dieta del huevo

La dieta del huevo es variada porque puedes comer muchas frutas y verduras.

No solo comerlas directamente sino preparar jugos y batidos. También ensaladas y en el caso de los vegetales pueden ser cocinados al vapor o cocidos.

Puedes usar todas las que quieras, no hay ninguna limitante.

En el caso de las frutas puedes usar las cítricas en jugos en los desayunos.

Algunas de ellas son:

  • Naranja
  • Mandarina
  • Limón
  • Pomelos
  • Parchita

Mientras que la:

  • Fresa
  • Mora
  • Kiwi
  • Piña
  • Uva
  • Melón
  • Patilla
  • Pera
  • Manzana
Foto: Cortesía Pixabay

Son opciones más viables para hacer ensaladas de frutas o para comer algunas porciones para acompañar el desayuno y la cena. Igual aquí aplica mucho el gusto de cada quien.

Mientras que en el caso de las verduras están:

  • Papas
  • Zanahoria
  • Remolacha
  • Espárragos
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Espinacas
  • Acelgas
  • Rúcula
  • Berenjena
  • Calabacín
  • Lechuga
  • Tomate
  • Cebolla
  • Coles de Brúselas
  • Berro
Foto: Cortesía Pixabay

Mientras más verduras puedas agregar al menú será mucho mejor para ti.

El secreto está en saberlas combinar para tener el efecto deseado.

Las verduras son muy bajas en calorías, solo hay que saber cómo comerlas y sobre todo las cantidades.

En el caso de las proteínas no solo está el huevo que es una alta fuente de este grupo (1), hay más de 40 alimentos ricos en proteína. También puedes comer carne, pollo y pescado.

Así que como ves son muchas las opciones que tienes.

Aunque muchos tildan a la dieta del huevo como aburrida solo se trata de aplicar un poco de imaginación.

Por supuesto que las carnes magras son las que deben estar presentes en el menú porque son bajas en grasas. El pavo y el cordero son las opciones más saludables. Te permiten tener más variedad en el menú a comer.

Las grasas las vamos a tomar de la que trae la carne; también del aceite de oliva y el aguacate como un acompañante.

Así que como ves están todos los grupos. Aunque el carbohidrato es bajo se puede comer arroz y pasta, si eliges las integrales le agregas mucha fibra. Lo mismo sucede con el pan, elige el integral que trae muchos beneficios.

 

Olvídate de…

Como en toda dieta hay ciertos alimentos que no puedes ingerir. Ni siquiera de forma de ocasional.

Lo único es que la dieta del huevo no es una que vayas a seguir de forma regular.

No debes excederte de las tres semanas.

Entre los alimentos que no podrás comer mientras quieras perder esos kilos están los dulces, tortas, donas, todo aquello que incluya harinas refinadas.

Tendrás que despedirte de las gaseosas y los jugos pasteurizados, ya que contienen una gran cantidad de calorías y azúcar que no te hacen nada bien.

La comida chatarra también está totalmente prohibida. Son demasiadas calorías y no ofrece ningún nutriente, ya que la grasa lo domina todo. También las salsas resultan muy poco saludables.

Tampoco debes consumir nada de alcohol ya que contiene muchas calorías. Ni siquiera el vino que es antioxidante, a menos que se trate solo de una copa.

El problema con el alcohol es que es muy difícil de controlarse con las dosis, nunca es solo uno. Entonces es mejor no provocar al cuerpo y mientras dure la dieta del huevo no tomar ni una gota.

Sabemos que no es fácil, pero hay que hacer algunos sacrificios para que puedas tener esa silueta perfecta que tanto quieres.

Solo va a ser por poco tiempo.

Eso sí después de ello nada de atiborrarte de dulces. Déjalo solo para ocasiones que sean especiales, de esta forma no vas a recuperar rápido esos kilos.

 

Beneficios del huevo

El cuerpo necesita de las proteínas para poder funcionar de forma perfecta y el huevo tiene una gran concentración.

Son muchos los procesos en los que participan. Así que los beneficios son muchos.

  • Da energía
  • Ayuda a la regeneración muscular
  • Ofrece saciedad
  • Fortalece los huesos (2)
  • Evita la degradación de la visión gracias a la lecitina (3)

Además los huevos contienen un montón de vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales (3) que son vitales para el organismo. Por lo que siempre es bueno tenerlo en nuestra dieta.

El menú de la dieta del huevo

No creerás que íbamos a dejar este post sin un menú a seguir por lo menos de una semana. Ya luego combina y pon tu imaginación a volar para que no te aburras a los pocos días.

Eso sí, una vez conseguido el objetivo debes aplicar una lenta transición a un menú un poco más completo, para evitar un efecto rebote que en muchas ocasiones ocurre.

Lunes

Desayuno

2 huevo cocidos con rebanadas de pan integral

 

dieta del huevo
Foto: Cortesía Pixabay

Almuerzo

  • 1 milanesa de pollo a la plancha
  • Vegetales al vapor: espinacas, espárragos y brócoli

Cena

1 huevo cocido con una porción de fruta

Martes

Desayuno

  • Avena
  • 1 huevo cocido

Almuerzo

  • 200 gramos de salmón, mero o bacalao al vapor
  • 1 papa en cuadritos
  • 1 taza de arroz integral

Cena

1 ensalada con lechuga, rúcula, linaza y pollo en cuadritos

 

Miércoles

Desayuno

  • Panquecas integrales
  • 1 huevo cocido
Foto: Cortesía Pixabay

Almuerzo

  • 200 gramos de pavo a la pancha
  • 1 ensalada de huevo, tomate, remolacha y papa

Cena

  • 1 ensalada de atún
  • 2 rebanadas de pan integral

 

Jueves

Desayuno

  • 2 huevos cocidos
  • Ensalada de frutas piña, melón y fresa

Almuerzo

Hamburguesas de pollo (hechas en casa). Las puedes armar con pan integral, lechuga y tomate.

De aderezo puede ser una vinagreta.

Cena

  • 1 huevo
  • Rebanada de pan
  • Un yogurt

 

Viernes

Desayuno

  • 1 tortilla con papa y zanahoria
  • 1 rebana de pan integral

Almuerzo

Pasta (preferiblemente integral) con pollo en cuadritos

Cena

  • 1 huevo
  • 2 tortillas de maíz integral

 

Sábado

Desayuno

  • 2 Huevos
  • Ensalada de fruta: kiwi, piña y naranja

Almuerzo

  • Mero al grill
  • Berenjenas y calabacín en cuadritos

Cena

  • Tortilla con un huevo y zanahoria
  • Una rebanada de pan integral

 

Domingo

Desayuno

  • Un huevo
  • 2 waffles de harina integral
Foto: Cortesía Pixabay

Almuerzo

  • Carne de ternera asada
  • 1 cama de vegetales, los de tus preferencias, aquí te recomendamos. Papa, espárragos y coliflor

Cena

  • 2 huevos
  • 1 ensalada de tomate y requesón
  • 1 pan tostado

Todos los desayunos saludables los puedes acompañar con un jugo de una fruta cítrica.

En la noche puedes tomar una infusión de manzanilla o tilo para que te ayuden a relajarte. También está la opción de un vaso de agua.

Debes saber que aquí las meriendas no están permitidas.

A menos que sientas mucha ansiedad prueba con las infusiones o tomar mucha agua, ya que cuando se mezcla con las proteínas se activa.

Si necesitas comer porque ya la ansiedad es demasiada prueba con porciones de frutas, pero no te excedas.

Con esta dieta debes aumentar tu consumo de agua, así tendrás el efecto deseado. Debes tomar por lo menos 8 vasos con agua.

 

Consulta a un especialista

Antes de comenzar con esta dieta debes consultar con tu médico de confianza. Siempre que se va a comenzar con algún régimen alimenticio hay que hacerse algún chequeo y hacerle llegar toda la información al especialista para que la autorice.

Además si le muestras el menú podrá darte alguna sugerencia de cuál grupo nutricional consumir en mayor medida. Recuerda que no todos los organismos son iguales.

 

Acompaña con ejercicios

Toda dieta debe ir acompañada de ejercicios. Recuerda que hay que quemar las calorías (4) que comemos sobre todo un poco más para que así se pueda dar la pérdida de peso. Sea la dieta del huevo o cualquier otra tienes que realizar alguna actividad física.

Hacer ejercicios por las mañanas lejos de dejarte agotada por el resto del día te brinda una mayor energía.

Las endorfinas harán de la suyas y te vas a sentir mejor.

Notarás un cambio en tu humor y la depresión no será un problema.

 

Referencias

1 https://www.ucm.es/data/cont/docs/458-2014-09-06-ConsumoHuevosCalidadNutricionalCARBAJAL-2014.pdf

2 https://www.assal.gov.ar/assa/documentacion/huevo_hallazgos_cientificos.pdf

3 http://www.wpsa-aeca.es/aeca_imgs_docs/wpsa1234543028a.pdf

4 http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0004-06222008000200002

Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta