4 tips para tener cenas saludables fuera de casa

No abandones tu vida social por querer comer sano siempre en casa. Aprende a navegar en los menús de los restaurantes y mantenerte dentro de tu dieta cuando comes fuera. Si quieres cenas saludables debes conocer que están poniendo en tu plato.

Hacer dieta no significa que tengas que olvidarte de las cenas románticas o perder noches fantásticas al lado de amigos y familiares solo por tu dieta. En vez de quedarte en casa y perderte la deliciosa comida del restaurante, debes aprender a comer de forma inteligente cuando estás fuera de tu zona de confort, donde puedes controlar lo que vas a comer. Te vamos a dar 4 tips para que puedas tener cenas saludables cuando tengas que comer fuera:

Tips para cenas saludables

1. No bebas tus calorías

Olvidarte de los refrescos, té procesado con exceso de azúcar y alcohol, es una de las mejores estrategias que puedes aplicar para reducir las calorías que ingieres durante una comida en la calle. Si ya usas este tip en tu casa porque no llevarlo a cualquier restaurante al que vayas. Elige las opciones libres de calorías como el agua, que además suele ser gratis, o algún jugo natural.

 

2. Toma el control de tu comida

Con demasiada frecuencia las personas no se atreven a decir sus preferencias personales cuando hacen un pedido en un restaurante. Nunca te sientas obligado a aceptar otra comida que no sea la que hayas planeado. No importa que tengas que preguntar por reemplazos que no están dentro del menú, lo importante es que no te desvíes de tu objetivo inicial que era tener una cena saludable. Toma el control de tu comida con los siguientes métodos:

Personaliza la preparación

En general los restaurantes son bastante buenos ofreciendo comidas cocidas al horno, al grill o a la plancha, pero ten en cuenta que con solo pedir que sea al grill puede que no sea suficiente. A pesar de ser cocidos al grill es posible que las carnes y pescados se cocinen usando mantequilla. No tengas miedo de pedirle al cocinero que mantenga las grasas alejadas de tu plato.

Escápate de las cosas gratis

No dejes que el pan de la cesta te haga caer. Recuerda que los snacks también cuentan, y complementar tus comidas con nachos o pan sumará calorías a tu cena. Toma control de la situación e infórmale al mesonero que no estás interesado en los snacks antes de comer.

Es posible que veas en un plato del menú, la quínoa que más te gusta, pero viene acompañada de pescado, y eres alérgico a la comida de mar. Y la carne que te hace caer la baba viene con unas papas cargadas de queso y mantequilla que harán que te salgas de la dieta. En vez de romper tu dieta, mejor habla con el mesonero y pídele un plato personalizado con la carne que tanto te gusta y la ensalada de quínoa.

No hay razón para que no modifiques un poco el menú y elijas la comida que mejor se adapte a tu dieta. Después de todo ellos tienen los ingredientes disponibles, tan solo deben adaptar el plato a tus necesidades. Toma el control de la comida y disfruta de una cena saludable.

 

3. Come proteínas, vegetales y carbohidratos

No necesariamente tienes que comer tus macronutrientes en ese orden bocado por bocado pero debes enfocarte principalmente en consumir la proteína y los vegetales antes de entrar con los carbohidratos.

La proteína y los vegetales altos en fibra ayudan a reducir la digestión lo que garantiza que te sientas lleno y satisfecho mucho más rápido. Haciendo énfasis en estos dos macros estarás reduciendo la posibilidad de que seas tentado por un postre.

 

4. Controla desde el inicio

Desde tamaños extra grandes hasta los famosos “all you can eat” se están volviendo los lugares preferidos de la mayor parte de la población, y no es por la comida que sirven sino por el tamaño de los platos. Muchos piensan que mientras más grande es mejor.

Si caes en la tentación de comer en uno de estos lugares donde es más importante la cantidad que la calidad, es probable que termines consumiendo los macro nutrientes de tus próximos tres días en una sola comida.

Tweet: Si no puedes pronunciarlo, no lo comas

Si te encuentras en un restaurante con medidas desproporcionadas entonces solicita que te coloquen al lado de tu plato un envase de plástico de estos que se usan para colocar la comida para llevar. De esta forma podrás separar un par de porciones. Ojo, será como ordenar 2 comidas al precio de una.

 

Empieza a poner en práctica estos tips que te hemos traído y disfruta de tus cenas saludables fuera de casa. No pierdas el contacto con familiares y amigos por tu dieta. Toma control de la situación!


Loading...

No hay comentarios

Dejar una respuesta