10 Errores que cometes después de entrenar

Cuando decidimos que queremos ponernos en forma o por lo menos dejar de lado un estilo de vida sedentario debes conocer antes que nada los peores 10 errores que se cometen al terminar de entrenar.

¿Por qué?

¡Para que no los cometas!

Pero además de ello para que así puedas conseguir el objetivo que te hayas propuesto al iniciar con una vida más activa.

Aunque no lo creas estos son errores muy comunes. No solo de personas inexpertas sino también por aquellos que son asiduos al gimnasio.

Al final si nadie te dice que lo estás haciendo mal, cómo lo vas a cambiar.

Por eso es muy importante que pongas mucha atención a los detalles. Porque al final es eso, detalles que se te pueden escapar.

Para que sepas cuales son los 10 peores errores que se cometen al terminar un entrenamiento sigue leyendo. Aquí en Full Músculo te vamos a dejar una lista.

1.- No hidratarte correctamente

Aunque no lo creas hay personas que terminan de entrenar y no beben una gota de agua.

No solo es un error grave, sino que incluso pones en riesgo tu salud.

La hidratación no es un juego, es muy importante. Antes y durante el entrenamiento debes beber pequeños sorbos de agua.

De esta forma tus músculos van a tener energía siempre.

Las células de nuestro cuerpo se alimentan de agua y cuando no la tienen el organismo comienza a trabajar más lento. Es allí cuando aparece la fatiga.

Para evitar que la fatiga y el cansancio te ganen la partida es muy importante hidratarte.

Incluso cuando terminas de entrenar debes beber una buena cantidad de agua.

No hay nada mejor que el agua pura para hidratarse bien(1). Tu cuerpo repone energías y te sentirás mejor.

aguaCuidado con las deportivas y dile no a las energizantes

Así como hay personas que no se hidratan correctamente, hay otras que lo primero que hacen es ir por una bebida deportiva isotónica.

Aunque estas en su mayoría ayudan a reponer electrolitos y sales minerales que se pierden con el sudor.

Lo cierto es que están especialmente diseñadas para personas con fuertes rutinas de entrenamientos.

Si eres alguien que solo entrena 30 minutos o 1 hora no es tan necesario que vayas por una bebida deportiva cada vez que entrenas.

También debes tomar en cuenta que son bebidas con un alto contenido de azúcar y si lo que quiere es bajar de peso, no te estará ayudando mucho.

Porque estarás agregando calorías vacías a tu dieta.

Eso sí. Lo que nunca, nunca jamás debes beber son las energizantes.

No solo tienen un alto contenido de azúcar, sino que la cantidad de cafeína que tiene hará que tu pulso cardíaco se acelere y ya viene de una actividad deportiva.

Las bebidas energizantes no son buenas para los deportistas.

2.- No cuidar tu higiene

Cuando decides comenzar a entrenar tienes que cuidar tu higiene. Aquí es tu salud la que está en juego.

Si eres de los que va al gimnasio debes cambiarte de ropa. Quitarte la sudada que está llena de gérmenes y bacterias.

Dejártela puesta puede enfermarte. Las bacterias se te quedan en el cuerpo y serás prácticamente un caldo de cultivo de enfermedades.

Amén de la higiene de andar todo sudado por la ciudad o montarte en tu carro así.

Usar ropa seca, empezando por las medias, permitirá que tus músculos se sientan mucho mejor. Incluso se relajarán mucho más.

También cuida la higiene de los aparatos que utilices para que la siguiente persona que vaya a la máquina no se quede con tu sudor.

Piensa en lo desagradable que es.

Otro punto es que al llegar a casa debes poner a lavar tu ropa. También tu botella de agua y tu colchoneta en caso de que la uses.

De esta forma no dejas que los gérmenes ni los malos olores permanezcan mucho tiempo en tus “herramientas” de trabajo para el gym.

3.- Ir de la actividad enérgica al reposo total

Cuando terminas tu rutina seguramente estás muy cansado o no te quieres ni mover.

Pero no puedes llegar a tu casa y lanzarte en el sofá a ver televisión.

Lo ideal es que cuando llegues a casa sigas haciendo tus actividades. Si vives en un edificio sube por las escaleras, realiza alguna limpieza.

Parar en seco puede afectar a tus músculos que aún están muy activos por la estimulación a los que han sido expuestos.

Incluso algunas personas que van al gimnasio terminan de usar la caminadora y ¡pum! Paran en seco.

Este es un error.

Lo ideal es que vayas bajando la intensidad de tus ejercicios poco a poco.

Enfriar tu cuerpo de forma progresiva.

Hay algunas maquinas de cardio que tienen incluida la función de enfriamiento que se activa durante 5 minutos aproximadamente luego de haber terminado.

De esta forma tus músculos y sobre todo el sistema nervioso entienden que ya está terminando el esfuerzo al que han estado sometidos.

Así las pulsaciones van bajando poco a poco hasta que vuelven a la normalidad.

4.- Salir sin abrigarte

Cuando haces ejercicio tu cuerpo aumenta su temperatura.

Tu cuerpo está caliente y tus músculos también. Por eso al salir del gimnasio debes hacerlo con una chaqueta.

Así vivas en una ciudad caliente, no es buena idea exponerte a un cambio de temperatura extremo.

Tus músculos necesitan ir aclimatándose poco a poco. Incluso tu propio sistema inmune se puede ver afectado.

Si en tu ciudad es invierno mucho más.

¡Puedes enfermar!

5.- No comer o comer demasiado

Aquí en este error son los extremos.

Hay personas que no comen nada después de entrenar y es un error gravísimo.

Tu cuerpo acaba de ser sometido a una exigencia y está ávido de nutrientes que tú debes ofrecerle.

Después de haberte duchado o cambiado puedes comer un snack saludable.

Un batido de proteína o una comida alta en proteína es lo ideal. Un puñado de frutos secos también es una buena idea.

La proteína es muy importante que la comas después de entrenar.

Puedes preparar tu mismo tu batido de proteína casero agregando un scoop de proteína e incorporando frutas, leches vegetales e incluso frutos secos.

como hacer un batido proteico

La proteína que te recomendamos es:

En Rebaja
100% Whey Protein Gold Standard de Optimum Nutrition
Te provee de 24 gramos de proteína, contiene 5.5g de BCAA y 4 gramos de Glutamina. Es libre de Gluten. Más de 20 sabores para elegir

Este macronutriente ayudará a tus músculos a crecer.

Un estudio(2) realizado en 20 jóvenes demostró que el grupo que tuvo una dieta alta en proteínas tuvo una mayor cantidad de masa magra que los que tuvieron otro tipo de dietas.

No solo repones energía. Sino que la proteína ayudará a alimentar tus músculos y también a su recuperación.

Puedes

Un poco de carbohidratos también es buena idea.

No te sentirás cansando al levantarte o para tu siguiente sesión de ejercicios.

Así como hay personas que no comen nada.

Hay otro que sencillamente se van al otro extremo.

Pues, ya sabemos que quemaste algunas calorías. Pero no por eso las vas a reponer de inmediato.

Aunque comas un snack saludable debes cuidar las porciones. No excederte y comer justo lo necesario.

Tampoco es que debes adelantar la cena y atiborrarte de comida.

Una especie de merienda es más que suficiente.

6.-Dormir poco o mal

Cuando decides entrenar de forma consciente, el descanso es primordial. Más aún las horas de sueño.

De esta manera tus energías se reponen y tus músculos se recuperan de la forma adecuada(3).

Si no descansas de la forma correcta, con el paso del tiempo se te hará cada vez más complicado seguir y cumplir tu rutina.

Esto se debe a que vas agotando tus energías.

Es durante tus horas de sueño cuando las fibras musculares se van regenerando.

Mientras que si eres de los que entrena muy temprano deberás buscar un hueco en tu horario para que hagas una siesta de media tarde o media mañana.

De esta manera tu cuerpo va a descansar de forma adecuada.

Los especialistas recomiendan que debes dormir por lo menos unas 8 horas diarias para poder aprovechar de todos los beneficios que te provee una buen descanso.

Beneficios de dormir bienAsí tu cuerpo podrá estar listo para tus ejercicios y tu rutina de trabajo o escuela.

7.- No estirar

Una vez que terminas tu rutina de ejercicio debes tomarte unos minutos para estirar de forma correcta.

No solo porque así le vas mandando la señal al cuerpo de que la actividad física ha finalizado.

Sino que tus músculos necesitan sacarse el ácido láctico.

De esta manera tu recuperación va a ser mucho más rápida y sentirás menos dolor(4).

Incluso no te tendrás que preocupar por las temidas agujetas que tienden a aparecer cuando te excedes en tu entrenamiento o cuando vienes de un largo periodo de no hacer ejercicio.

8.- Fumar y beber

Si decidiste comenzar a hacer ejercicio es porque quieres llevar un estilo de vida saludable.

Si al terminar un entrenamiento vas por unas cervezas con los amigos y no paras de fumar habrás perdido el tiempo.

El fumar no solo afectará tu resistencia. Al tus pulmones no trabajar de forma correcta te costará cada vez más soportar tus rutinas de entrenamiento.

Además cuando haces ejercicios expulsas toxinas del cuerpo y al fumar las llevas nuevamente al organismo.

Afectando así el correcto funcionamiento de diversos órganos.

En el caso de la cerveza es muy alta en calorías.

Además que las calorías de la cerveza son vacías, que no te aportan ningún tipo de nutriente.

Y que se suele acompañar de comida chatarra.

Por supuesto que beber una cerveza no echará por la borda tu sesión de ejercicios.

Pero vamos, a quién quieres engañar.

Si se trata de una salida con los compañeros de trabajo o los amigos todo termina en más de 3 o 5 cervezas o incluso en borracheras descomunales.

Un estudio(5) en hombres que entrenaban de forma constante bebieron cerveza después de sus entrenamientos y se mostró una disminución de su tasa de síntesis de proteínas.

9.- Ducharse con agua fría

El ducharse con agua fría puede resultar contraproducente para el organismo.

Sobre todo porque aún tu cuerpo está muy caliente por el ejercicio.

El cambio de temperatura tan brusco no es tan recomendado.

Lo ideal es que tomes una ducha con agua tibia para que poco a poco el cuerpo vaya recuperando su temperatura normal.

10.- Comer tarde por la noche

Este es quizás el error más común de todos. Aunque tienes un gasto calórico alto no puedes comer muy tarde por la noche.

O al menos no justo antes de acostarte.

Recuerda que a esa hora el cuerpo no quema la misma cantidad de calorías.

Si te da hambre o eres de los que duerme tarde decántate por una merienda saludable y hazla un par de horas antes de irte a la cama.

Referencias

  1. http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v26n1/articulos_especiales_3.pdf
  2. https://journals.lww.com/acsm-msse/Fulltext/2010/02000/Increased_Protein_Intake_Reduces_Lean_Body_Mass.14.aspx
  3. https://www.cimformacion.com/blog/deportiva/la-importancia-de-la-recuperacion-y-el-descanso-tras-el-ejercicio/
  4. https://www.puntofape.com/agujetas-o-dolores-musculares-post-entrenamiento-228/
  5. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0088384

 

Alan Sanders

Alan comenzó a escribir sobre salud para documentar su propia experiencia. El cayó en algunos malos hábitos durante años y sabía que las cosas tenían que cambiar. Y por esa razón Alan decidió colaborar en la web.

Última actualización el 2018-11-14 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

LA PROTEINA QUE TE RECOMENDAMOS ES:
En Rebaja
100% Whey Protein Gold Standard de Optimum Nutrition
Te provee de 24 gramos de proteína, contiene 5.5g de BCAA y 4 gramos de Glutamina. Es libre de Gluten. Más de 20 sabores para elegir
Loading...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.